logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
o
q
y
Nothing found
ICO
starBookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Venezuela

Opep: Producción petrolera de Venezuela cayó a 1,54 millones de barriles diarios

La producción de crudo de Venezuela siguió cayendo hasta los 1,54 millones de barriles diarios (mbd) en febrero pasado, según un informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) difundido este miércoles. 

Ese volumen se ubicaba en 1,6 mbd en enero, lo que ya representaba el mayor desplome en tres décadas, de acuerdo con la OPEP.

La cifra de producción comunicada a la OPEP por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) es de 1,58 mbd, ligeramente superior a la recabada en el informe del cartel, basado en fuentes secundarias.

Entre enero y febrero, la producción de crudo cayó 53.000 barriles diarios. Con respecto a lo que se colocó en el mercado en diciembre, la baja fue de 99.000 barriles diarios.

La caída en la producción de PDVSA coincide con sonados escándalos de corrupción en la empresa, fuente de 96% de las divisas del país, por los cuales unas 60 personas han sido detenidas, incluidos altos jerarcas.

El presidente Nicolás Maduro designó al general Manuel Quevedo al frente de PDVSA y el ministerio de Petróleo, con la meta elevar la producción en al menos un millón de barriles.

El ministro reconoció en enero la fuerte caída de la producción, justificándola en las bajas cotizaciones de los últimos años que llegaron a niveles que no cubrían los costos de producción y las inversiones requeridas.

Venezuela, que ostenta las mayores reservas petroleras del mundo, alcanzó su máxima producción en 1970, con 3,78 mbd. Desde entonces, la más baja fue de 1,49 millones de bdp en 1987.

El país petrolero, que cayó en 2014 en una profunda crisis económica, ahora con hiperinflación y grave escasez de alimentos y medicinas, fue declarado en default, al igual que PDVSA, por varias calificadoras de riesgo debido a pagos atrasados en los pagos de bonos de deuda. 

Además, el gobierno de Estados Unidos prohibió a sus ciudadanos negociar nueva deuda de Venezuela y PDVSA, y amenazó con un embargo petrolero para obligar al gobierno de Maduro a "restaurar la democracia".

El mercado estadounidense abarca 31% de las exportaciones de crudo desde Venezuela.