Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Corrupción de menores sigue sin freno en Coahuila: crece 58 cifra de víctimas

La corrupción de menores continúa sin freno en Coahuila. Datos oficiales revelan que en ocho meses de 2023 se superó la incidencia del mismo periodo del año pasado. Prostitución infantil, pornografía infantil y mendicidad son algunas de las conductas que encuadran en el delito.

Según información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y agosto de 2023 en Coahuila se registraron 26 casos de corrupción de menores ante la Fiscalía General del Estado.

TE PUEDE INTERESAR: Estas son las carreras del futuro que ya se ofertan en universidades de Saltillo

En tanto, en el mismo periodo, pero de 2022, se contabilizaron 19 casos, por lo que el aumento fue del 36 por ciento.

Respecto al número de víctimas, en los primeros ocho meses de 2023 se registraron 30 como resultado de los 26 casos denunciados, misma cifra que se registró en todo el 2023. Si se comparan los mismos periodos (enero-agosto), de 2022 a 2023 el incremento fue del 58 por ciento.

Según la unidad especializada de la Fiscalía, en algunos de estos casos, la incidencia delictiva se registra a través de la canalización que realiza la Pronnif hacia la Fiscalía sobre los casos.

Uno de los aspectos importantes que se destacan en el panorama de víctimas registradas por el SESNSP a través de la Fiscalía, es que el índice de las mismas es más alto que el índice de carpetas de investigación iniciadas.

Lo anterior indica que en al menos una de las carpetas de investigación iniciadas, los presuntos delincuentes atentaron contra más de una persona que terminó denunciándolo.

¿QUÉ ES LA CORRUPCIÓN DE MENORES?

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Coahuila, el ilícito de corrupción infantil persigue a delincuentes que hayan realizado contra personas menores de 18 años, actos de prostitución infantil, pornografía infantil, mendicidad, incitación a las prácticas de consumo de alcohol o a las drogas, o que de la misma manera obligue a un menor a realizar actos delictivos; y se puede castigar con hasta 12 años de prisión y multa por delito.

También se castiga a quienes procuren conductas depravadas, prácticas de prostitución, mendicidad, consumo irracional y reiterado de bebidas embriagantes; o persuada a intervenir en la comisión de cualquier delito doloso o a formar parte de una asociación delictuosa, conspiración criminal, banda o pandilla.