El estado de Chihuahua que regresó a semáforo rojo por la pandemia de COVID-19 registra escasez de oxígeno para personas afectadas por la enfermedad reportan medios locales.

De acuerdo a Excelsior, el municipio de Chihuahua incrementó la apertura de fosas en panteones y los contagios y muertes siguen creciendo en ese estado fronterizo que colinda con El Paso, Texas, que también sufre una aguda crisis por la pandemia.

En las redes sociales se han generalizado llamadas de auxilio de personas que solicitan tanques de y oxígeno para sus familiares, quienes convalecen la pandemia en sus hogares.

Varios medios reportan que el tanque de oxígeno medicinal, cuesta alrededor de los 12 mil pesos cuando al inicio de la pandemia su precio era de 7 mil pesos.

También reportan que cuando se levantaron restricciones en mayo se registraron filas en las tiendas donde los clientes buscaban abastecerse de cerveza pese al riesgo de contagio.