Argentina

Clases presenciales: expertos cuestionan la variable que usó Alberto Fernández para justificar el cierre de escuelas

Las familias con chicos del ámbito porteño no podrían estar más perdidas: mientras el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta venía justificando su tajante rechazo al cierre de escuelas por 15 días con el argumento de que solo el 0,16% de los alumnos dio coronavirus positivo, Presidencia justificó este viernes el cierre repentino con datos volcados en una alarmante planilla de contagios en niños y adolescentes en edad escolar. ¿Qué datos son los correctos?

La curva difundida por el Gobierno (tras la reunión entre el Presidente, Alberto Fernández, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta) muestra un aumento importante de contagios en menores de 20 años.

La mayor magnitud se ve el 14 de abril: ese día, las determinaciones positivas de coronavirus en chicos de esas edades fueron 12.500, la mitad del total registrado en el país en esa fecha.

Sin embargo, Clarín se comunicó con dos renombrados infectólogos pediátricos, Ángela Gentile (una de las asesoras del Gobierno en la pandemia) y Roberto Debbag, con la intención desambiguar tamaña contradicción.

Imagen del 17 de febrero, primer día de clases en una primaria porteña. Foto: Andrés D'Elia

Imagen del 17 de febrero, primer día de clases en una primaria porteña. Foto: Andrés D'Elia

Coincidieron en señalar una confusión. En concreto, se generó una lectura forzada a partir de datos que, para decirlo de modo sencillo, expresan “A”, pero no expresan “B”.

“A” en este caso son los nuevos contagios en niños y adolescentes. Si los casos en la sociedad argentina crecen, se espera un reflejo de esa situación en los distintos segmentos etarios, dijeron los expertos. “B”, en cambio, son los datos de la fuente de contagio. Es decir, dónde contraen coronavirus las personas infectadas.

La curva difundida desde el ámbito nacional no ahonda en la fuente de contagio, pero como queda sugerido elípticamente, se crea una confusión.

¿Cómo? El Presidente ratifica el cierre de escuelas, decisión tomada por decreto. Luego explica que los contagios se producen dentro y fuera de la escuela, como resultado de la movilidad social inherente a esa actividad (“que representa un tercio de la movilidad global del AMBA”, especifica).

Finalmente todo es justificado con una curva que informa un dato muy importante (el crecimiento de casos de Covid en menores de 20 años, reflejo de la acelerada segunda ola), pero que no dice nada de aquello que se intentaba demostrar: la fuente de los contagios.

Ángela Gentile explicó que entre los médicos que asesoran al Gobierno, no hubo una discusión en una reunión especial” destinada a este tema. Remarcó que “toda la semana previa, todos los actores habían acordado la presencialidad cuidada. De hecho, la sostuvieron hasta horas antes Salud y Educación”.

De la curva, puntualmente dijo que “es correcta porque habla del grupo etario, pero no refleja una investigación epidemiológica de la fuente de contagio".

"Uno puede perfectamente tener un aumento de casos en esa edad, lo que no implica que la fuente de contagio sea la escuela. Los contagios podrían ser los fines de semana o en actividades que a lo mejor están relacionadas con lo que ocurre antes o después de la escuela”, esbozó.

Variables

Un dato importante es que de los chicos de 0 a 19 años que se contagiaron en la ciudad de Buenos Aires a lo largo del último mes, la mitad de los más de 31.000 positivos corresponde a la franja 15 a 19 años. Y todos los chicos de primaria (6 a 12 años) infectados, que superan los 7.000 casos, igualan, en cantidad, a los positivos en la franja mucho más pequeña de 18 y 19 años.

Con estos datos a la vista y la experiencia urbana de estos meses, se vuelve por lo menos aventurado afirmar que los contagios se dan necesariamente en la escuela o en la puerta de la escuela.

Comienzo del ciclo lectivo 2021 en una escuela primaria de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Foto: Luciano Thieberger

Comienzo del ciclo lectivo 2021 en una escuela primaria de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Foto: Luciano Thieberger

Gentile planteó un paralelismo interesante: “En el hospital puedo tener un aumento de casos en el personal de la salud, pero es necesario hacer una investigación epidemiológica para averiguar si el contagio se dio a partir de un paciente o por una actividad social. Lo cierto es que si hay más casos en adultos, es lógico que crezcan los contagios en los chicos”.

Roberto Debbag, que es vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, mostró cierta indignación por la lectura del Gobierno: “Si realmente tomaron la decisión de cerrar las escuelas basándose en un gráfico de aumento de casos, es un error... un gran error”.

El médico, luego de compartir un estudio epidemiológico propio que lleva adelante en un colegio de gestión privada, explicó que “el ambiente de la escuela es seguro. Y no solo eso: el beneficio que le reporta a los chicos y adolescentes es muchísimo mayor que aquel que pueda darle al resto de la sociedad el potencial cierre escolar”.

Agregó que “el impacto en los chicos se da en todas las clases sociales y abarca desde la seguridad alimentaria hasta la seguridad contra abusos domésticos y la seguridad emocional. La escuela es un halo de protección”.

Ahora bien, tomando las palabras de Fernández, ¿tiene sentido cerrar los establecimientos para evitar la movilidad en torno a la actividad escolar?

Reunión por el cierre de escuelas entre el Presidente, Alberto Fernández, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. /Presidencia

Reunión por el cierre de escuelas entre el Presidente, Alberto Fernández, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. /Presidencia

Debbag fue enfático: “La ciudad de Buenos Aires documentó que el 70% de los niños viven en la cercanía a su escuela; no usan transporte público. Si cierro las escuelas porque veo que hay un problema con 3 de cada 10 chicos, debería fijarme qué medida puedo tomar para trasladar esa porción menor”.

En la misma línea, Gentile aclaró que “los datos de contagios de CABA y la curva de Nación son correctos y miden cosas diferentes con distinta metodología. La escuela es espejo de la comunidad y los chicos pertenecen a la comunidad. Pero, cumpliendo los protocolos, la escuela es un sitio seguro”.

Y luego opinó: “Todo lo que sucede relacionado a la escuela se puede manejar. Si falta control en el transporte, en la entrada o en la salida, hay que hacer un buen análisis de la situación y ajustar los controles. Eduquemos. Demos un buen mensaje comunicacional. Las familias y la comunidad entienden. Uno tiene que confiar en dar un buen mensaje y hacer controles para que funcione”.

PS

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Griezmann spoke with Hamilton and visited the Mercedes boxes at the Spanish Grand Prix
Barcelona feels that Neymar used it. He said that he wanted to return, but extended his contract with PSG (RAC1)
Aubameyang to the Arsenal fans: We wanted to give you something good. I am sorry that we could not
Atletico did not lose at the Camp Nou. Busquets' injury is the turning point of the match (and the championship race?)
Verratti injured his knee ligaments in PSG training. Participation in the Euro is still in question
Neymar's contract in one picture. Mbappe wants the same one
Manchester United would like to sign Bellingham in the summer, not Sancho. Borussia do not intend to sell Jude