logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina

Confesión por teléfono de un homicidio: "Le pegamos una puñalada y lo tiramos por ahí"

Nos mandamos una cagada, hicimos cagar a Cueva”. Con estas palabras, el ahora detenido Renzo Muñoz (23) le confesó por teléfono a Héctor Daniel Orquera la autoría del crimen de Alexis Cueva (23). Orquera es el dueño de la casa donde tanto Muñoz como Leonardo Bustamante (24), todavía prófugo, estuvieron el día que Cueva desapareció.

Le pegamos una puñalada y lo tiramos por ahí”, continuó hablando en plural. Aunque en su declaración tomó distancia de la autoría del homicidio y culpó a Bustamante: “Habían estado discutiendo toda la noche”, dijo durante la audiencia de detención. La fiscalía pidió tres meses de prisión preventiva para Muñoz, lo que fue aceptado por la jueza Raquel Tasello.

Cueva desapareció el sábado 23 y su cuerpo fue encontrado en un zanjón con cortes en el cuello y una bolsa de nailon en la cabeza el jueves siguiente. Lo habían degollado. Los últimos que lo vieron con vida fueron Muñoz (quien se entregó el martes) y Bustamante.

Cuando declararon, los investigadores encontraron contradicciones y por eso dispusieron sus detenciones. Pero ambos ya habían abandonado la ciudad. Muñoz viajó hacia Córdoba en avión y regresó por el mismo medio de transporte. Y por consejo de su abogada se entregó.

Durante su declaración, Muñoz tomó la palabra y brindó su versión de los hechos. Contó que tomaron bebidas alcohólicas juntos y que durante toda la noche Cueva y Bustamante se encontraban discutiendo.

En determinado momento de la noche ambos se retiraron a un baño y allí se produjo el crimen. Los tres trabajaban en la misma empresa y aún no se sabe los motivos de la discusión que provocó el brutal asesinato.

“Estaba Bustamante con los pantalones bajos, Alexis estaba arrodillado y Bustamante lo estaba apuñalando en el cuello, se lo llevó al auto y quiere que yo lo ayude a cargarlo y yo no lo quiero cargar por los nervios que tenía y me dice 'metete al auto y agachá la cabeza', apuntándome con el arma”, definió sintéticamente Muñoz.

En todo su relato, advirtió que actuó bajo amenaza y culpó del  homicidio y su planificación a Bustamante.

Durante la audiencia, la funcionaria de Fiscalía brindó detalles acerca de los testimonios recabados por el Ministerio Público Fiscal, en base a lo que solicitaron que Muñoz continúe detenido por el crimen del joven que fue hallado desnudo y con cortes en el cuello.

La funcionaria explicó que se tomó declaración a Orquera, el dueño de la casa donde el joven asesinado y los imputados habían mantenido una reunión horas antes de que Cueva desaparezca.

Según confirmó fiscalía, en su testimonio Orquera afirmó que Muñoz le había reconocido que había asesinado a Cueva. “Le pegamos una puñalada y lo tiramos por ahí, habló en plural”, dijo la funcionaria.

Asimismo, agregó que, según la declaración del joven dueño de casa, el domingo 24 de noviembre Bustamante y Muñoz lo fueron a visitar nuevamente y le contaron lo mismo que le dijeron por teléfono.

“Orquera dijo que era mentira lo que declararon que una vez que se fueron de la casa no volvieron, solo lo llamaron y le dijeron: 'nos mandamos una cagada, hicimos cagar a Cueva'”, afirmó la funcionaria.

EMJ

Themes
ICO