Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Canto de muerte y resurrección por Tlatelolco; 2023

I. No se olvida

No se olvida: 2 de octubre de 2023, 55 aniversario de la represión y matanza de Tlatelolco. Como tampoco se olvidará Ayotzinapa: 26 de septiembre de 2014. Tampoco la tragedia multiplicada a partir del lanzamiento de “la guerra contra el narco” en 2007.

Busco alguna música relacionada con el 2 de octubre. No se ha compuesto la gran obra musical, el coral, la cantata, la sinfonía, el drama musical relacionado con los eventos de aquella noche terrorífica. El encargo de la UNAM a Mario Lavista para un réquiem en 2018 (por el 50 aniversario) no es suficiente, no logró su cometido, ya diré por qué.

He encontrado sobre todo, y es natural, la expresión del género popular en diversos estilos, rock, corrido, fusión, multi-rítmica. Aunque no los frecuento, aquí van las piezas que he encontrado sobre el 2 de octubre de 1968; la mayoría de ellas las tomo de las sugerencias del sitio Chilango hechas por Fernando García Lazo en 2019.

II. Las canciones

1. “2 de octubre”; Maldita Vecindad. Fragmento de la letra:

¿Qué fue el 2 de octubre?

¿Cuánta gente murió?

Los que dieron la orden

Impunes hasta hoy

Repiten su falsedad

Fue por su seguridad

Nuestra historia hay que escribir

Nuestra vida tiene raíz

Desgraciada la nación

Sin memoria

Sin historia

2. “La masacre de Tlatelolco”. Óscar Chávez, que también tiene un “Corrido del 2 de octubre”; Aquí va la primera. Fragmento:

La masá... La masacre en Tlatelolco

nunca habré.. Nunca habremos de olvidar

donde estú... Donde estudiantes le dieron

su vida... Su vida a la libertad.

Que me voy,

que me voy, que me voy, que me voy,

que me voy, que me voy p'al paredón

ya paré... Ya parece que la llevo

como espí... Como espina en el talón.

La traición.. La traición del mal gobierno

no acabá... No acababa de acabar

y hasta al pin... Y hasta al pinche de Toledo

un balá... Un balazo le fue a dar.

3. “Octubre 68″; grupo Tex Tex. Fragmento:

Octubre 68, nadie lo puede olvidar

La gente salió a la calle

Se adueñó de la ciudad

Pero nunca imaginaron

Lo que iba a suceder

Cuando una luz brillo en el cielo al obscurecer

Estudiantes con obreros

Y pueblo en general

Se reunieron esa tarde

Para un mitin celebrar

Se escucharon muchos disparos

La gente Empezó a correr

Cuando los batallones empezaron a matar

Un minuto de silencio

Yo no les voy a pedir

Por todos los compañeros que cayeron ahí

Solamente quiero que griten

Toda su inconformidad

Como enseñaron esos vatos a gritar

¡Oh Sí!

4. “Tlatelolco 68″; Banda Bostik. Fragmento:

Hace ya tiempo que a historia pasó

La gente no lo puede olvidar

En Tlatelolco la sangre corrió

De letrados que sabían la verdad

Esa injusticia al país sacudió

Pero nadie lo pudo evitar

Las fuerzas armadas el gobierno mando

Con orden directa de tirar a matar

Eran letrados y pedían justicia

Todos peleaban por un ideal

Pero el gobierno siempre ha sido injusto

Por protestar los mandó a asesinar

Tres luces rojas cruzaron el cielo

Pero llevaban la muerte por detrás

Con guantes blancos cubrieron sus manos

Para distinguirse al empezar a matar

Masacre fue lo que pasó en Tlatelolco

Hombres y mujeres el gobierno mato

Mató ilusiones y esperanzas del hombre

En vano fue, si ideal se perdió

5. “Prohibido Olvidar”, SkooL 77.

Pensé en excluir esta pieza-mescolanza de este espacio, no por cuestiones musicales o ideológicas, simplemente, citando su letra, porque “no me convence con su mierda” generalizadora ni su ausencia de contexto en su letanía pro-subcomediantista (ya con eso digo todo). Pero espacio democrático al fin, aquí está el enlace; si quieren buscar la letra, ahí está en Google:

6. “Nada pasó”; Panteón Rococó. Fragmento:

Al otro día no se habló nada

Todo el mundo calló

Pistola en mano y una metralla

Aquí nada pasó

Pobre de él, pobre de ella

La bala los separó

Y ahora él vive feliz en una estrella

Donde no hay represión

Pobre de él, pobre de ella

El cielo se sacudió

Y ahora él vive feliz en una estrella

Donde no hay represión

Y su madre sigue acudiendo

Al lugar donde murió

Es 2 de octubre y está lloviendo

A ella no le importó

Cuando en el alma se trae la lucha

Como le sucedió

No importa que cortes cartucho

Si aquí nada pasó.

Aquí debiera continuar con una de esas canciones de un famoso grupo utilitario; pero no, me abstengo ejerciendo el derecho de admisión. “Amor de Tlatelolco” (siempre lucrando emocionalmente con su mala música), una pieza prototípica de ese grupo comandado por la Cotorra Ronca Prianista y Guadalupana. Pero pueden ir a youtube y escucharla sin problema.

Y sí, en efecto, más que de creación muchas veces se trata de posicionamientos políticos que usan la música, la literatura, la pintura, la poesía, el arte o lo artístico en general. Cuando todo queda en plano estético o filosófico, el lector, el escucha, el que ve puede tomar distancia, pero si el emisor pasa al plano político, tiene el derecho y aun la obligación de participar. Cuando el asunto es político, compete a todos los individuos de la sociedad.

III. Requiem de Lavista

La UNAM hizo el encargo al compositor Mario Lavista (en realidad Jorge Volpi, como autoridad burocrática de la Universidad) para crear una obra conmemorativa del 50 aniversario de la matanza de Tlatelolco. Se estrenó en la Sala Nezahualcóyotl el 13 de diciembre de 2018. Dije arriba que la obra no cumplió su cometido de conmemorar a las víctimas del 2 de octubre de 1968 porque 1. Hace uso de una estructura formal, el “Requiem”, que es sobre todo de la liturgia católica o cristiana. 2. Está cantada en latín, de manera ortodoxa. 3. La letra del coral no dice nada que refiera a la fecha que quiere conmemorar. Es decir, la obra no nos dice nada per se sobre el acontecimiento histórico, esto lo sabemos sólo por la información del programa de mano, la nota de los periódicos o las entrevistas al autor.

La música, que inicia con un coro de jóvenes cantando a capela (Secuencia gregoriana), gradualmente incorpora a la orquesta estructurándose de la siguiente manera:

I Secuencia gregoriana

II Requiem

III Kyrie

IV Dies irae

V Recordare

VI Confuntatis

VII Lacrimosa

VIII Agnus Dei

Se trata de una obra de unos veinte minutos, un Requiem bien logrado, agradable incluso, pero genérico, que puede ser interpretado para cualquiera ocasión, sobre todo en asuntos de muertes. Considero que la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968 ameritaría al menos una gran cantata en español y con clara referencia a los acontecimientos (incluso intercalando náhuatl -está de moda- en memoria de los tlatelolcas caídos en 1521). Una especie de canto de muerte y resurrección política por Tlatelolco. Desconozco si exista una obra semejante, pero debiera de crearse, un tanto a la manera de The Plague (basada en La peste, de Albert Camus), de Roberto Gerhard; o a la Stravinski o la Karl Orff.

Pero escuchemos mientras tanto la obra de Mario Lavista, parte de un concierto que incluye una pieza de apertura, Canto fúnebre, de Igor Stravinski, y una final, la Suite de la tragedia de Salomé, de Florent Schmitt; dejo el cursor al inicio del Requiem de Tlatelolco.

Héctor Palacio: @NietzscheAristo