“Me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre en un entorno económico que permita crecer y generar empleo, para mejorar la vida del pueblo argentino”, dijo Georgieva. Fernández aclaró que está “en condiciones de proponer” un acuerdo de pago pero “sin más ajustes”. “Queremos asumir un compromiso que podamos cumplir”, reafirmó el futuro jefe de Estado.

“Hemos elaborado un plan sustentable que nos va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que la Argentina tiene con ustedes y con el resto de los acreedores. Estamos asumiendo un compromiso que podamos cumplir”, dijo Fernández durante la conversación telefónica.

Fernández subrayó, además, que "entiendo la relevancia de la viabilidad fiscal, no me tiene que convencer de eso. Pero es mi deber anticiparle que en la situación en la que se encuentra la economía argentina es difícil propiciar un mayor ajuste. No podemos hacer más ajustes fiscales porque la situación es de una complejidad enorme, el nivel de ajustes en la era de Macri ha sido tremendo”.

Por su parte, la titular del organismo financiero dijo: “He leído declaraciones suyas y me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre. Veo que usted enfatiza el crecimiento, la generación de empleos y mejorar las vidas del pueblo argentino”.

“Es una misión que compartimos, quisiéramos ver a la Argentina dejando atrás los ciclos de auge y recesión para lograr una trayectoria sostenible de crecimiento con desarrollo social”, completó Giorgieva, quien agregó: “También nos interesa la propuesta que usted ha hecho en torno a un Pacto Social para disminuir la inflación”.

El presidente electo le reiteró que la Argentina está “en un momento particularmente difícil” e insistió en que “estamos en condiciones de proponer un plan para resolver el problema de la Argentina y poder pagar la deuda con el FMI y el resto de los acreedores”.

Además, Fernández valoró el llamado de la titular del organismo de crédito internacional y “celebró las coincidencias” en torno a la prioridad respecto a la “disminución de la pobreza y la eliminación del hambre”. Giorgieva afirmó: “Queremos trabajar con usted atacando el problema de la inflación y promoviendo el crecimiento” y se mostró “muy ansiosa de conocer más detalles de su plan (de gobierno), porque cuando un país es dueño de su plan, esos planes son efectivos”.

“Contamos con su liderazgo y el de su equipo, pongamos manos a la orden para ir avanzando. Estoy segura que trabajaremos juntos”, dijo Giorgieva antes de despedirse.

La nueva titular del Fondo Monetario había admitido esta mañana que el próximo gobierno debería resolver la situación "de los más vulnerables", tras el marcado deterioro del contexto social tras cuatro años de gestión de Mauricio Macri. 

Nos gustaría ver lo que el Gobierno (del presidente electo) está pensando. Reconocemos que en Argentina la pobreza ha crecido, por eso cualquier plan que el gobierno ponga en marcha debe tener en cuenta el impacto que tendrá en los más vulnerables”, afirmó este martes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva , en una entrevista televisiva con Bloomberg. 

Georgieva reconocía así la delicada situación que vive el país, de la cual el organismo que conduce es corresponsable con el gobierno de Cambiemos. La funcionaria reiteró su intención de colaborar y que le gustaría conocer el programa que propondrá la gestión de Alberto Fernández. 

Tras el reproche de Fernández a la posición del presidente estadounidense Donald Trump frente al golpe de Estado en Bolivia había comenzado a circular cierto malestar que podría interponerse en las negociaciones con el FMI. Desde el equipo de Fernández dejaron trascender que la negociación sigue contando con el apoyo de la Casa Blanca. La titular del Fondo confirmó ese apoyo, aunque también mostró cautela sobre la posición que adoptará Fernández. "Obviamente, cada país debe hacer eso por su cuenta y ver atentamente qué políticas permiten destrabar inversiones y generar crecimiento. Esperamos ver más atención en protección social y ya estamos hablando con nuestros colegas del Banco Mundial y del BID para que apoyen esta clase de planes”, indicó Georgieva.

El organismo otorgó un préstamo inédito de 57.000 millones de dólares a la Argentina, de los cuales desembolsó el 78 por ciento y tuvo como destino la fuga de capitales. “Estamos muy abiertos a tener conversaciones sobre estos parámetros, la responsabilidad social del gobierno que hizo promesas a su gente, la viabilidad fiscal de alcanzar esas promesas y la sustentabilidad del posible retorno al mercado”, dijo Georgieva. “Por supuesto que eso tiene que ser en un nivel sostenible. Entonces, podrían volver a los mercados. Espero que puedan discutir con el FMI sobre cómo hacerlo. El gobierno tiene que encontrar la forma de mantener las restricciones presupuestarias que existen y para eso necesita continuar trabajando y ver dónde el gasto público no está dando resultados valiosos para el país. Obviamente, cada país debe hacer eso por su cuenta y ver atentamente qué políticas permiten destrabar inversiones y generar crecimiento", señaló la directora del organismo de crédito.