Argentina

China inicia el Año Nuevo Lunar bajo fuertes de seguridad mientras virus se propaga a Europa

Foto del viernes de pasajeros a los que se le controla la temperatura en el aeropuerto de Bandaranaike en Katunayake, Sri Lanka. Ene 24, 2020. REUTERS/Dinuka Liyanawatte
Foto del viernes de pasajeros a los que se le controla la temperatura en el aeropuerto de Bandaranaike en Katunayake, Sri Lanka. Ene 24, 2020. REUTERS/Dinuka Liyanawatte

Por Judy Hua y Cate Cadell

PEKÍN, 24 ene (Reuters) - Un nuevo coronavirus que ha matado a 26 personas en China llegó a Europa el viernes, mientras la enfermedad se propaga a pesar de los intentos del gigante asiático por poner en cuarentena a la ciudad epicentro del brote.

China cerró el complejo Shanghai Disney Resort y parte de la Gran Muralla, además de suspender el transporte público en 10 ciudades, en medio de raudos intentos por contener el virus. Esto ha dejado varadas a millones de personas en el inicio de las festividades en el país por el Año Nuevo Lunar.

La noche del viernes, la ministra de Salud de Francia, Agnes Buzyn, informó de dos casos confirmados del virus, uno en Burdeos y otro cerca de París. Son los primeros descubiertos en Europa.

Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes de donde surgió el virus, está prácticamente cerrada. Casi todos los vuelos en su aeropuerto han sido cancelados y puntos de control bloquean las principales carreteras que conectan la urbe.

A medida que la ciudad se encuentra cada vez más aislada, las farmacias han comenzado a quedarse sin suministros y los hospitales se encuentran llenos de personas nerviosas. Wuhan construye actualmente a contrarreloj un centro de salud para 1.000 personas, de acuerdo a medios estatales.

Pero a pesar de las medidas destinadas a confinar a los habitantes de los sectores más vulnerables, el virus se sigue propagando.

La gran mayoría de los casos y todas las muertes se han registrado en China, pero también se han detectado algunos en Tailandia, Vietnam, Singapur, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Nepal y Estados Unidos. No hay vacuna o tratamiento específico para combatir el nuevo virus.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dijeron el viernes que están observando a 63 pacientes y que hay dos casos confirmados, ambos de personas que viajaron a Wuhan.

El presidente Donald Trump elogió el manejo de China para frenar los contagios.

"China ha estado trabajando muy duro para contener el coronavirus (...) En nombre del pueblo estadounidense, ¡quiero agradecer al presidente Xi!", dijo Trump en un tuit.

El coronavirus ha creado alarma principalmente por las muchas incógnitas que lo rodean, como por ejemplo con qué facilidad se propaga entre las personas. Hasta ahora se sabe que puede causar neumonía y que en algunos casos puede ser fatal.

Entre los síntomas que provoca están la fiebre, las dificultades respiratorias y la tos. La mayoría de las muertes han sido en pacientes de edad avanzada, muchos con condiciones médicas preexistentes, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la televisión estatal, China tomará medidas adicionales tras una reunión del Consejo de Estado realizada el viernes, aunque no entregó detalles.

"Las autoridades locales deberían asumir más responsabilidad y tener un mayor sentido de urgencia", dijo la cadena ​​estatal CCTV.

(Reporte de Roxanne Liu, David Stanway, Martin Pollard, Tony Munroe, Muyu Xu, Engen Tham, Cate Cadell, Judy Hua y Ben Blanchard; Información adicional de Susan Heavey en Washington. Escrito por Michael Perry, Robert Birsel y Rosalba O'Brien. Editado en español por Rodrigo Charme)