El retorno de la NBA luce inminente luego del parón de marzo cuando Rudy Gobert de los Utah Jazz dio positivo, convirtiéndose en el primer torneo que paralizó sus para evitar la propagación del virus COVID-19. Un total de 22 equipos están convocados al centro turístico Walt Disney Resort de Orlando, donde la liga ha planteado desarrollar todas las actividades deportivas hasta la conclusión del torneo bajo un esquema aprobado por la asociación de jugadores.

Los partidos de la NBA retornan a partir del 31 de julio, bajos las normas conciliadas entre la liga y la asociación de jugadores. Ahí estarán compitiendo Milwaukee Bucks, Toronto Raptors, Boston Celtics, Miami Heat, Indiana Pacers, Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets, Orlando Magic y Washington Wizards, por parte de la Conferencia Este.

Mientras que del Oeste van Los Ángeles Lakers, LA Clippers, Denver Nuggets, Utah Jazz, Oklahoma City Thunder, Houston Rockets, Dallas Mavericks, Memphis Grizzlies, Portland Trail Blazers, New Orleans Pelicans, Sacramento Kings, San Antonio Spurs y Phoenix Suns.

Siete canchas han sido seleccionadas para entrenamientos y juegos, en una concentración donde están garantizados los protocolos de sanidad dispuestos por las autoridades de salud, ante la pandemia que azota el mundo, incidiendo en las actividades deportivas, recreativas, culturales y sociales. A partir de la próxima semana comenzarán a llegar los equipos que están convocados para la conclusión de la justa.

Hay jugadores de varios conjuntos que han renunciado a participar por diferentes alegatos, fundamentados principalmente en la situación sanitaria que afecta el mundo y el temor al contagio.

En todo el Estado de La Florida, los casos de coronavirus están aumentando drásticamente, lo que ha generado dudas sobre el plan de la NBA

El programa que pretende desarrollar la NBA contempla la realización de ocho partidos para definir los puestos para los play-offs y diariamente hacer pruebas de coronavirus y otro soporte médico a las más de 1.500 personas que se esperan se concentren en centro de diversiones, lo que plantea un gasto superior a los 150 millones de dólares, según ha señalado en reiteradas ocasiones Adam Silver, su comisionado.

Pese a todo lo acordado el escolta de los Portland Trail Blazers, Damian Lillard, expresó serias dudas de que los jugadores seguirán estrictamente todos los protocolos y reglas que fueron firmadas, lo que podría ser la excusa perfecta para aquellos que han decidido no retornar.

En todo el Estado de La Florida, los casos de coronavirus están aumentando drásticamente, lo que ha generado dudas sobre el plan de la NBA. Se ha establecido como norma que un jugador que rompa la burbuja y salga del campus será puesto en cuarentena durante al menos 10 días y tendrá que someterse a pruebas nasales profundas. Los jugadores no pueden entrar en las habitaciones de los demás, pero eventualmente pueden socializar con videojuegos, ping-pong uno a uno y golf.

De acuerdo con la política de la NBA, "cualquier jugador, entrenador o personal que dé positivo tendrá que quedarse en aislamiento hasta que cumpla con los protocolos de salud pública para salir de la cuarentena y hasta que tenga el permiso de un médico".

A todo ello el comisionado Silver, aseguró que para la reanudación de la competición de la temporada regular, a partir del próximo 31 de julio, todavía faltan "cosas" por definir como puede ser la asistencia de los entrenadores veteranos.

Algunos jugadores que optaron por no regresar

Víctor Oladipo de Pacers fue de los jugadores que optó por no jugar en el reinicio de temporada, según le expresó a Adrian Wojnarowski de ESPN, uniéndose a otros que ya habían hecho similar anuncio.

Los Nets de Brooklyn han anunciado que Kevin Durant, Kyrie Irving no DeAndre Jordan y Wilson Chandler no volverán y está en dudas Spencer Dinwiddie, pero pese a esas bajas el conjunto ha confirmado que estará en la “burbuja de Orlando”.

Otro que no estará en Orlando es Dwight Howard, pero no será reemplazado por el dirigente Frank Vogel, en una muestra de que tiene esperanza del avance del equipo y si sucede, contará con los servicios del estelar jugador.

Pese a que estará en principio el alero de los Boston Celtics, Gordon Hayward, este dijo que dejará la burbuja de Disney World de la NBA para el nacimiento de su cuarto hijo si los Celtics todavía están jugando.

"Es una decisión bastante fácil para mí acerca de eso", dijo Hayward. "He estado en el nacimiento de cada uno de mis hijos, y creo que hay cosas más importantes en la vida. Así que cruzaremos ese puente cuando lleguemos allí".