Mexico

Memoria muy corta… lengua muy larga

¡Ambos!

Ernesto Arévalo Galindo (*)

“El humano es un ser que está constantemente en construcción, pero también, y de manera paralela, siempre en un estado de destrucción”.— José Saramago, periodista y escritor portugués

Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador escenificaron uno de los espectáculos políticos, a lo acontecido no se le puede llamar un encuentro de presidentes ni mucho menos de estadistas, más aberrantes de la histórica relación bilateral Estados Unidos-México. Ruin, la postura del anfitrión de no estrechar la mano del visitante a su llegada, de instruirlo a voltear hacia las cámaras de los medios de comunicación y de pasar primero él, a las oficinas, dejando atrás al pobre individuo. Indigno, la actitud del visitante perdido en la sumisión, al grado de enaltecer a uno de los estadounidenses que más ha humillado a los mexicanos, porque ganó la cobardía, no la valentía que tanto pregonó durante muchos años, en campañas políticas.

¡Caraj...! AMLO… ¿en dónde quedó la postura del Presidente de México? No es un cuestionamiento fundamentando en la estatura, sino en la dignidad.

Ya se ha hablado mucho; ya se ha escrito mucho sobre este encuentro histórico, lo llamo así para no herir susceptibilidades porque efectivamente fue un encuentro histórico, pero de dos bufones más que de dos mandatarios, que han destrozado sus respectivas naciones, construyendo cortinas de humo para pretender ocultar la realidad, culpando a sus enemigos políticos para evadir sus responsabilidades y justificando, con base a factores externos, los fracasos de sus decisiones. Organismos podridos de la política que se conservan, bajo la frialdad de la hipocresía. Ninguno de los dos abogó por su pueblo.

Todo un circo electoral, que nos obligó a disfrutar o a despreciar el espectáculo.

La mentira “oficial” del encuentro entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador fue la celebración de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). ¡Claro que ya entró en vigor! A favor de unos cuantos y en contra de muchos. Justin Trudeau no acudió. Ambos puntos, los anticipé en mi artículo titulado “Los dos son unos pobres políticos…”, publicado el 29 de junio pasado, porque nunca el primer ministro de Canadá se iba a prestar al juego electoral del presidente de Estados Unidos, en cuanto a su decisión de lograr la reelección, el próximo noviembre.

Tampoco olvidar que Canadá, también ha sido amenazado —como México— con la aplicación de aranceles.

Donald Trump nunca se cansó de vociferar —cuando inició su carrera por la Presidencia— que México no era su amigo. ¡Nos calificó de lo peor! Para qué recordar sus calificativos si aquí, en nuestro propio país, AMLO nos recuerda —a los que no comulgamos con su régimen autoritario, corrupto y asesino— que somos de lo peor. ¡Hasta sicarios!

La visita de Andrés Manuel López Obrador a Donald Trump, nuevamente escribo histórica para no herir susceptibilidades, cumplió las expectativas de la morbosidad política. No para el fortalecimiento de la relación bilateral México-Estados Unidos. Tampoco, para el progreso de ambas naciones. Los bufones cumplieron, cada quien, con su papel correspondiente. Ambos, para pretender continuar en el poder.

El “pueblo bueno y sabio”, radicado en Estados Unidos, hizo acto de presencia para alabar a quien los abandonó y traicionó, pero a pesar del dolor causado lo persiguen y hasta lo idolatran. Pero… ¿qué apoyo han recibido del gobierno de México contra las atrocidades del odio y de la discriminación del “Tío Sam”? En México, el “pueblo bueno y sabio” recibe dinero y despensas, para unos o varios días. A pesar del dolor causado por las decisiones económicas, la caída del Sector Salud y la brutal inseguridad nacional, lo persiguen y hasta lo idolatran.

El ser humano es un ser que está constantemente en construcción, pero también, y de manera paralela, siempre en un estado de destrucción.

AMLO tuvo todas las cartas en la mano para vengar las ofensas de Donald Trump contra México, a través del voto hispano. ¡Pero no fue así! Al contrario. Y los pronósticos no fallaron. Por supuesto que no se iban a pelear, porque son más que amigos… ¡cómplices! Dudo que la “fraternidad” vaya a durar, después de los resultados electorales —del próximo noviembre— en Estados Unidos.

Por lo pronto, uno está por encima del otro, porque el otro resultó ser un “sueño húmedo”. No, la “peor pesadilla”.

Históricamente, los presidentes serán recordados por su memoria muy corta y su lengua muy larga.

Afortunadamente, por encima del “pueblo bueno y sabio” está la sociedad.

El tiempo, me dará la razón.

Por el momento, son los tiempos de…

¡Ambos!— Cozumel, Quintana Roo.

arevalo61@yahoo.com.mx

Periodista

Football news:

Maurizio Sarri: Juve are happy to have won perhaps the most difficult championship in the history of Serie A
Aubameyang is close to extending his contract with Arsenal until 2023
Rodri: Hazard is one of the best players in the world
We hit the Manchester United check for Alexis Sanchez: one goal – 11 million euros, a minute of playing time-20 thousand
Pep Guardiola: if Manchester City want to win the Champions League, they need to improve their defensive performance
The Premier League clubs voted against 5 substitutions next season
City has fought back from UEFA and is ready to update: Pep has 300 million on transfers, Ferran Torres and ake have already been taken, and Coulibaly is on the way