Spain

Un director muerto, rodajes con miedo al contagio y estrenos cancelados: el coronavirus inyecta el pánico en Hollywood

El miedo al coronavirus en Hollywood está siendo más letal que la propia enfermedad. Compañías productoras y distribuidoras de la meca del entretenimiento han tenido que frenar algunos de sus proyectos más rentables y esperados ante el miedo de que su nombre se viera ligado a la «potencial pandemia» del covid-19.

La consecuencia más evidente ha sido la paralización del rodaje de « Misión: Imposible 7» en Venecia. Tom Cruise y su equipo tuvieron que cancelar el viaje a la ciudad italiana ante la expansión del virus. El retraso del rodaje vino también precedido por las medidas del ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, de cancelar «todos los eventos públicos y privados, incluido el Carnaval de Venecia». Deadline confirmó que el rodaje se vio afectado por esta medida y que el equipo tuvo que cancelar su estancia en un lujoso hotel de cinco estrellas.

Los planes de Paramount incluían tres semanas de grabación en Venecia, que ahora quedan en el aire hasta que se aclare y solucione la crisis del coronavirus.

Cancelación de estrenos

La parálisis del rodaje de Misión imposible se une a la cancelación del lanzamiento de Sonic en China. «Esperamos llevarla a la gran pantalla en China cuando sea apropiado», dijo Paramount en un comunicado en el que destaca que espera anunciar la nueva fecha de la lanzamiento, que estaba previsto para el viernes 28 de febrero, en breve.

Pero el frenazo del lanzamiento de Sonic en China es más grave de lo que pudiera parecer. El mercado asiático es uno de los más importantes ahora mismo para levantar las taquillas de los blockbusters americanos, y un retraso allí (en un país donde la piratería corre a sus anchas) puede frenar la recaudación de algunos títulos. Además, las restrictivas leyes chinas, que impiden el estreno de películas extranjeras salvo en fechas muy concretas y tras pasar el control de la censura, puede hacer que Sonic se quede muy por debajo de los beneficios previstos, poniendo en jaque futuras secuelas de la saga del bicho azul.

Otro estreno afectado por la pandemia, según Deadline, es Onward, la nueva película de Pixar (Toy Story) que ha retrasado su estreno en Corea del Sur y Taiwán. La cinta llegará a los cines españoles el próximo 6 de marzo.

Homenajes a Chang Kai

Nada vale más que la vida humana, y sin duda la tragedia más grande que ha dejado el coronavirus en la industria cinematográfica ha sido el fallecimiento del cineasta Chang Kai y cuatro miembros de su familia tras infectarse todos por el nuevo brote de coronavirus que se originó en China.

Chang, de 55 años de edad y natural de Hubei (China), falleció el 14 de febrero en el Hospital Popular Hoang de Wuhan tras varias semanas luchando contra la enfermedad. La familia del director de cine también perdió la vida a causa del coronavirus. En la carta que dejó, y que fue publicada en redes sociales tras su muerte, explica que su padre fue el primero en presentar síntomas.

Según relata, su progenitor «fue llevado a muchos hospitales pero en todos dijeron que no había camas disponibles. Estábamos extremadamente decepcionados y nos fuimos a casa». El anciano falleció el 28 de enero, seguido de su mujer que estaba «física y mentalmente exhausta». La estremecedora misiva ha puesto de manifiesto el horro que tuvo que vivir Chang tras descubrir que se había contagiado. «El despiadado virus también devoró a mi esposa y mi cuerpo. Fui a varios centros médicos y rogué ser admitido. Las camas eran difíciles de encontrar... No somos nadie».

Cuando encontraron un hueco, ya era demasiado tarde para el cineasta: su respiración se había vuelto débil y su estado había empeorado. La hermana del hombre pereció horas después y su esposa aún lucha por su vida, según informa la BBC.

En la parte final de la carta, quiso despedirse de su hijo que vive en Reino Unido y del resto de sus seres queridos. «Mientras dibujo mis últimas respiraciones débiles quiero decir algo a mi familia, a mis amigos y a mi hijo en el lejano Londres: ¡toda mi vida fui un hijo filial, un padre responsable, un amoroso esposo y una persona honesta! ¡Adiós a los que amo y a los que me amaron!».