Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

La cultura árabe en nuestro espacio urbano

Corría el año 756 cuando al-Andalús se posó en Andalucía, desarrollando su arquitectura y urbanismo hispano-árabe, dejando algunos edificios representativos en Andalucía, como la Alhambra, la Mezquita de Córdoba y la Giralda. La arquitectura andalusí, como la romana anteriormente, influyó de manera notable en la arquitectura y el urbanismo andaluz. Los árabes adquieren la religión cristiana; especialmente van a desarrollar la arquitectura mudéjar. Importante fueron las iglesias parroquiales del reino de Córdoba y Sevilla, que combinaban elementos de raigambre andalusí con otros de la arquitectura románica y gótica. Como la Catedral de Sevilla, el templo gótico más grande del mundo, que marcó la pauta para la construcción de otros edificios de su reino, como la Parroquia de San Miguel de Jerez.

En Granada son fundamentales la Capilla Real y la Catedral de planta gótica y cuerpo renacentista. La arquitectura tradicional tiene un marcado carácter mediterráneo, que hunde sus raíces en la arquitectura romana y árabe, y que está fuertemente condicionada por el clima.

Las viviendas tradicionales urbanas solían construirse adosadas unas a otras para aislarlas de las altas temperaturas. En exteriores predominaban muros sólidos encalados sobre los vanos, para evitar la insolación excesiva al interior. En función de la climatología y de la tradición de cada zona, las cubiertas de las casas eran aterrazadas, formando azoteas o tejados a varias aguas construidos con tejas árabes. Uno de los elementos más característicos es el patio interior andaluz como cordobés. Las viviendas utilizaban rejas de hierro forjado en las ventanas y azulejos como elementos decorativos. Los patios contaban con plantas, flores y agua, que eran parte fundamental de la arquitectura tradicional andaluza, tanto suntuaria como popular, como en Antigua Guatemala. Un concepto que utilicé en mis obras más características: el edificio El Patio y la Usac.

Qatar se ha posicionado como un actor clave en la región, así como la nación más rica del mundo, con US$128,647 per cápita, debido al petróleo y el gas.

Ubicada en la costa del Golfo Pérsico, Doha es una ciudad relativamente joven, fundada en las cercanías de otro asentamiento, Al Bidda, durante la década de 1820. En los últimos años, la ciudad ha experimentado un rápido crecimiento demográfico, imagen que se refleja en el paisaje arquitectónico. Durante las décadas de 1960 y 1970, muchos de los distritos antiguos de Doha fueron demolidos para dejar espacio a nuevos desarrollos, mientras que se implementaron una serie de esquemas arquitectónicos para abogar por la preservación del patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad.

Es un desarrollo árabe bajo la religión mahometana, en medio del desierto, con un desarrollo urbano y arquitectónico, donde han vuelto a rehacer la ciudad, lo que les permitió desarrollar los edificios verticales para crear una alta densidad. Tiene el mejor aeropuerto del mundo.

Sobre los problemas ambientales del desierto, tenemos que referirnos a la aportación árabe al urbanismo limpio, con Doha, la capital de Qatar, que se trata del área más poblada de la región, albergando a una mayor cantidad de personas en medio de lo último en arquitectura y urbanismo, que va a ser una forma de comunicarse.