Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Barça sigue invicto en la Champions, tras vencer 2-1 al Shaktar

TE PUEDE INTERESAR: Serie Mundial 2023: los Diamondbacks hacen historia tras vencer a los Phillies y colocarse en el Clásico de Otoño

Shaktar resucitó en el choque cuando se encontró con el 1-2, pasada la hora de juego, en un error defensivo del Barcelona, que dejó maniobrar a Azarov en una transición visitante para asistir a Sudakov para recortar distancias.

El marcador ya no se movio. El Barça sigue invicto en la Champions y ya tiene pie y medio en los Octavos de Final.

El Barcelona sufrió para sumar su tercer triunfo en otros tantos partidos en la Champions League, esta vez a costa el Shakhtar Donetsk (2-1), en un encuentro que parecía tener controlado pero que se le complicó durante la media hora final.

Xavi ya avisó en la víspera: el Shakhtar es un equipo bien dotado técnicamente, con una propuesta ofensiva y que juega sin miedo. Pero entre la valentía y la temeridad hay una línea muy fina que el conjunto ucraniano rebasó esta tarde en más de una ocasión.

Por ejemplo, en la primera oportunidad del conjunto azulgrana, fruto de una pérdida en la salida del balón de la zaga visitante que aprovechó Oriol Romeu para asistir a Fermín, que puso a prueba por primera vez a Riznyk a los ocho minutos.

TE PUEDE INTERESAR: Santi Giménez hace historia en la Champions: es el primer mexicano en marcar doblete en su debut

Cancelo avisó de nuevo a Riznyk tras un gran jugada por la banda derecha antes de que el Barça inaugurara el marcador: Gündogan habilitó el desmarque de ruptura de Fermín, que chutó al palo sobre la salida del meta visitante, y el rechace fue a parar a Ferran Torres para que este remachara sin piedad el 1-0 dos minutos antes de la media hora.

El propio Fermín se desquitaría ocho minutos después, tras recibir de Ferran Torres en el balcón del área, romper con un recorte seco a Azarov y fusilar con un derechazo a Riznyk. El balón volvía a pegar el palo, pero esta vez antes de colarse por la escuadra izquierda y besar la red.