En julio pasado José Ángel Casarrubias fue recluido en el mismo penal, pero un juez ordenó su liberación.

José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, fue recluido otra vez el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México; está considerado como uno de los líderes de la organización criminal Guerrero Unidos, además de estar relacionado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

A principios de julio fue puesto bajo arraigo domiciliario, tras salir de esa cárcel, la Fiscalía General de la República (FGR) le imputó el delito de delincuencia organizada por lo que fue otra vez enviado a prisión.

Además, Casarrubias Salgado y uno de sus abogados fueron puestos a disposición de un juez federal para ser procesados por delincuencia organizada, el defensor fue quien intervino ante funcionarios del juzgado segundo de distrito en materia penal con sede en Toluca.

A quienes presuntamente se les dio dos millones de dólares para desechar las pruebas aportadas que acreditaban su liderazgo en el Cártel de Guerreros Unidos y su participación el tráfico de drogas.

TE RECOMENDAMOS:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...