Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

La noche que estaba lista para ser perfecta y terminó en una vergonzosa derrota para Comunicaciones

Lo tenían todo para que fuera una noche perfecta, estaban en la celebración de su aniversario 73, estrenaban uniforme, debutaban como los campeones de la Liga Concacaf, en casa ante su afición que también esta lista para festejar, pero todo terminó siendo una completa amargura.

Comunicaciones fue incapaz de vencer al equipo nicaragüense del Diriangén, que parecía que tenía bien estudiado al monarca del torneo internacional y se terminó yendo del estadio Doroteo Guamuch Flores con un histórico triunfo y aguándole la fiesta al cumpleañero.

En la historia un equipo de Nicaragua nunca había derrotado a uno de Guatemala, el conjunto Cacique jamás había ganado un partido ni anotado un gol en su participación en la Liga Concacaf y terminó con su maleficio frente a los cremas y ahora están en ventaja y con todo a su favor para cerrar en casa.

Posterior a la derrota, el técnico de Comunicaciones Willy Coito, mostró su preocupación e hizo énfasis que su equipo no hizo un buen partido.

“Este no era el resultado que esperábamos, no hicimos un buen partido, tenemos que hacer autocríticos, creo que ha sido uno de nuestros peores partidos, estuvimos muy imprecisos”, señaló el estratega uruguayo.

Además, Coito está consciente del problema que tiene en cuanto a la zona ofensiva, la cual no ha tendido el mejor rendimiento no solo en el juego ante los nicaragüenses, sino también en el campeonato local.

Estamos viendo la forma de crear un poco más de peligro y en este juego no pudimos llegar a eso, tenemos que mejorar para poderlo lograr, es algo que preocupa”, mencionó.

Por su parte, el capitán del equipo albo José Manuel Contreras, destacó que fue un mal juego, pero que la serie sigue abierta.

“En lo personal fue un partido desastroso, tenemos que hacer una autocrítica, el cuerpo técnico hará el análisis en qué fallamos, ahora toca levantar la cara y creo que tenemos las armas para darle vuelta a esto. Más allá del partido malo que tuvimos el Dirigen solo tuvo una llegada clara y fueron certeros, acá no queda más que trabajar más fuertes y buscar revertir esta situación”, afirmó “el Moyo”.

Comunicaciones tenía nueve años de no perder en condición de local en un torneo internacional, desde la derrota del 2013 ante el Toluca de México.

Rival certero y buen resguardo

El Diriangén jugó sin ninguna presión, ya que no era el favorito, hizo su juego y desesperó a Comunicaciones. Su gol llegó por un error en salida de la defensa y supo aprovechar para romper la última línea y marcar en su única llegada clara.

El equipo Cacique cerró sus filas y no le cedió espacios al equipo crema. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Sus jugadores se aplicaron para defender la ventaja, se cerraron en el momento que Comunicaciones atacó, recurrió a cometer faltas para pausar el encuentro, mostraron una buena disposición táctica.

Comunicaciones no fue ni la sombra de lo que mostró en el torneo internacional donde ganó el título. Evidenció el momento irregular que tiene en el torneo local.

Si bien tuvo el control del juego, no logró una buena asociación que pudiera romper el cerrojo interpuesto por el rival., al que subestimaron al principio.

Después del gol en contra, quisieron reaccionar, pero no había una buena comunicación, su juego era repetitivo lanzando centros sin un objetivo claro, sin mayor creatividad y llegaron a tal punto de desesperación que prevalecieron los reclamos que la unión por buscar al menos empatar el juego.

Fue una noche mala para el equipo en general, José Manuel Contreras intentó en ocasiones mostrar su juego, pero estuvo muy resguardado, sus pases eran imprecisos. Óscar Santis tuvo intentos fallidos buscando ser desequilibrante por los costados. Mientras que Alexander Larín no tuvo efectividad y no fue capaz de dar una buena asistencia a los delanteros.

El mexicano Luis Ángel Landín no tuvo una sola opción clara para poder anotar. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Mientras que sus nuevos refuerzos en el ataque pasaron desapercibidos. Luis Ángel Landín no tuvo una sola opción clara para marcar y al momento de querer encarar en el área rival se topó con una muralla que le bloqueó todo. Eliser Quiñónes, tuvo un par de intentos sin peligro y terminó siendo sustituido.

El ingreso de Andrés Lezcano y Kevin López, le dieron más movilidad y profundidad en el ataque al equipo, pero no el Diriangén ya tenía todos sus espacios cerrados y les fue imposible cambiar la historia.

Comunicaciones no le resta más que salir a ganar el próximo martes en la ciudad de Diriamba, y lo tendrá que hacer por diferencia de dos goles para sellar su pase a los cuartos de final. Una nueva derrota o cualquier empate los deja fuera del torneo.

Antes del juego de vuelta en la Liga Concacaf, Comunicaciones se enfrentará el próximo sábado a las 20 horas a Municipal por la sexta fecha del Torneo Apertura.

En Prensa Libre ya comenzó la Copa del Mundo: Suscríbase gratis aquí al boletín de Qatar 2022 y viva con nosotros la pasión del futbol.