Casi dos tercios de las personas en los principales países de Europa occidental considerarían optimizar el cuerpo humano con tecnología para mejorar sus vidas, principalmente para mejorar la salud, mostró una investigación encargada por Kaspersky.

A medida que la humanidad avanza hacia una revolución tecnológica que, según sus líderes, cambiará todos los aspectos de nuestras vidas, abundan las oportunidades para transformar la manera en que operan nuestros cuerpos, desde la protección contra el cáncer hasta la sobrecarga del cerebro.

La encuesta de Opinium Research a 14 mil 500 personas en 16 países, incluidos Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España, mostró que 63% de las personas consideraría optimizar sus cuerpos, aunque los resultados variaron en toda Europa.

En Reino Unido, Francia y Suiza, el apoyo para la optimización fue bajo, con sólo 25%, 32% y 36% respectivamente, mientras que en Portugal y España fue mucho mayor, con 60% en ambos.

“La optimización humana es una de las tendencias tecnológicas más importantes en la actualidad”, dijo Marco Preuss, director europeo de investigación y análisis global de Kaspersky, una empresa de ciberseguridad con sede en Moscú.

“Los entusiastas del perfeccionamiento humano ya están probando los límites de lo que es posible, pero necesitamos estándares comúnmente acordados para garantizar que la optimización alcance su máximo potencial y minimice los riesgos”, dijo Preuss.

La startup de neurociencia del multimillonario Elon Musk, Neuralink, presentó el mes pasado un cerdo llamado Gertrude que ha usado un chip de computadora del tamaño de una moneda en su cerebro durante dos meses, mostrando un avance temprano hacia el objetivo de curar enfermedades humanas con el mismo tipo de implante.

La encuesta encontró que la mayoría de la gente quería que cualquier perfeccionamiento humano funcionara por el bien de la humanidad, aunque existía la preocupación de que sería peligroso para la sociedad y estaría abierto a la explotación por parte de los piratas informáticos.

La encuesta mostró que la mayoría de la gente sentía que sólo los ricos podrían tener acceso a la tecnología de optimización humana.

En cinco años tendremos lentes de realidad aumentada

Facebook está a unos cinco a 10 años de lanzar al mercado “verdaderos” anteojos de realidad aumentada, dijo su científico jefe, y la compañía anunció planes para lanzar un producto de primera generación el año próximo.

La compañía de redes sociales más grande del mundo anunció el miércoles que se asociaría con Essilor Luxottica, fabricante de Ray-Ban, para desarrollar sus gafas inteligentes 2021.

Facebook también presentó un proyecto de investigación, el Proyecto Aria, para recopilar datos que respaldarían el desarrollo de lentes más avanzados en el futuro.

Michael Abrash, quien dirige Facebook Reality Labs Research, dijo que aún no se pueden incluir funciones de audio y visualización totalmente interactivas en dispositivos livianos como las gafas. Indicó que los dispositivos debían pesar cerca de 70 gramos para ser viables.

Esas funciones incluyen la capacidad de que las personas vean e interactúen conjuntamente con objetos virtuales compartidos persistentes, como una pizarra virtual en la que podrían colaborar, afirmó.

“Aún faltan años para esos lentes”, dijo Abrash.”No es algo de 2021. Estoy hablando del futuro”.

Una portavoz de la compañía señaló que no habría pantalla en el producto inicial de 2021, que funcionará y dependerá de los teléfonos móviles.

Muchos en la industria creen que los anteojos terminarán por reemplazar completamente la funcionalidad de los teléfonos móviles, lo que hará que su desarrollo sea una carrera muy disputada entre gigantes tecnológicos como Apple, Amazon y Google.

“Spectacles” de Snap, lanzado inicialmente en 2016, comenzó a incorporar elementos de realidad aumentada en su producto de tercera generación el año pasado.

Abrash dijo que las gafas inteligentes tendrían que depender de dispositivos como teléfonos en el futuro previsible debido a limitaciones como la duración de la batería y el calor generado por el procesamiento.

Pero vaticinó que con las “verdaderas gafas de realidad aumentada” otros dispositivos se convertirían en “un accesorio de los lentes, porque las gafas son la forma en que ves e interactúas con el mundo”.

AR