Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Estas son las 10 claves que debés tener en cuenta para hacer una limpieza energética de tu hogar

Para alejar las malas energías y atraer la buena fortuna se pueden usar determinados elementos como frecuencias sonoras, palo santo y velas aromáticas

Limpieza de energías negativas.
Limpieza de energías negativas.

Foto: archivo

La Nación (GDA)
Según distintas tradiciones y creencias, hacer una limpieza de las energías, a través de diferentes rituales, permite alejar lo malo que puede haber en el hogar, además de atraer la buena fortuna, la abundancia, el dinero y el amor.

Para hacer una limpieza energética del hogar se pueden llevar a cabo dos grandes acciones: las limpiezas propiamente dichas, que se realizan cuando se percibe el ambiente muy “cargado”; y las de “mantenimiento”, que consisten en disponer de ciertos objetos que de por sí alejan o transmutan las malas vibras.

Las 10 claves para hacer una limpieza energética del hogar

  1. Hacer limpieza y ordenar el hogar. Para hacer una buena limpieza, lo mejor es poner la casa a punto en términos de higiene y orden. En este sentido, se recomienda deshacerse de objetos y elementos que no se usen o bien estén rotos. También hay que prestar atención a los objetos antiguos que ingresan al hogar. Estos suelen estar “cargados” de una energía previa que puede afectar la armonía de la casa. Por esto, lo mejor es directamente evitarlos o bien limpiarlos con palo santo o sahumerios, entre otras alternativas.
  2. Limpiar con agua y vinagre. En lo que se refiere a la limpieza energética en sí, pasar agua con vinagre por las distintas superficies hace a la armonía de la casa. Este proceso se aplica sobre todo a los pisos y a los baños.
  3. Realizar una limpieza sonora. Las frecuencias sonoras aportan lo suyo a la hora de espantar las malas vibras y atraer las buenas. Estas se pueden hacer sonar mientras se aplican otros métodos de limpieza energética, o incluso en cualquier momento del día, esté uno trabajando o desarrollando otras tareas. Las frecuencias sonoras que producen los cuencos tibetanos es una de las opciones más comunes. Si no se posee este instrumento, se pueden reproducir algunas de las distintas frecuencias que se encuentran en plataformas como YouTube y Spotify.
  4. Abrir puertas y ventanas. Esta simple alternativa es fundamental por varios motivos. En primer lugar, permite que ingrese la luz del sol al hogar. Por otro, hace circular el aire, lo que ayuda a limpiar y transmutar las distintas energías negativas que se pueden acumularse en los ambientes de la casa.
  5. Prender palo santo. El del palo santo es uno de los métodos más usados a la hora de hacer una limpieza energética del hogar. Es importante tener en cuenta que el mismo debe estar encendido de forma tal que emita humo, pero sin que arda la llama. Este se debe tomar y pasearlo en toda la casa, pasando por cada uno de los ambientes. También requiere de un recorrido específico dentro del hogar: se hace siempre desde el extremo más lejano de la casa a la puerta de entrada, de manera tal que las energías negativas sean invitadas a retirarse.
  6. Encender sahumerios. Los sahumerios e inciensos son otra de las opciones más conocidas por todos. Al igual que el palo santo, su aplicación se puede hacer siguiendo un recorrido específico para eliminar las malas vibraciones de cada cuarto. También se puede colocar en un lugar fijo hasta que se consuma de forma completa.
  7. Colocar velas aromáticas. Como los malos olores en el hogar suelen ser indicio de la presencia de energías bajas, las fragancias agradables sirven para la limpieza de las mismas y para atraer las positivas. En el caso de las velas, el fuego que se prende aporta a la transmutación. Tal como ocurre con el palo santo y los sahumerios, se pueden aprovechar para emitir intenciones.
  8. Colocar agua y sal. Un truco sencillo y efectivo para evitar la acumulación de malas energías consiste en colocar un pequeño frasco de vidrio en un rincón de la casa que contenga agua y sal. Este tiene que estar a escondidas, de manera que ningún visitante lo vea o sepa de su existencia. Dentro del frasco, se deben colocar entre unas tres y siete cucharadas de agua y otras tantas de sal, siempre las mismas cantidades. Así ya está preparado para dejarlo en su escondite hasta que el agua se seque. Transcurrido ese tiempo, hay que lavar el frasco y dejar que corra el agua para que sus restos se vayan de la casa.
  9. Tener plantas. Mantener la limpieza energética del hogar es mucho más fácil de lo que parece. Las plantas hacen esta tarea por sí solas y lo único que requieren es cuidarlas. Hay algunas plantas que tienen fama por sus cualidades energéticas. La ruda es una de esas especies que ayudan a atraer las buenas vibras. En este caso se recomienda tener dos: una macho y otra hembra. La lavanda, la menta y el laurel son otras opciones a tener en cuenta.
  10. Cuidar gatos. Para finalizar, la presencia de las mascotas en la casa es sumamente beneficiosa en términos energéticos. Los gatos, por ejemplo, son conocidos por su capacidad para absorber las malas energías de un hogar y de las personas que lo habitan.