Paraguay

Brasil supera los 15 millones de casos confirmados de COVID-19

Brasil superó este jueves los 15 millones de contagios y quedó próximo a las 417.000 muertes por covid-19, después de registrar en las últimas 24 horas 73.380 nuevos casos y 2.550 fallecimientos asociados al coronavirus, según las cifras oficiales divulgadas por el Gobierno.


Fuente: EFE

Desde el primer contagio, el 26 de febrero, y de la primera muerte, el 12 de marzo, ambos en Sao Paulo, el país suma ahora 15.003.563 casos confirmados y 416.949 decesos por la covid-19.

El Ministerio de Salud, en su más reciente boletín epidemiológico, indicó que entre el miércoles y este jueves se presentó un leve ascenso en el número de infectados (+0,11 %) y una reducción en el de muertes diarias (-9,28 %), en comparación con las 24 horas anteriores.

Según el reporte oficial, en la nación de casi 212 millones de habitantes se han recuperado 13.591.335 pacientes del coronavirus, lo que supone el 90,5 % del total de infectados.

Otros 995.279 pacientes se encuentran en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

Brasil, uno de los tres países en el mundo más afectado por la pandemia en números absolutos junto a Estados Unidos e India, registra una tasa de mortalidad de 198 decesos por cada 100.000 habitantes y una incidencia de 7.140 personas infectadas en la misma proporción.

El estado de Sao Paulo, el más poblado del país con 46 millones de habitantes y localizado en la región Sureste, sigue siendo la región con más casos confirmados (2.969.680) y muertes (99.406), bordeando ya los 100.000 fallecimientos.

Mientras el país vive una aparente estabilidad frente al número de contagios y muertes y en algunas regiones se flexibilizan las restricciones de circulación y medidas de aislamiento, en el Senado avanzan las sesiones de la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) para evaluar la responsabilidad del Gobierno.

Este jueves ante la CPI, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, intentó justificar el negacionismo del presidente Jair Bolsonaro frente a la covid-19, pero admitió que el distanciamiento social "será necesario" hasta concluirse el proceso de vacunación, que se ha desacelerado por falta de inmunizantes.

El presidente de dicho país Rodrigo Duterte ordenó el arresto de aquellas personas que incurran en el mal uso de las mascarillas. Da la orden a las fuerzas policiales para accionar ante este tipo de casos.

Filipinas es uno de los países con alto índice de contagios de covid-19, razón por la que su mandatario no encuentra mejor forma de imponer nuevos hábitos que implementando la fuerza.

En ese país imperan las restricciones tanto en capital como en las demás ciudades. A finales de marzo se desató un brote de contagios masivos y se registraron infracciones por parte de personas a las normativas sanitarias.

La nueva orden, que hasta adquiere ribetes dictatoriales se da a poco de que la Policía, como método de castigo haya obligado a un hombre a realizar flexiones por violar el toque de queda, provocándole la muerte.

Aunque el ministro de justicia y el jefe de las fuerzas policiales opten por una menor rigurosidad y la imposición de multas o servicios comunitarios, Duterte se muestra inflexible con las nuevas medidas.

Los arrestos pueden tener una duración máxima de doce horas. Ante la medida, la asociación de Derechos Humanos Karapatán elevó la voz ante lo que cataloga como un uso arbitrario y excesivo de la fuerza.

El sorprendente apoyo del presidente de EE.UU., Joe Biden, a una suspensión de las patentes de las vacunas contra el covid-19, ha puesto en pie de guerra a las farmacéuticas, que han criticado este jueves la iniciativa por considerar que daña la innovación y no supone una solución en la lucha actual contra la pandemia.


Fuente: EFE

El grupo de Investigadores y Manufactureros Farmacéuticos de EE.UU. (PhRMA), asociación que engloba fabricantes como AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson -fabricantes de vacunas contra el COVID-19- advirtió que la propuesta "debilitará aún más las cadenas de suministro y alimentará la proliferación de vacunas falsificadas".

Así lo apuntó en un comunicado el presidente de esta organización, Stephen Ubl, quien advirtió, además, que esta iniciativa "sembrará confusión entre los socios públicos y privados".

Y el diario The Wall Street Journal, referencia en el mundo empresarial, publicó este jueves un duro editorial titulado "El robo de las patentes de vacunas de Biden" en el que se pregunta: "¿Quién invertirá en terapias en el futuro cuando la Casa Blanca ayuda a otros Gobiernos a robar?".

Para remarcar la complejidad del proceso de producción, Pfizer ha señalado que su vacuna, desarrollada con el laboratorio alemán BioNTech, requiere 280 componentes de 89 suministradores diferentes ubicados en 19 países.

El consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, dijo esta semana a la CNBC que la propuesta que tiene que discutirse en la Organización Mundial de Comercio "no tiene ningún sentido" ni tampoco hará "nada" por facilitar la manufactura de las vacunas en países en desarrollo que "carecen de la infraestructura necesaria". Además criticó lo que esto desincentivaría a la industria ante futuras pandemias.

Caso aparte es Moderna, que aseguró este jueves que su negocio no se verá afectado por una posible suspensión de las patentes, aunque como las otras farmacéuticas duda de que la medida pueda ayudar a mejorar el suministro de dosis.

"Creo que no cambia nada para Moderna", dijo el consejero delegado de la firma, Stéphane Bancel, quien recordó que su empresa ya dijo el pasado octubre que no va a forzar a que se respeten sus patentes relacionadas con el covid-19 durante la pandemia.

Las críticas de las farmacéuticas coincidieron con nuevas caídas en los mercados bursátiles.

Por segundo día consecutivo, las acciones de Pfizer, Moderna, Novavax y Johnson & Johnson, que el miércoles ya se habían visto golpeadas por la noticia, se colocaron de nuevo en rojo desde el inicio de la sesión bursátil.

CASI LA MITAD DE EE.UU. YA TIENE AL MENOS UNA DOSIS

La India y Sudáfrica, apoyados por decenas de naciones en desarrollo, llevan desde octubre del año pasado pidiendo a la OMC que suspenda las patentes de vacunas, tests y tratamientos contra el covid-19 con el fin de que puedan producirse en otros países.

Hasta ahora, EE.UU. y otros productores de esos fármacos, como la Unión Europea (UE), el Reino Unido y Suiza, se habían opuesto a la suspensión de patentes, al alegar que la propiedad intelectual funciona como incentivo para el desarrollo de vacunas y otros productos contra esta y futuras pandemias.

Biden cumplió finalmente con su promesa de campaña de dar su respaldo a la propuesta de retirar las patentes, pero solo lo ha hecho cuando el país ya ha administrado más de 250 millones de dosis (lo que supone que el 45% de su población tiene al menos una) y prevé tener vacunada al 70 % de la población en julio.

La representante de Comercio Exterior de EE.UU., Katherine Tai, anunció este miércoles la posición de Washington y aunque dejó claro que la Administración sigue creyendo "firmemente" en la protección de la propiedad intelectual insistió en que esta es una crisis de salud global, y "las circunstancias extraordinarias" exigen medidas extraordinarias".

Hasta ahora han sido administradas 1.210 millones de vacunas en el mundo, lo que supone apenas el 16 % de la población total, según cifras compiladas por el proyecto "Our World in Data" de la Universidad de Oxford.

Sin embargo, la desigualdad en el acceso en función de los países es enorme.

Mientras en Venezuela solo el 0,9 % de su población ha recibido al menos una dosis; en Sudáfrica, el 0,6 %, y en Irán, el 1,6%, en el caso del Reino Unido más del 76 % de sus habitantes ya han sido inoculados en un ocasión, y en España, la cifra es del 38 %.

URGE COMPARTIR VACUNAS EXCEDENTES

Por ello, los expertos urgen a complementar la suspensión de las patentes con medidas más a corto plazo para encarar la extrema urgencia de la situación.

Avril Benoît, directora de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Estados Unidos, aplaudió en un comunicado enviado a Efe la "valiente" decisión de EE.UU. en un momento "de necesidad sin precedentes".

Aunque Benoît reconoció que si bien "otros fabricantes tendrán la información -y el permiso legal- que necesitan de las empresas farmacéuticas para ayudar a aumentar el suministro mundial y poner más vacunas en los brazos de la gente de todo el mundo, esto no ocurrirá de inmediato".

Actualmente Estados Unidos tiene millones de dosis almacenadas de la vacuna de AstraZeneca, que no ha recibido aprobación por sus autoridades.

"Si los Estados Unidos quieren realmente acabar con esta pandemia, también deben compartir sus dosis de vacunas excedentes ahora con Covax (el mecanismo global lanzado por al Organización Mundial de la Salud) y llenar el vacío de acceso hasta que otros fabricantes estén en disposición de aumentar la producción", recalcó Benoît.

Nueva York planea ofrecer tan pronto como este fin de semana vacunas de una sola dosis de Johnson & Johnson a turistas en atracciones locales como Times Square, el puente de Brooklyn y Central Park, previa aprobación de las autoridades del estado, según anunció este jueves el alcalde Bill de Blasio.


Fuente: EFE

"Es un mensaje positivo a los turistas: vengan aquí, es seguro, es un gran lugar para estar, los cuidaremos y nos aseguraremos de que se vacunan mientras están con nosotros. Esto puede comenzar tan pronto como sea aprobado y estamos listos para que sea este fin de semana", dijo en una rueda de prensa el alcalde demócrata.

De Blasio resaltó la importancia de que vuelva el turismo a Nueva York, para lo que ha destinado unos 30 millones de dólares a la que será la mayor campaña turística de la historia de la ciudad de cara a este verano, si bien la mayoría del turismo hasta el momento es nacional debido a las restricciones de entrada a EE.UU. por el covid-19.

El alcalde señaló que está trabajando con el estado -a cargo del gobernador, el también demócrata Andrew Cuomo- para que se "altere" la legislación vigente y se permita a la Gran Manzana "proveer vacunas a personas de fuera de la ciudad" o "no neoyorquinos".

La medida podría hacer más atractiva la inmunización para aquellos que aún dudan en el país, donde ya hay acceso universal a las diferentes vacunas para todos los adultos, pero también podría generar un turismo de vacunas para extranjeros cuando se abran las fronteras, dependiendo de la naturaleza de ese cambio legislativo.

Gobiernos de estados y negocios por todo el país han desplegado su creatividad en las últimas semanas para animar a los ciudadanos a ponerse la vacuna, ofreciendo un sinfín de productos y servicios a quienes presenten sus credenciales de inmunización, como cervezas, donuts, porros de marihuana o entradas deportivas.

Nueva York fijó el 1 de julio como fecha límite para la reapertura total de la ciudad y ya se ha dado luz verde a la máxima capacidad de los negocios a finales de este mes, aunque la subida de telón de Broadway, uno de los principales atractivos turísticos, llegará un poco más tarde, el 14 de septiembre.

Football news:

Smertin recalls Euro 2004: he almost fought in the joints, defended against the young Cristiano and understood the excitement of the Bridge
Gareth Southgate: We shouldn't be football snobs. In matches with top teams, diversity is important
Leonid Slutsky: I am still sure that the Finnish national team is the outsider of our group. They were very lucky against Denmark
I'm not a racist! Arnautovic apologized for insulting the players of the national team of North Macedonia
Gary Lineker: Mbappe is a world-class star, he will replace Ronaldo, but not Messi. Leo does things that others are not capable of
The Spanish fan has been going to the matches of the national team since 1979. He came to the Euro with the famous drum (he could have lost it during the lockdown)
Ronaldo removed the sponsored Coca-Cola at a press conference. Cristiano is strongly against sugar - does not even advertise it