Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Aguerre: el momento que lo hizo pensar en el retiro, su amor por Peñarol y la actualidad en América Mineiro

El mercado brasileño está en auge entre los futbolistas uruguayos, y varios clubes han reforzado sus planteles apostando por la garra charrúa. América Mineiro es uno de estos equipos, y su incorporación más reciente es la del exarquero de Peñarol y Cerro Largo, Washington Aguerre.

Sin embargo, la llegada de Aguerre al fútbol brasileño no fue sin obstáculos. En 2022, su carrera estaba en ascenso en el fútbol mexicano, era el arquero titular del Querétaro y tenía varios años de contrato por delante para seguir en la liga mexicana. Aunque el 5 de marzo de 2022 las cosas comenzaron a cambiar: una batalla campal entre los hinchas de su club y los del Atlas dejó un saldo de 20 heridos graves y llevó a que la Federación Mexicana exigiera a los dueños del club que los entregaran.

Los dueños decidieron ceder el control del club, y ahí comenzó el calvario de Aguerre. “Cuando tomó posesión el Grupo Caliente comenzó todo. Es una empresa dueña de muchos equipos en México y, como tiene tantos jugadores, lo que hicieron fue sacar a todos los que habían llegado con la directiva anterior para traer a los suyos. Yo fui el último que se mantuvo, ellos querían venderme o que me fuera con la rescisión del contrato. Les dije que no, porque me quedaban todavía dos años de vínculo. Entonces estuve 10 meses sin jugar”, contó el arquero a Ovación.

Para el comienzo de la nueva temporada, el equipo decidió no registrarlo en la Liga Mexicana, arrebatándole toda posibilidad de salir al campo de juego. “Ellos me debían entre seis o siete meses de salario, y fue entonces que con mi empresario contratamos un abogado para hacer todas las gestiones legales y cobrar el dinero que me debían y salir del club Querétaro”, explicó. Al final, optó por rescindir el año restante de contrato para encontrar un nuevo club.

Pero en el proceso se encontró con personas fundamentales que lo apoyaron, como el barbero del equipo. “Cuando regresé de las vacaciones a México, ya había entregado el apartamento y pensaba que antes de la pretemporada llegaría a un acuerdo con el club para poder salir, pero ellos no querían. Primero me fui unos días al hotel y luego me quedé en la casa de mi gran amigo, el barbero, que también es del club. Él me abrió las puertas de su casa y me quedé allí un tiempo hasta resolver todo el tema de la rescisión del contrato y que me pagaran todo lo que me estaban debiendo”, indicó.

Y agregó que “fue un momento difícil, porque tengo a mi hija allá. La madre y mi hija se fueron a la casa de los padres de ella en México D.F. mientras yo trataba todo ese tema directamente con el club. No quería pasar ese momento malo y amargo con ellas, decidí pasarlos solo, con la gran ayuda de este amigo”.

Aguerre indicó lo difícil que fue el momento que tuvo que pasar y confesó que incluso pensó en colgar los guantes. “Por más que entrenaba, no competía con mis compañeros de puesto porque sabía que no iba a poder jugar. Eso es feo para un jugador, porque vas a entrenar todos los días pero no te tienen en cuenta y es difícil. Sí que por momentos se me pasó por la cabeza retirarme, pero con la ayuda de mi familia, mis padres y mis hijos aguanté muchísimo y seguiré aguantando. Quiero lograr mis objetivos y sueños y voy a seguir trabajando”, destacó.

Y tras su salida, las oportunidades comenzaron a aparecer en su horizonte. Peñarol fue uno de los equipos interesados en él.

Durante el último período de pases, mientras el equipo aurinegro buscaba un arquero, el nombre de Aguerre sonó fuerte y el guardameta confirmó que el interés fue real. “Estando en México tuve la oportunidad de hablar con (Pablo) Bengoechea y con (Ignacio) Ruglio y me dijeron la postura que tenían de contar conmigo para este torneo”, detalló.

Sin embargo, cuando logró la rescisión del contrato con Querétaro, Peñarol presentó como incorporación a Guillermo De Amores. “No supe mucho qué fue lo que pasó, pero eso es pasado. Hoy, la verdad, que estoy disfrutando y estoy contento de estar en América, que me abrió la puerta de su lindo club”, subrayó.

Y añadió que su pasión por Peñarol está “intacta”: “El amor siempre sigue, yo nací hincha de Peñarol y lo seguiré siendo, obviamente como hincha tenía muchas ilusiones de tener esta linda oportunidad de llegar al club, pero no se dio. Si no fue ahora seguramente será más adelante”, sostuvo.

La actualidad de Aguerre en América Mineiro

Aguerre está muy feliz de haberse sumado a las filas del equipo de Belo Horizonte y explicó que le presentaron un proyecto que lo entusiasmó. Además, admitió que el hecho de que haya uruguayos y argentinos hizo las cosas más sencillas. “Cuando somos todos de afuera eso facilita las cosas”, subrayó.

América Mineiro acumula solo 17 unidades en el Brasileirao, está penúltimo y en zona de descenso (al cierre jugaba con Vasco Da Gama), pero eso no lo desanima: “El objetivo del club es mantenernos en la Primera División. Sabemos bien que el club no está pasando por su mejor momento, pero quedan muchos partidos por jugar y hasta el último la tenemos que pelear. En lo personal busco jugar, hacer mi debut y conseguirlo de la mejor manera para mostrarle la confianza y la tranquilidad al equipo y al cuerpo técnico. Como todos los jugadores, mi sueño es poder estar en la selección y voy a tratar de hacer todo lo posible para trabajar para que en estas convocatorias que quedan por este año poder estar presente”, confesó.

Sobre la cantidad de uruguayos que han llegado al fútbol norteño en los últimos tiempos destacó: “Creo que la garra charrúa es real, las ganas de triunfar, salir adelante y el hambre de gloria es lo que se busca en los uruguayos. Además, que sabemos bien lo que es la liga de Brasil, lo fuerte que está y bien vista desde afuera. Lo vemos todos, que siempre tienen equipos en las finales en las copas internacionales”, sostuvo.

Ahora, en América Mineiro, Aguerre se prepara para el futuro. Espera que su desempeño en el equipo en los próximos meses abra nuevas oportunidades, ya que su contrato inicial es de solamente cuatro meses.

Su sueño es jugar en grandes ligas y representar a Uruguay en la selección sigue siendo su motivación principal y está confiado en que lo logrará. “Para eso hay que trabajarlo en el día a día y a veces tenemos que pasar por cosas malas para poder llegar a lo bueno”, aseguró.

A sus 30 años, Aguerre se siente maduro y listo para enfrentar los desafíos que le depare el futuro. Está entrenado y listo para dar lo mejor de sí mismo en el campo de juego. Una vez que tenga la oportunidad de debutar con América Mineiro, no tiene intención de “soltar el arco” del equipo.