Spain

Un divorcio en el plató de Las Rozas

Todo el mundo está de acuerdo, puede que con alguna excepción, que para eso habrá de todo en estos lares, en que el regreso de Luis Enrique a la selección es una excelente noticia, más por lo personal que por lo deportivo. Se celebra la vuelta de un hombre a la normalidad, si es que se puede, después de perder a una hija de 8 años por culpa de un cáncer de huesos, seguramente el golpe más duro que puede recibir un padre. Pero en Las Rozas nada es como parece. Desde hace tiempo, la sede de la Federación Española de Fútbol es el plató de una telenovela de las malas, pero de las que enganchan, y ahora se retransmite