La verdad comenzó el pasado fin de semana.

Proyectistas y secretarios del ministro Luis María Aguilar recibieron el documento que días antes remitió el Senado de la República.

¿Qué contiene?

La ilusoria persecución penal de cinco expresidentes por cargos a determinar pero con mucha pesca política y mediática.

A juicio de ellos, el tema se centra en un solo tema:

Los derechos humanos -los políticos son adición- de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

Teléfono Rojo está en condiciones de dar el avance: el proyecto de autorización o rechazo no tendrá mayores elementos.

Ni atajos ni desvíos: derechos humanos.

‘NO NECESITO DE TU VOTO’

Ese será el núcleo técnico jurídico, pero el político es otra cosa.

Es sabido el profundo distanciamiento del ministro ponente Luis María Aguilar con el Presidente de la República.

Este lo encontró de presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y de inmediato comenzó a operar su relevo.

Envió a varios miembros de su gabinete a operar con los ministros para instalar a Arturo Zaldívar al frente del máximo tribunal judicial.

Advertido de ello, Luis María Aguilar visitó a Arturo Zaldívar para desarrollar una elección muy civilizada y no repetir el vergonzoso proceso de 32 votaciones cuatro años atrás.

No necesito ni tu amistad ni tu voto, lo rechazó Zaldívar.

Quede este apunte para lo esencial: no es seguro el éxito de un proyecto de sentencia basado en el pleno respeto a la presunción de inocencia y el debido proceso.

Con Zaldívar hay otros ministros afines al Gobierno y ninguno de ellos querrá ganarse una descalificación pública, como sucede rutinariamente con los actores adversos.

Podrá invocarse la carrera judicial de varios de ellos, pero también hay quienes carecen de galones como los de Luis María Aguilar.

Inclusive en menos de dos años y medio, en enero de 2023, podríamos ver a la primera presidenta de la SCJN en tiempos modernos.

Recién pasó por el Senado, no sin resistencias opositoras, y ya la preparan para el cargo.

NOS DIVIDIMOS PARA FORTALECERNOS

1.- Ayer se consumó la escisión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Bajo la consigna nos dividimos para fortalecernos, para negociar un nuevo federalismo, se fueron nueve de los 32.

Hay de todos los signos -azules, tricolores, el amarillo, el emecista y el independiente- y eso les da pluralidad.

A ver qué actitud toman mañana cuando la Conferencia de Juan Manuel Carreras tenga la primera reunión presencial con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, para el reparto de dinero.

Sí, el Fondo de Estabilización y otros recursos pendientes.

Ya lo dijo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero: las negociaciones federales serán institucionales a través de la Conago.

Y 2.- Registre la advertencia de Claudia Pavlovich:

Con el año electoral comenzaron en Sonora las campañas sucias y, aunque no estará en la contienda, han comenzado los ataques.

-Burdamente inventan mentiras como la supuesta compra de mi familia de la Frigorífica Contreras… Por favor, ya no hayan qué inventar…

Y eso: el año electoral apenas ha comenzado.

LEG