Un hombre de 63 años de edad identificado como Gerardo “N” se quitó la vida en el Estado de México y acusó a empleados del Banco Azteca de hacerle fraude para vaciarle su cuenta de ahorros en la que tenía un millón de pesos.

Policías localizaron su cuerpo al interior de su casa en la calle Asunción, de la colonia Citara Ciudad Integral Huehuetoca.

Junto al cuerpo había una cartulina fluorescente: “para las autoridades, con todo respeto doy a conocer que es mi voluntad quitarme la vida, ya que el personal de Banco Azteca me vació mi cuenta de ahorro. No tengo ni para comer, ni para doctor, ni para medicina, ni para las necesidades más básicas y en 8 meses no he podido llegar a un juez».

También culpó al Gobierno Federal de haberle quitado el Seguro Popular.

En su carta póstuma pidió que sus restos fueran sepultados en una fosa común pues no tenía hijos, familia, amigos ni dinero para un funeral.