Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Cuánto gané, cuánto perdí

Pablo Milanés *1943 +2022, dio una lección de altruismo al ofrecer su último concierto en Cuba. Algunos pensaron expresaría quejas por la testarudez de algunos políticos gubernamentales. ¿Se gana algo con embrollar pleitos e impedir la fluidez de una transición necesaria? Jamás se puede aprobar, incrementar el aborrecimiento propicio a la violencia, por la simple gana de dañar a un adversario envidioso. En efecto, el cantautor había exigido reconocer errores e injusticias, para buscar una adaptación del régimen a las nuevas condiciones mundiales. Por tres años no había hecho presentaciones, pero el 21 de junio de 2022, hubo una cita con miles de asistentes, en el coliseo de la Ciudad Deportiva. Una gran foto del Che Guevara estaba al fondo y no hubo asomo de confrontación. Milanés sabía que estaba enfermo de leucemia y, después de su visita a la isla, iría a España para continuar su tratamiento.

Cuba sufre una falta de acuerdo en la dirección futura. Los partidarios de ubicarse en el marco de la economía continental, promovieron un proyecto de conexión ventajosa. Para el efecto, se proponía participar como concentrador de importaciones y hospedar empresas distribuidoras para abaratar costes. Se amplía el puerto de Mariel, para aprovechar el incremento del tráfico en el Canal de Panamá y ofrecer seguridad en el almacenaje. El proyecto plantea una zona económica especial de 465 km2 destinada a establecer industrias creadoras de empleo productivo. Desafortunadamente, el proyecto no avanza, al preferirse la inversión en naciones lejanas y no en las vecinas.

La generación de empresarios locales, en el marco de una economía dual, también llegó a su fin. Se buscó una moneda estable, favorable a la generación de emprendimientos privados prohibidos durante muchos años al copiar la economía soviética. La oposición entre dos monedas, el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), no fue popular, pues la población se acostumbró a los subsidios clientelares, con la consiguiente baja de la productividad. El choque contra el empleo exigente y esfuerzo privado en competencia, tuvo lugar. De esa cuenta, se cerraron los nuevos negocios basados en una moneda convertible estable que desapareció, para volver a la continua devaluación real de la moneda local y la utilización del dólar obtenido por remesas. Tal decisión solo propulsó el deseo de emigración a EUA, manifiesto en grandes contingentes unidos al flujo migratorio de Centroamérica.

Entonces, solo queda el impulso de un apaciguamiento político para permitir un entendimiento donde se negocie la inversión y libre comercio, en el marco de solucionar demandas económicas de particulares afectados por la revolución de mitad del siglo pasado. Sin embargo, una parte mayoritaria de la oposición cubana exilada es recalcitrante. El gradualismo no forma parte de su horizonte, sino busca un rompimiento político económico, donde es previsible el desorden y la corrupción, tal como ha ocurrido en otros países que utilizaban el modelo económico soviético.

Por lo tanto, frente a una situación tan tirante y con callejones cerrados, la actitud generosa y tranquila de la ciudadanía, ayudará a la paz y reconciliación necesaria. Toda referencia a enfrentamientos y acciones retorcidas, aunque sean secretas, no debieran tener cabida para quienes desean lo mejor para los cubanos. El gran artista fallecido, lo demostró. Al despedirse cantó: Ámame como soy, tómame sin temor/ tócame con amor, que voy a perder la calma/ bésame sin rencor, trátame con dulzor/ mírame por favor que quiero llegar a tu alma.