La Organización Mundial del Comercio (OMS) aprobó este lunes la solicitud de la Unión Europea (UE) de imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por sus subsidios en favor de Boeing, 40 días después de autorizar que éstas tengan un valor máximo de US$4,000 millones.

El órgano de resolución de disputas de la OMC, reunido, confirmó esta autorización de las sanciones, que ya barajaba Bruselas después de que el organismo con sede en Ginebra anunciara el valor máximo de éstas el pasado 13 de septiembre.

Estados Unidos y la UE se acusan mutuamente de beneficiar con subsidios a sus compañías aeronáuticas insignia, Boeing y Airbus, respectivamente, lo que ha tenido como consecuencia un largo conflicto en la OMC que se prolonga desde hace 16 años y del que estas nuevas sanciones son sólo un capítulo.

De hecho, el pasado año la misma OMC benefició a Estados Unidos en una decisión similar, cuando autorizó a Washington a aplicar sanciones contra la Unión Europea por valor de US$7,500 millones, debido a las ayudas de Bruselas a Airbus.

La Comisión Europea ofreció el mes pasado, tras conocerse la decisión de la OMC en su favor, no imponer sanciones a Estados Unidos si Washington retiraba las suyas, consistentes en aranceles a productos europeos como el aceite de oliva, las aceitunas de mesa, el vino, el queso o productos del sector porcino.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó por su parte con “contraatacar” si la UE decidía imponer las sanciones autorizadas por la OMC.

Los aranceles estadounidenses afectan a productos procedentes de Alemania, Francia, España y Reino Unido, al formar los cuatro parte de la cadena de montaje de los aviones Airbus subsidiados.