Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Atracción: los corderitos Nico y Fede, bautizados con el nombre de los goleadores celestes

Nico y Fede. Con esos nombres fueron bautizados dos corderitos en la Expo Prado 2023. Con solo tres días de nacidos, son parte de los cerca de 30 pequeños ovinos que se pueden visitar en la ya famosa Guardería de Corderos, propuesta a cargo del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y de la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Tras la victoria 3 a 1 de Uruguay ante Chile, este viernes 8 en el Estadio Centenario por el debut en la Fase Clasificatoria para el Mundial de Fútbol de 2026, los pequeños ovinos recibieron esos nombres en homenaje a los autores de los goles celestes, Nicolás De la Cruz y Federico Valverde.

Juan Samuelle

Marcos García Pintos con Nico y Fede.

Divino y gratis

“¡Esto es divino, y es gratis, mirá como disfruta la nena, nunca había estado con un animalito!”. Eso dijo una madre que ayudaba a su pequeña hija, de dos años, a darle leche con una mamadera a un corderito nacido hace apenas una semana, en ese espacio de la Rural del Prado.

Esa situación es apenas un ejemplo de experiencias inolvidables para los más pequeños (y para muchos no tan pequeños) en la Guardería de Corderos, actividad que se desarrolla por cuarto año consecutivo, esta vez en el denominado Espacio Granja, en el Galpón de Conejos donde faltaron las aves (los cabañeros este año decidieron no concurrir por temas relacionados con la gripe aviar) pero hay conejos, lechones, llamas, cabras y los pequeños corderitos, que son el principal centro de atracción.

Federico Blanco, veterinario y técnico del SUL, explicó a El Observador que en ese sitio, de acceso gratuito (los pequeños y un mayor que lo cuide pueden ingresar al box donde están los animales) hay corderos de distintas razas, con menos de una semana de nacidos a algunos que tienen 50 días de vida, animales que fueron aportados por cabañeros y productores.

Marcos García Pintos, agrónomo y otro de los técnicos del SUL a cargo de esta movida, destacó el valor que la misma tiene para que mucha gente que no tiene relación con el campo experimente la satisfacción que da convivir con los animales y de paso se informe sobre el sector ovino.

Los otros dos técnicos que están a cargo de la guardería son la veterinaria Sabina Lacava y el agrónomo Juan José Lucas.

Quienes visitan la guardería, si son niños grandes, adolescentes o personas ya adultas, incluso las maestras que van con escolares, son asesorados por los técnicos del SUL, en compañía de un conjunto de estudiantes de ciencias agrarias de la Universidad de la Empresa (UDE).

Los corderos disfrutan

La visita puede hacerse de 9 a 19 horas hasta el domingo 17 de setiembre y hay un control adecuado de modo que los corderos no se estresen, aunque con ver lo que sucede queda claro que les gusta el contacto con los niños y sobre todo cuando estos los alimentan con sustituto lácteo o incluso fardo de avena.

El control veterinario es permanente de modo de que haya máxima seguridad para los animales y el público.

Blanco dijo que esta experiencia es muy positiva porque permite que el público, sobre todo el ciudadano, conozca al sector ovino, sepa de sus producciones y para eso un buen complemento este año es un sector en el que los chiquitos pueden colorear dibujos de ovinos y otro en el que se exhiben lanas en distintas etapas de su procesamiento tras la cosecha del vellón.