El Banco Mundial (BM) anunció que inhabilitó por dos años a la firma española FCC Construcción, del empresario mexicano Carlos Slim, por incurrir en supuestas prácticas fraudulentas y colusorias durante licitaciones para obras en Colombia, lo cual, según expertos consultados por 24 HORAS, será un detonante de incertidumbre ante los planes de inversión en infraestructura del sector privado en el país.

De acuerdo con la institución financiera, FCC Construcción deberá pagar una sanción por 5.5 millones de dólares al Gobierno colombiano, al igual que durante el periodo de veto tampoco podrá participar en procesos licitatorios para proyectos financiados por el BM o alguno de sus organismos crediticios.

“Se inhabilita a FCC Construcción para participar en proyectos y operaciones financiados por instituciones del Grupo Banco Mundial. Es parte de un acuerdo de conciliación en virtud del cual la empresa no impugna la culpabilidad de las prácticas sancionables que ocurrieron bajo una estructura accionarial anterior, y acuerda cumplir con las condiciones
corporativas específicas de cumplimiento como condición para la liberación de la inhabilitación”, dijo el BM a través de un comunicado.

La cancelación se dio para dos procesos de licitación en el Proyecto de Recuperación Ambiental y Control de Inundaciones del Río Bogotá en Colombia, con el cual se busca mejorar la calidad del agua, reducir riesgos de inundaciones y crear áreas multifuncionales en la zona.

Según el BM, en el primer proceso la empresa acordó con funcionarios públicos, a través de un subcontratista y un agente comercial, descalificar a un competidor, en tanto que se tergiversó el uso del anticipo del contrato. Estas acciones fueron calificadas de colusión y fraude.

De igual forma, en la segunda licitación, FCC Construcción tergiversó la composición y los roles de tres empresas dentro de un consorcio que ejecutaría el contrato, hecho que también se calificó como una práctica fraudulenta.

Al respecto, FCC Construcción dijo a 24 HORAS que “el caso se registró antes de que Grupo Carso se incorporara como accionista a FCC e incluso el Grupo apoyo en toda la investigación y colaboró en todo el proceso”.

Para Julián Fernández, analista de Bursamétrica, las sanciones impuestas por el BM no solo tendrán repercusiones financieras para la constructora española, sino también para la imagen de Carlos Slim, ya que nunca se había hecho público que el empresario fuera partícipe de algún acto de esta magnitud.

En entrevista, explicó que si bien pueden verse impactadas las acciones de FCC Construcción en España o las de compañías listadas en el mercado mexicano, pues los inversionistas buscarán deslindarse de empresas que consideren fraudulentas, se dejará “un mal sabor de boca” sobre la forma en que el empresario Slim gana sus contratos en el
mundo.

Al respecto, dijo que puede ser un detonante de incertidumbre sobre el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado, pendiente de ejecutar desde inicios de este año, pues, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), se vio detenido por la contingencia sanitaria.

En ello coincidió Elisa Madrigal, analista financiera, quien recordó que Grupo Carso es una de las grandes apuestas para ejecutar parte de estos proyectos, pues como referencia tienen a cargo el segundo tramo del Tren Maya.

No obstante, subrayó que “ahora, irónicamente, la desconfianza la generó el empresariado”, por lo que Slim deberá de corregir su imagen y brindar señales de certidumbre.

“Puede que tarde un poco, pero deberá actuar de manera inmediata, ya que los ánimos de los inversionistas están muy sensibles”, expresó.

AR