Nicaragua
This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Presos políticos siguen aislados en la cárcel: torturas e interrogatorios, pierden más peso y no reciben sol

Un mes y medio después de que se permitió la primera visita a 37 presos políticos en El Chipote, el régimen de Daniel Ortegs dejó que los familiares llegaran por segunda ocasión en una jornada que duró del 11 al 13 de octubre, con visitas de hasta dos familiares por reo político.

Diariamente se realizaron unas diez visitas que tuvieron una duración de dos horas, que fue una hora y media más que lo facilitado durante las primeras reuniones a finales de agosto. Sin embargo, los familiares solicitan que les permitan llegar con mucha más frecuencia, con las visitas de una vez a la semana que establece la ley.

Los interrogatorios dentro de la cárcel han continuado y en ocasiones se han dado hasta dos, tres y cuatro veces en un mismo día en contra de algunos de los detenidos, una acción que sus familiares describen como torturas psicológicas del régimen que intenta crear una narrativa que justifique las acciones realizadas en su contra.

Los presos también continúan perdiendo peso, en algunos casos ellos han decido no comer ciertos alimentos que les dan en la cárcel y eso ha llevado a que algunos como Félix Maradiaga, lleguen a perder hasta 45 libras, mientras que el excanciller Francisco Aguirre Sacasa está en un peso de 140 libras, 30 menos que cuando fue capturado.

A las mujeres se les mantiene en celdas solas, pero se les prohíbe cualquier tipo de comunicación con otros detenidos y si no se cumple, los castigan quitándoles alimentos de los dos tiempos que se les facilitan en la cárcel y que, principalmente, puede llegar a ser solo gallo pinto.

A pesar de la situación, algunos presos políticos enviaron mensajes de esperanza a los nicaragüenses y otros piden que se haga más para tratar de sacarlos de las cárceles de Daniel Ortega.

Ana Margarita y Tamara Dávila aisladas

presos políticos

presos políticos

Los familiares de Tamara Dávila y Ana Margarita Vijil se encontraron con un gran despliegue policial al momento de llegar a la Dirección de Auxilio Judicial. Ana Lucía Álvarez, sobrina de Ana Margarita y hermana de Tamara, relató que la cantidad de policías que habían en el lugar solo podían estar ahí para intimidar a los familiares de los presos políticos.

Álvarez expresó que las mujeres que fueron detenidas por el régimen son las que por el momento se encuentran más aisladas. Dávila, por ejemplo, se encuentra sola en su celda y no se le permite ver ni hablar con ningún otro de los rehenes del régimen.

“Además ella (Tamara Dávila) está con una celda empernada. Es decir, la puerta de la celda está totalmente clausurada para que ella no pueda ver a su alrededor para que no pueda tener siquiera contacto visual con las personas que pasan por el espacio donde está su celda”, explicó Álvarez.

Cuenta, además, que los interrogatorios contra las dos mujeres continúan y contabilizan a 16 personas diferentes que en distintas ocasiones realizan las mismas preguntas una y otra vez.

En el caso de Ana Margarita, aunque su celda está menos restringida en comparación con la de Tamara, tiene prohibido comunicarse con las demás personas detenidas y le impusieron un custodio que permanece las 24 horas del día, los siete días de la semana, para evitar que alguno intente comunicarse.

Álvarez denunció que Dora María Téllez, quien se encuentra sola en su celda también, es sujeto de torturas psicológicas al igual que los demás presos políticos.

“En el caso particular de Dora nos preocupa enormemente que hemos identificado, que en El Chipote, están usando distintas tipos de tortura, y en el caso de Dora, una forma de tortura específica hacia ella y otras personas que están en celdas cercanas es la oscuridad. Ellas pasan sin luz todo el tiempo. Hay algunas personas que han manifestado que les encienden la luz constantemente y en el caso de Dora ha manifestado que pasa en la penumbra todo el tiempo”, detalló Álvarez.

Suyén Barahona “moralmente fuerte”

Suyen Barahona
Suyen Barahona
Suyen Barahona. Foto: Cortesía Jorge Mejía Peralta

Familiares de Suyén Barahona expresaron que la encontraron un poco más delgada que la última vez, aunque no con una pérdida de peso muy significativa en comparación con otros presos políticos.

Barahona está detenida desde el 13 de junio pasado, y no se le permite tener contacto con ninguno de los demás presos políticos ni siquiera en los momentos cuando sale a tomar unos pocos minutos de sol en un patio donde “no se puede ver el cielo”.

“Está resistiendo una situación agresiva de cautiverio y constantes interrogatorios (así como) formas de desmoralizarla”, expresaron sus familiares. Sin embargo, agregaron que “está moralmente fuerte”.

También relataron que a Barahona se le aplicaron las dos dosis de la vacuna contra la covid-19, aunque no se sabe exactamente cuál biológico, pero eso, al menos, tranquiliza a sus familiares quienes sienten que con eso se encuentra protegida contra esa enfermedad.

Francisco Aguirre Sacasa come gallo pinto dos veces al día

Georgie Aguirre, hija de Francisco Aguirre Sacasa, expresó que su padre es otro de los presos que está perdiendo peso considerablemente, aunque este expresó que le están dando de comer gallo pinto dos veces al día.

En su caso, no le permiten salir de su celda bajo ninguna circunstancia, ni siquiera para tomar el sol y dentro de su celda le mantienen la luz encendida, una forma de tortura que han denunciado diferentes familiares de los presos políticos en los últimos meses.

“Él ha pedido que le apaguen (la luz) y de vez en cuando lo hacen y dice que no puede hablar con las otras personas detenidas que están a su lado o enfrente de él”, relató Aguirre.

Expresó además que el excanciller Aguirre Sacasa se encuentra triste y molesto, “porque piensa que no están haciendo nada por ellos”, y que, por el momento, no se siente optimista para poder ser liberado después de las elecciones.

En su caso particular, le relató a sus familiares que en un día lo han sacado de la celda hasta tres y cuatro veces para llevarlo a interrogatorios donde además le dicen que Estados Unidos no hará nada por los presos políticos.

“Le preguntan cosas raras, por ejemplo sobre los caballos, o se burlan de los Estados Unidos y nunca sabe cuándo lo van a llevar y cuándo no lo van a llevar. Le ha estado pidiendo a mi mami su medicina, a él le mandan su medicina y no se lo dan o no se lo dan completo. No han cambiado muchas cosas”, narró Aguirre.

Félix Maradiaga es trasladado con otros presos políticos

Félix Maradiaga, presos políticos
Félix Maradiaga, presos políticos
Félix Maradiaga. Foto: Cortesía Jorge Mejía Peralta

Berta Valle, esposa del preso político y precandidato presidencial Félix Maradiaga, relató que su visita duró “un poco más de una hora” y los familiares que llegaron a verlo fueron revisados por la Policía y no se les permitió el ingreso de jugos ni galletas para el detenido.

A Maradiaga lo cambiaron de celda, según el relato de Valle, y pasó de estar solo a estar acompañado de otros presos políticos, parte de los 37 secuestrados por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en los últimos cuatro meses y medio.

“Para mí, lo que más me preocupa, es el tema de los interrogatorios porque se convierten en una tortura psicológica que, sumado a las condiciones físicas en que se encuentran, atormentan a nuestros familiares”, se quejó Valle.

Ella está pidiendo que se permita entregar frazadas (sábanas), a los presos porque estos se han quejado de que en las oscuras celdas donde se encuentran hace mucho frío y no tienen con qué cubrirse, esto sumado a que Maradiaga ya perdió 45 libras de peso, según relató Valle.

“Félix expresó que, a pesar que las condiciones son muy duras, muy difíciles, les obligan a estar en completo silencio, inclusive cuando tenés a alguien en tu celda, pero dice que a pesar de eso se siente con mucha fortaleza espiritual, me ha expresado que es la oración la que lo mantiene fuerte”, mencionó Valle.

Victoria Cárdenas: “Los presos políticos están con hambre”

Victoria Cárdenas, esposa del precandidato presidencial Juan Sebastián Chamorro, dijo que la visita a su esposo duró una hora y 45 minutos aproximadamente y dice con contundencia que “los presos políticos están con hambre”.

“Siguen bajando de peso, en el caso de Juan Sebastián perdió, en el último mes, siete libras más, ya perdió 33 libras en cuatro meses, lo cual nos tiene muy preocupados, ya que con el tiempo esto puede repercutir en su salud”, dijo Cárdenas.

A Chamorro le permiten salir a tomar el sol entre cada 10 días y cada dos semanas por un período de 30 minutos, según expresó él a sus familiares.

Él también se encuentra incomunicado, según contó Cárdenas. Solo ha recibido visitas en dos ocasiones desde que fue secuestrado por el régimen el pasado 8 de junio, la misma noche que el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri y la integrante del Consejo Político de la Unidad Azul y Blanco, Violeta Granera.

“Se encuentra de buen ánimo, porque es un hombre fuerte”, dijo Cárdenas.

Chamorro está con otros dos presos políticos, con quienes le prohíben hablar. Además, la toalla que le llevaron sus familiares no la usa para bañarse porque es la que le sirve de almohada y en ocasiones de sábana, cuando hace mucho frío.

“Demandamos que les podamos llevar los tres tiempos de comida, con comida que se ajuste a la condición de cada familiar y que sea balanceada y nutritiva, para que no sigan bajando de peso, y exigimos visitas periódicas semanales y que su abogado tenga acceso a ellos”, demandó Cárdenas.

Las condiciones de Miguel Mora y Medardo Mairena

Verónica Chávez, esposa del político Miguel Mora quien lleva detenido desde el pasado 21 de junio, logró verlo este 12 de octubre. “Logré ver a mi esposo Miguel”, dijo la periodista, quien recientemente se enfermó de covid-19 al igual que su hijo “Miguelito”, quien ya salió de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, pero todavía se encuentra en recuperación.

“Solo Dios es quien le da fuerza, está sostenido por las manos de Dios. No hay otra explicación”, dijo Chávez.

“El mensaje de Miguel es que aunque todo se vea oscuro no dejemos de creerle a Dios que hará cosas grandes en Nicaragua. Que persistamos en la  oración y con fe pidamos por la paz y liberación de nuestra nación”, expresó Chávez.

Al igual que otros presos políticos, el exprecandidato presidencial Medardo Mairena también ha perdido peso, “35 libras”, según sus familiares quienes dieron a conocer las condiciones en que se encuentra a través de un post en redes sociales.

“En la visita de hoy, a pesar de los continuos interrogatorios diarios y la pérdida de 35 libras, nuestro hermano Medardo Mairena ha transmitido su agradecimiento a todas las personas que se mantienen en oración por la salud y la liberación tanto de él, como la de todos los presos políticos”, dice parte del breve mensaje que se publicó en la red social.