Para la reconstrucción del país, tras los sismos de septiembre 2017, se han invertido 48 mil 844 millones de pesos y existe riesgo de que el Programa Nacional de Infraestructura no se cumpla.

De acuerdo con una revisión de 24 HORAS, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, en el periodo 2017-2018, se invirtieron 38 mil millones de pesos.

A su vez, entre 2019 y 2020 ya en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se han invertido 10 mil 844 millones de pesos.

Sin embargo, un análisis del Coneval publicado en agosto pasado señala que existen indicios de que el Programa Nacional de Reconstrucción está en riesgo de no cumplirse.

La razón es que en 2020, debido a los ajustes presupuestales y la austeridad, se recortó el 62% de los recursos para la reconstrucción, lo que podría causar que no se llegue a la meta.

De acuerdo con la organización civil Fundar, en un informe sobre el gasto tras los sismos en el sexenio de Enrique Peña Nieto, aunque la cifra de inversión superó los 38 mil millones de pesos, no fue posible evaluar y cuantificar el avance de las acciones.

“A pesar de la gran cantidad de recursos públicos y privados movilizados, así como de los esfuerzos para transparentar el origen y el destino del presupuesto, con la información pública disponible aún no se puede conocer ni evaluar si las acciones de reconstrucción han cumplido sus objetivos para la atención de todas las necesidades de la población afectada”, señala el informe.

Durante 2017 y 2018 además de las acciones directas, el Gobierno de Peña Nieto se enfocó en entregar tarjetas bancarias con apoyos por 120 mil pesos a la población que resultó con pérdida total de su vivienda y hasta 60 mil por daños parciales.

Nuevo gobierno

Con la llegada de López Obrador a la Presidencia, en 2019 se autorizaron ocho mil millones de pesos de presupuesto, principalmente para la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

En 2020 se tiene un presupuesto de dos mil 844 millones de pesos para el Programa Nacional de Reconstrucción, cuyo objetivo es conjuntar las acciones en vivienda, infraestructura educativa y cultura que quedó dañada por los sismos del 8 y 17 de septiembre de 2017.

A pesar de los más de 48 mil millones de pesos invertidos, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su más reciente informe indica que debido al recorte presupuestal se pone “en riesgo de la reconstrucción integral de las localidades que aún no han sido atendidas por completo”.

LEG