Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Diplomático indagado: con partida de su abuela sacaron pasajes falsos

El sumario en los Servicios Jurídicos de la Cancillería por la tramitación de pasaportes apócrifos entregados a rusos en base a partidas de nacimiento uruguayas, transcurría sin novedades para los diplomáticos Stefano di Conza y Gustavo Piegas. Pero algo cambió en las últimas horas.

Según una fuente ministerial, el sumario abarca la gestión de Piegas y de Di Conza en la embajada uruguaya en Moscú y estaba a punto de cerrarse concluyendo que ambos solo habrían incurrido en una falta leve.

Sin embargo, cuando la Fiscalía detectó que, para la confección de cuatro pasaportes uruguayos entregados a rusos se utilizó la partida original de nacimiento de una abuela de Di Conza, el sumario se volvió a reabrir.

El uso de la partida de nacimiento de la abuela de Di Conza fue constatado por la fiscal de Flagrancia de 12° Turno, Sabrina Flores, y por miembros de su equipo tras un análisis de documentación diplomática.

Tiempo atrás, Flores había solicitado a la Cancillería que la embajada uruguaya en la capital rusa enviara la documentación de todos los pasaportes uruguayos otorgados a ciudadanos rusos. Cuando llegaron los expedientes, la fiscal comprobó que estaban faltando documentos.

Lo que no le habían enviado era, justamente, los pasaportes elaborados para rusos en base a la partida de nacimiento de la abuela de Di Conza.

La fiscal envió un segundo oficio al Ministerio de Relaciones Exteriores solicitando que se realizara una búsqueda más exhaustiva de los papeles faltantes. Esa documentación jamás se encontró, según la fuente.

Tras detectar esa situación, la fiscal Flores citó a declarar a Di Conza. Casi en forma simultánea, el abogado del diplomático, Florencio Macedo, informó a la Fiscalía que Di Conza tenía intención de dar explicaciones sobre lo ocurrido con la partida de su abuela.

Una fuente del caso dijo a El País que “la Fiscalía está al tanto” de todo lo sucedido con la partida de nacimiento de la abuela del diplomático. Y señaló que se agregaron cuatro pericias sobre la utilización de dicha documentación.

Según la fuente, Di Conza declaró que cuando se elaboraron los cuatro pasaportes él no se encontraba en Moscú y negó que haya utilizado la partida de su abuela para gestionar documentos para ciudadanos uruguayos.

El diplomático señaló a la fiscal Flores que las personas que participaron en la tramitación de los documentos apócrifos desconocían la letra cursiva en español porque se cometieron errores de ortografía. Y agregó que esos individuos que confeccionaron los documentos tampoco sabían con exactitud cómo se escribía el apellido de la abuela del diplomático investigado.

Según una de las fuentes consultadas, las falsificaciones de los pasaportes con la partida de nacimiento de la abuela de Di Conza siguieron la misma metodología utilizada cuando estaban otros cónsules al frente de la sede diplomática en la ciudad moscovita.

Ello, explicó, podría llegar a demostrar que los diplomáticos no tienen vinculaciones con las maniobras, sino que estas fueron instrumentadas por una “mafia” que opera por fuera del servicio diplomático uruguayo destinado en Moscú.

“La línea Moscú”: maniobra de larga data

Hay un manto de incertidumbre sobre los pasaportes expedidos en el consulado uruguayo de Moscú. Desde 2003, investigadores de la Dirección de Inteligencia tenían indicios en cuanto a que se falsificaban documentos de viaje en el exterior. Sin embargo, las investigaciones no llegaron a buen puerto. Luego de una denuncia que resultó archivada, recién en 2021 el caso salió a la luz. Un ciudadano ruso llegó titubeando al mostrador de la Dirección de Identificación Civil. Su documentación indicaba que su padre era un anciano uruguayo de la colonia rusa de San Javier, que nunca salió del país. El ruso fue detenido y así comenzó la investigación fiscal.