Argentina

Al choclo le llegó el momento de ponerse la número 10

Resignificación. Cambio. Golpe de timón. De producir carne a granos con eficiencia y casi de un plumazo (en menos de un lustro). Así fue el devenir que hicieron los Laborde hijos cuando tomaron la posta de su padre en el sudoeste de Córdoba.

Hasta los años 90, el campo de la familia, que se llama “Los Alfalfares” tenía 50% de alfalfa y 50% de cultivos agrícolas en parte también pensados para forrajes, como insumo para un ciclo completo que representaba el 90% del negocio de la empresa. Hoy, el 95% del campo está destinado a agricultura y un 5% a despuntar el vicio ganadero en algunos bajos donde no entra la producción de granos.

“Mi padre, Roberto Laborde, que falleció en 1989, era veterinario y, a pesar de su espíritu ganadero siempre fue muy curioso e innovador y ya a mediados de los 80 estaba haciendo los primeros lotes en la zona con siembra directa, cuando desembarcamos mi hermano menor y yo, en 1990, pusimos el acelerador y pasamos casi todo a directa junto con una reconversión hacia la agricultura”, contó Gonzalo Laborde, a Clarín Rural.

Para una zona como el sudoeste cordobés, de suelos arenosos (80% promedio de arena), de baja materia orgánica (1%) y lluvias promedio de 800 milímetros año más concentradas en la época estival, la siembra directa generó un cambio radical de paisaje productivo.

Siembra de maíz sobre vicia, una combinación que da muy buenos resultados en el sudoeste cordobés.

Siembra de maíz sobre vicia, una combinación que da muy buenos resultados en el sudoeste cordobés.

Esto les permitió pasar de una estrategia con cultivos defensivos a una más de ofensiva. “La directa fue lo que nos abrió la puerta para pasar de hacer girasol y sorgo a soja y maíz, pero no sólo la directa, también por entonces estaba desembarcando la soja RR y otro salto importante para la zona fueron las sojas indeterminadas, pasamos de usar grupos VI determinadas a IV indeterminadas”, recordó Laborde.

Más cerca en el tiempo, otros cambios que han concretado es que antes se hacía más soja que maíz y hoy pelean 50 y 50. Y dentro del maíz se ganaron su lugar las fechas tardías que hoy representan más del 90% de la superficie maicera. “El problema que teníamos con las siembras de septiembre es que son muy erráticas en estos suelos arenosos con poca capacidad de retención de agua, por eso, hoy dejamos las fechas tempranas sólo en los mejores lotes, los selectos, con napa”, relató, sentado junto a Laborde, su asesor Pablo Etcheverry.

El rendimiento del maíz de fecha temprana puede apuntar a los 10.000 kilos por hectárea (kg/ha), mientras que de fechas tardías oscilan entre 8000 y 10.000 kg/ha.

El rendimiento del maíz de fecha temprana puede apuntar a los 10.000 kilos por hectárea (kg/ha), mientras que de fechas tardías oscilan entre 8000 y 10.000 kg/ha.

En cuanto a la elección de híbridos, Laborde contó que tratan de no usar RR salvo que sea necesario. “Ocurre que la estrategia de dejar la cosecha de los maíces hasta agosto para favorecer el secado a campo hace que el maíz guacho, si es RR, sea más difícil de controlar, por eso usamos mucho el MST 120-19 BT de Stine, que anda muy bien”, relató Laborde.

Entre los cambios rutilantes que se han dado los últimos años, Laborde ponderó el uso de cultivos de servicio. “Estamos haciendo mucha vicia con excelentes resultados para el control de malezas entre abril que se cosecha la soja y noviembre que se siembra el maíz, pero además, nos permite reemplazar casi el 100% del nitrógeno y no tener que usar urea”, destacó Laborde. En malezas, la principal amenaza es yuyo colorado (Amaranthus Palmeri).

“La vicia cierra el surco rápido pero además, esa alfombra de rastrojo que queda nos permite llegar mejor de agua a la siembra de maíz en primaveras no tan llovedoras coserva mejor la humedad que en un barbecho químico”, apuntó Etcheverry. La decisión clave en esto es encontrar el momento apropiado para cortar el ciclo de las vicias. El ideal es la primer quincena de octubre, pero dependerá de cómo venga el año de lluvias.

Laborde en el centeno. Los cultivos de cobertura son la herramienta clave para el manejo de malezas, humedad y nutrición del suelo.

Laborde en el centeno. Los cultivos de cobertura son la herramienta clave para el manejo de malezas, humedad y nutrición del suelo.

La rotación, entonces, es vicia-maíz, centeno (sembrado con avión)-soja. De modo que los campos están los 365 días del año con alguna cobertura verde sea grano o cultivo de servicio.

El rendimiento del maíz de fecha temprana puede apuntar a los 10.000 kilos por hectárea (kg/ha), mientras que de fechas tardías oscilan entre 8.000 y 10.000 kg/ha, más cerca de los 8000. “Aunque en realidad, el rinde de indiferencia del maíz temprano es más alto porque tiene más costo en semilla y fertilizantes, el tardío se hace con menos plata, pero rinde parecido”, opinó Laborde. Además, vale aclarar que la “contienda” es injusta, porque los de primera van a lotes de punta, donde se aseguran el agua de napa y los tardíos (que son la mayoría) van a lucharla como se pueda.

En soja, Laborde recordó que el Amaranthus “le pegó un palo duro a la soja, que hace 10 años era más barata y fácil de hacer y hoy se ha complejizado, encarecido y probablemente, con lo que hay que aplicar para combatir las malezas, se haya recortado un poco de rendimiento. Por eso, tienen expectativas con la soja Enlist que les ofrecería otra herramienta para cotrolar Amaranthus. El rinde de la soja está entre 3500 y 4000 kg/ha.

En cuanto a la incorporación de tecnologías de gestión para el manejo, hace unos años ambientaron el campo. El manejo diferencial es sobre todo en maíz, donde varían fecha de siembra, pero también cantidad de semillas y fertilizante.

Para esta época, con los cultivos de servicio ya en campo y creciendo las decisiones están tomadas. Se hará mitad soja, mitad maíz. “Vivimos un año atípico, hace unos meses mirabas los precios y querías cerrar la tranquera, pero hoy algo se ha recuperado, no obstante, nosotros creemos que el número de los cultivos no puede sacarse sin pensar en el otro, en la rotación, porque la soja le debe mucho al maíz”, resumió Laborde.

Cuando pone la mirada en el horizonte, Laborde cree que el futuro está marcado por la electrónica y más tecnología al servicio de la eficiencia productiva. “Sembradoras son sensores en el tubo de bajada, que puedan medir materia orgánica y humedad en cada línea, parece cosa del futuro y puede parecer caro, pero después más rápido de lo que uno piensa, se expande y se pone a tiro, creo que viene por ahí”, cerró.

Football news:

Ex-Director of Valencia on the transfer of Ronaldo: in 2006, the club agreed with his agent and sponsors, but the deal did not take place
Klopp, Lampard, Rodgers and Wilder claim the award for the best coach of the Premier League, Pep-no
The authors of Showsport choose the winner of the Champions League: Chernyavsky - for Leipzig, Muiznek believes in real 🤪
Trent, rashford, martial and Greenwood are up for the award for the best young player of the season
Ronaldo started the 2016-17 season poorly – and then scored 10 goals in the Champions League play-offs and produced the best performance in the history of the tournament
Henderson, de Bruyne, Pope and Ings is among the contenders for the award for the best player of the Premier League season
The Bundesliga plans to start the season on September 18 with a match between Bayern – Schalke or two Borussia