Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

ONU exige eliminar detenciones arbitrarias y torturas de México

Las detenciones arbitrarias y la tortura persisten en México como "una práctica generalizada", aunque existen avances significativos en esta lucha en los últimos años, afirmó el Comité de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas, que este viernes presentó un informe preliminar sobre el país.

Esto a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado constantemente que estas prácticas han sido erradicadas durante su Gobierno, que inició en diciembre de 2018.

"La detención arbitraria sigue siendo una práctica generalizada en México y con demasiada frecuencia es el catalizador de malos tratos, torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones arbitrarias", señaló en conferencia el grupo de expertos integrado por Matthew Gillett, Miriam Estrada-Castillo y Ganna Yudkivska.

Los expertos, que cumplieron una visita oficial a México del 18 al 29 de septiembre, señalaron que las Fuerzas Armadas mexicanas, la Guardia Nacional y agencias estatales y municipales "están frecuentemente implicadas" en detenciones arbitrarias.

Y estos cuerpos de seguridad "carecen de los controles civiles e independientes necesarios para garantizar la prevención y la rendición de cuentas", añadieron.

"En el problema generalizado de la detención arbitraria en México, la prisión preventiva obligatoria es frecuente en el país y se ha ampliado constitucionalmente para incluir en ella otros delitos, lo cual ha sido identificado como una violación a los derechos humanos", expuso Estrada-Castillo.

Además, aseveraron que "es frecuente" el uso excesivo de la fuerza, desde el momento de la aprehensión hasta que los detenidos quedan a disposición ante una autoridad judicial.

"En muchos casos, se infligen tortura y otras formas de malos tratos, incluida la tortura, para obtener confesiones y declaraciones incriminatorias", apuntaron los expertos.

Y señalaron que los retrasos entre el momento de la detención de una persona, su puesta a disposición ante el Ministerio Público y su posterior traslado a la autoridad judicial, "aumentan el riesgo de graves violaciones de derechos humanos durante este período crítico".

La detención de migrantes fue una preocupación del grupo.

"México debe garantizar que la detención de migrantes sea el último recurso, por el menor tiempo posible, luego de una evaluación individualizada, en condiciones dignas y con acceso a asistencia legal", advirtieron.

Además, denunciaron que la detención arbitraria "afecta a una amplia gama de personas en México, con riesgos particulares para los grupos vulnerables, incluidos los pueblos indígenas, las personas con discapacidad, las personas LGBTI+, los adolescentes, las personas mayores y las personas que viven en la pobreza".