Guatemala
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Networking y la marca personal

En esta oportunidad, me gustaría escribir sobre la importancia de una marca personal como herramienta de networking. En marketing, la percepción es realidad y un buen posicionamiento de marca. El concepto de “marca personal”, según Hubspot, se define como una percepción o impresión ampliamente reconocida y, en gran medida, uniforme de un individuo en función de su experiencia, competencias, acciones o logros dentro de una comunidad, industria o mercado en general. Peter Montoya, en su libro The Brand Call You, lo resume como: “La imagen mental que obtienen tus prospectos cuando piensan en ti”; por lo tanto, ¿qué quieres que la gente piense al escuchar tu nombre? En eso se basa la importancia de la marca personal.

Esta tiene tres objetivos: 1) ¿Quién eres tú como persona? 2) ¿Cuál es tu especialización? 3) ¿Cómo te diferencias de otra persona y de su especialidad? Todos tenemos una marca personal, lo queramos o no, buena o mala, pero ya está en la mente de la gente que te conoce. Y, ¿para qué te sirve una marca personal? Según mi criterio: 1) Te ayuda principalmente a diferenciarte de otros colegas que tienen la misma profesión que tú; te distingues o te extingues. 2) Es un generador de confianza para tus clientes potenciales o usuarios de tu servicio. 3) Ayuda a gestionar tu reputación. 4) Te ayuda a posicionarte como experto en el campo donde te desarrollas. 5) Es útil para que los empleadores y clientes te puedan encontrar. 6) Te ayuda a hacer networking. 7) Te hará vender más. 8) Aumenta tu valor percibido. Una marca bien trabajada permite que las personas perciban el verdadero valor de tu servicio. 9) Una marca poderosa, posicionada y diferenciada puede cobrar más que las marcas promedio. 10) Demuestra tu autoridad. Como puedes ver, los beneficios son incalculables.

A continuación, describo algunos pasos que te ayudarán a construir tu marca personal: 1) Haz un FODA personal. Analiza ¿cuáles son tus puntos fuertes?, ¿cuáles son tus áreas de mejora?, ¿qué oportunidades visualizas en tu contexto o mercado?, ¿qué amenaza tu éxito profesional? 2) Define tus objetivos. Para hacerlo, puedes usar el círculo dorado de Simon Sinek (el porqué, cómo y qué). 3) Identifica tu mercado objetivo. Es muy importante seleccionar adecuadamente al grupo que quieres que reciba tu mensaje: empresa, empleadores, otros profesionales, departamentos de RRHH y gremiales. 4) Valor de marca, piensa: ¿qué aportas?, además de la habilidad y conocimientos y experiencias que tienes. ¿Qué te distingue? Identifica aquellas características que te diferencien, esas que dan credibilidad, confianza y que te hacen destacar. 5) Imagen de marca. Debes tomar en cuenta tu aspecto físico, así como tu forma y estilo de vestir, los accesorios, tus tarjetas de presentación, CV, presentaciones, fotografías, comportamiento de consumo y más.  Recuerda que, de ahora en adelante, todo lo que hagas reflejara tu estilo. 6) Canales de comunicación: considero que lo más importante es la página web, por lo que debes comprar un dominio con tu nombre o la marca personal que quieras desarrollar, por ejemplo, www.juliolemus.com. La página puede ser tu medio de comunicación, con blogs, videomarketing, pódcast y más. Mantente activo en redes sociales, específicamente donde esté tu grupo objetivo. Como profesional, es importante que tengas un perfil en LinkedIn, también Tiktok está ganando terreno y ayuda a hacer crecer tu marca orgánicamente. Tienes que ser un generador de contenido. Hoy es fácil hacer FB live, IG live, LinkedIn live o puedes utilizar Zoom. Recuerda que eres un experto en lo que haces y hay un mercado afuera con deseos de aprender de tu experiencia y conocimiento. Te invito a que escuches mi pódcast en Spotify The Networker, para aprender más sobre networking.