Mariely Sánchez Híchez comenzó sus estudios primarios en la Escuela Fe y Alegría Nelly Biaggi, del sector El Almirante, en Santo Domingo Este. Hoy, la medallista de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 sonríe al exhibir sus títulos de maestría en Enseñanza de la Educación Física y Entrenamiento y Desempeño Deportivo.

Sánchez ganó bronce en los Panamericanos 2011 en los 200 metros (23.02), en el estadio Telmex de atletismo de Guadalajara. Además es la dueña del récord de los 100 metros planos (10.24).

Entre logros y competencias, los estudios se mantenían a flote para la atleta, que se graduó de bachiller en el Liceo Argentina Mateo Lara, de Hainamosa y luego de dos años de comenzar la educación física en la UASD, entonces sacó su diploma en esa carrera en la Interamericana, de Puerto Rico en 2015, para luego realizar sus maestrías en 2017, las que culminó en mayo pasado con un índice académico de 3.77, con “el honor” de ser magna cum laude.

Lo que ha logrado Sánchez Híchez es la pista por la que las autoridades deportivas espera que transiten los atletas. Recientemente también se graduaron Katherine Rodríguez, de taekwondo (sicología general, en UTESA, R.D.) y Eva Brito, de tenis de mesa (Administración de Empresas, en la Universidad Interamericana, de P.R.). “El éxito de mantener un balance entre ambas exigentes actividades está en la planificación y priorización de cada actividad”, sugiere Sánchez Híchez la forma de equilibrar el alto rendimiento con los estudios.

Y plantea a los más jóvenes: “Por más calidad atlética y más beneficios momentáneos que les puedan ofrecer, lo único que les va a garantizar su futuro y el de su familia, es tener su profesión”.

Pero para aquellos que registran grandes resultados “si complementan esto con estudios, su riesgo de fracasar en el futuro, luego del retiro, es mínimo”.

Sobre sus marcas

Resalta que, como atleta, sus mejores marcas “justamente ocurrieron en la mejor temporada de mi vida”. Señala el 2013, año en el que se convirtió “en la única mujer dominicana en realizar la marca mínima de clasificación a un mundial en tres eventos diferentes, siendo semifinalista en los tres”. Se trata de los 100 metros, 200 metros y el relevo de 4 x 100 metros.

“Ese año quebré en varias ocasiones la marca nacional en los tres eventos, terminando el año con el actual récord nacional de 100 metros (10.24) y el anterior récord nacional en 200 metros (-23.01) y el actual récord nacional en 4 x 100 metros (43.28).

Un aspecto valioso en ese sentido es que “en ese momento”, destaca, “me encontraba justamente en la mitad de mi licenciatura en Educación Física, cosa que no me impidió poder alcanzar mi máximo potencial como atleta”.

Tiene proyecto con niñas

Sánchez Híchez reconoce que su esfuerzo no vino solo y agradece al programa CRESO, a su presidente Felipe Vicini, a su director ejecutivo, Manuel Luna, al presidente del COD, Luisín Mejía y a su entrenador y esposo, José Rubio. Espera abrir “un proyecto de Iniciación de Talentos Deportivos, solo para niñas”.

En ese sentido, plantea, la idea es prepararlas en un ambiente deportivo, académico, ético, moral, promoviendo el amor a la patria e inculcándoles a tener objetivos y metas claras, desde la temprana edad.

Y en términos profesionales, se vislumbra “enseñando a otros aspirantes a profesores de Educación Física”.