Spain

Simón García González

Corregidme si me equivoco al situar los números de las casas, pero el tiempo transcurrido y los constantes cambios de numeración me lo ponen muy difícil; digo esto porque a pesar de que siempre encuentro este problema, hoy se acrecienta al coincidir varios negocios de los que voy a citar en muy poco espacio.

En 1898, Simón García González llega a Ourense con intenciones de abrir un almacén textil. Había nacido en 1868 en un pueblo zamorano de nombre Letrillas, y como tantos otros vecinos no tardó en descubrir que el futuro de la zona estaba complicado. A los 25 años se casa con Escolástica y a los once meses nace su primer hijo: Abelardo. En ese momento toma la decisión de abandonar el pueblo, instalándose en Vigo con Toribio García Ferrero (¿posible primo?), fundando el comercio El Nuevo Mundo (Puerta del Sol, 4) hasta ese 1898 en que se traslada a Ourense.

No lo puedo afirmar, pero el cambio de aires quizás fuera buscando olvidar un duro revés que sufrió en lo personal: su primera hija, Pilar, fallece con menos de un año de edad; por desgracia solo iba a ser la primera de hasta seis terribles perdidas que tuvo la familia. 

Ya en Ourense, abre en la Plaza Mayor (nº 11) Almacenes Siglo XX (hoy sería en una parte del local que ocupa el Tamarindo, anteriormente Librería Resvie), con percales, cretonas, merinos, lanas, rasos... todo un despliegue de género que llamaba la atención en una ciudad, en la que ya se sabía lo que era el “buen vestir”. 

Su asentamiento en la ciudad fue todo un éxito, ya que aunque existía competencia -Serafín Feijóo, la camisería de José María Rodríguez, varios afamados sastres, etc.-, la demanda en aquellos años era muy alta. Siguiendo la trayectoria de Simón, no es complicado interpretar que siendo un gran emprendedor, basaba su éxito en el trabajo y la seguridad; así fue que aconsejó a su hijo Abelardo que adquiriera formación en alta costura, para lo cual se desplazó a Madrid. A su vuelta inauguran en la calle de la Paz (nº 8) La Camisería Inglesa (octubre 1913). La elección del nombre me hace pensar en que la relación con su ¿primo? Toribio, continuaba en el tiempo, ya que ese nombre había sido el elegido para la segunda tienda en Vigo, la situada en Princesa 22, aunque también es cierto que era un nombre muy socorrido en el sector textil... 

Los negocios prosperan y tan pronto puede, Simón adquiere un bajo cercano, Plaza Mayor nº 9, y sin dudarlo abre (octubre de 1921) su tercer comercio en la ciudad: Las Tres B, todo un símbolo en aquellos años 20. Género "bueno, bonito y barato", era todo lo preciso para fomentar su carrera exitosa. Al tiempo tenemos una nueva demostración de que todo está ya inventado: esta tienda no era otra cosa que las tan de moda "outlet". En ella Simón liquidaba restos de sus otras tiendas, retales, estampados de la temporada anterior, etc. Al frente de la tienda pone a su hijo Luis, que contaba con solamente 12 años. Apesar de su corta edad, Luis rápidamente demuestra que puede defender el comercio y pocos años después se integra en el negocio Julio, el tercer hijo varón, siendo probablemente los mejores años del negocio. 

En 1933 fallece Simón García, y los hermanos deciden cerrar el primero de los comercios, El Siglo, después de 35 años de gestión. Se avecinan tiempos difíciles y es mejor no arriesgar, 

En diciembre del 41, Luis inaugura Hisigar (Hijo de Simón García) (Santa Eufemia 2, al cierre fue el Café Real, 1981, y hoy es el Lio ) y rápidamente se convierte en un referente de la moda ourensana. Aprovecha también para darle un nuevo aire a Las Tres B. que en esos años 40 pasa a llamarse Almacenes Plaza.

almacenes_plaza_roberto_anel_hisigar_lienza_resultado

En estos años poco a poco Luis se hace con la dirección de los negocios familiares, aunque siempre contó con la colaboración y trabajo de sus hermanos. Hisigar marcó un hito en la moda ourensana y abrió las puertas a otro de los imprescindibles del comercio local: Windsor (1964). Pero eso ya será otra historia.

Algún día se hará un trabajo que reúna a todos aquellos castellanos que buscando una mejor vida, lejos de su tierra colaboraron de manera importantísima en el crecimiento de nuestra provincia y de Galicia en general. En esta historia hablo de los García, pero de manera similar podría hablar de sus parientes los Carvajal (Camisería Carvajal, Confecciones Del Carlo...), o los Carbajo (Vigo).