La depuración en la Fiscalía General de Quintana Roo ha encontrado resistencia entre el personal afectado por los cambios, principalmente los 223 elementos que tienen hermanos dentro de la corporación y los 435 que no cumplen con el requisito de escolaridad.

Pero también los que no cuentan con evaluaciones de control de confianza vigentes o antecedentes de evaluación, y los que no aprobaron los exámenes por diversas razones, como corrupción y vínculos con la delincuencia organizada.

Como parte de sus informes, la Fiscalía enlistó el personal que tiene parentezco de hermano con otros empleados de la dependencia.

Por orden de nivel mencionó primero el vicefiscal, con un hermano; un director general, 1; director de área, 1; el nivel subdirector, 4 hermanos; jefe de departamento, 7; jefe de oficina, 2, y analista especializado, 1, entre otros.

En esa lista destaca que los agentes de la Policía de Investigación son los que más hermanos tienen laborando en la institución.

La Fiscalía cuenta con 591 policías de Investigación, de los cuales 75 tienen secundaria inconclusa, 352 bachillerato inconcluso, 8 bachillerato concluido y 120 licenciatura concluida.

Aprobaron la evaluación 318 elementos, 110 no cuentan con evaluaciones de control de confianza vigentes y 75 no cuentan con antecedente de evaluación, por lo que se solicitó su programación. Además, 88 no aprobaron la evaluación.

GOBIERNO DE Q. ROO

LEG