En un operativo conjunto con varias dependencias, la Secretaría de Marina-Armada (Semar) detectó el robo de combustible a Pemex en Tabasco y Veracruz, donde usaban una megabodega presuntamente de la empresa Weatherford y un buque, respectivamente.

Las acciones de la Autoridad Federal fueron a causa de denuncias anónimas recibidas por el Gabinete de Seguridad Nacional, que señalaban a grupos delictivos en el robo de hidrocarburos, donde se empleaban bodegas y un buque para el almacenamiento del mismo.

Como parte de la Operación “Refuerzo Sonda”, la Semar informó que en Tabasco localizó una toma clandestina en ductos de Pemex; además aseguró la bodega Weatherford que en su interior contenía 16 tanques de almacenamiento de combustible, así como cinco vehículos que presuntamente servían para la transportación de hidrocarburo ilícito.

En Veracruz aseguraron el buque “Blue Commander” que acumulaba 8.9 toneladas de hidrocarburo y fueron aprehendidas 21 personas por el probable delito de posesión y almacenamiento de hidrocarburo al no acreditar los permisos correspondientes.

Jesús Gallegos, académico del Centro de Estudios Superiores Navales (Cesnav) dijo que los operativos son una actividad novedosa con personal que no había sido dirigido a esas tareas y demuestran una capacidad de adaptación para dar resultados.

“El crimen organizado ha manifestado que independientemente que vivamos en una condición de pandemia es muy activo y genera una dinámica que obliga a las instituciones que mantengan una condición de vigilancia alta que exige recursos materiales y humanos suficientes”, expresó a 24 HORAS.

En el operativo también participó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Fiscalía General de la Republica (FGR), Petróleos Mexicanos (Pemex), Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Comisión Reguladora de Energía (CRE), Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

La Semar precisó que el pasado 11 de septiembre en las inmediaciones del municipio Cárdenas, Tabasco, se ubicó la toma clandestina en ductos de Pemex, empleada para el robo de hidrocarburo y un vehículo que contaba con reporte de robo.

Posteriormente, también en Tabasco, personal de CRE, ASEA, SEIDO, se dirigió a la bodega con razón social Weatherford, ubicada a un costado de la Carretera Costera del Golfo para efectuar una inspección administrativa.

Al encontrarse irregularidades se procedió a clausurar el inmueble por no acreditar sus obligaciones en materia de seguridad operativa e industrial y se solicitó un cateo, que finalizó con el aseguramiento de la bodega, en su interior contenía 16 tanques, cinco vehículos. El almacén servía de almacenamiento y transportación de presunto hidrocarburo.

Por otra parte, el 12 y 13 de septiembre se intervino administrativamente el buque Blue Commander, atracado al muelle de Agroindustria en la Laguna de Pajaritos, Coatzacoalcos, Veracruz; donde encontraron en flagrancia dos vehículos que lo estaban abasteciendo de combustible que no pudieron acreditar.

LEG