Un gráfico de fallecidos diarios en la Provincia de Buenos Aires exhibe, de forma clara, la gran diferencia que surgió entre lo reportado por el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), que es la fuente que se utiliza en todo el país, y la nueva estrategia del gobierno provincial, que cruza esos datos con el Sistema de Gestión de Camas (SIGEC) y el Registro Provincial de las Personas.

A partir del nuevo instrumento, se incorporaron al registro de la provincia de Buenos Aires 3.523 fallecidos por coronavirus, por lo que el total acumulado ascendió a 12.566. 

El gráfico que subió Rodrigo Maidana

"El 56% de los ~3500 falleció en septiembre, el 30% en agosto. El mayor valor diario estaba el 24/8 según el SISA y ahora se ubicó en el 14/9", puntualizó Rodrigo Maidana, un usuario de Twitter que compartió los gráficos publicados por el senador provincial por el Partido Justicialista en Corrientes Martín Barrionuevo.

"Con los datos que actualizó Provincia de Buenos Aires, estos son los valores que corresponden a cada municipio del AMBA y la diferencia entre lo reportado por Nación", escribió.

Las diferencias que deja ver la tabla por localidades son considerables. En La Matanza, Merlo, Quilmes, Lomas de Zamora, General San Martín, Almirante Brown, La Plata, San Isidro, Tres de Febrero, Moreno, Lanús, Morón y Avellaneda, por ejemplo, las diferencias superan las 100 personas fallecidas. 

En otras localidades, como General Las Heras, Exaltación de la Cruz, Brandsen, Marcos Paz, Campana, General Rodríguez y Zárate, la diferencia es menor a 10. 

"Si se los ordena por millón de habitantes quedarían con estos valores. Hay 10 municipios hoy con mayor número que CABA en este aspecto", sostuvo Maidana. 

"La tasa de letalidad subiría mucho en algunos municipios como Vicente López, que queda con casi 5%. Ituzaingó pega un fuerte salto de más del 2%", agrega. 

¿Cómo funciona la nueva estrategia?

Hasta ahora, la Provincia basaba sus datos de fallecidos sólo en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), que es la fuente rectora de la información en Argentina. Con la nueva herramienta de registro, la Provincia incorpora dos fuentes más que permiten acceder a la información de manera eficiente y en menor tiempo

1) Sistema de Gestión de Camas (SIGEC): Este sistema inédito de gestión de camas creado en la Provincia durante la pandemia unificó la información del sector público y privado, identificando ingresos y egresos de pacientes en tiempo real. Esto permite tener una segunda fuente de información complementaria al SISA que muestra el número de fallecidos en función de los egresos en las camas. Es decir, cuando el sistema de camas registra un egreso se asienta el motivo y de ahí surge una estadística de fallecidos.

2) Digitalización de los certificados y actas de defunción del Registro Provincial de las Personas: por primera vez, se avanzó en la digitalización que es esencial para tener una base de datos unificada. Esta tercera fuente de información brindó datos que no figuraban en los otros dos registros y permitió hacer la actualización definitiva.

La metodología de trabajo consiste en cruzar las tres fuentes de información (SISA, SIGEC y Registro Provincial de las Personas) y llegar a los datos más precisos obtenidos de todas las bases de información existentes. 

"Con estos instrumentos interactuando logramos tener el reflejo diario y real de lo que va pasando", explicó Daniel Gollan, el ministro de salud bonaerense. 

"La provincia de Buenos Aires es la única jurisdicción de nuestro país donde sabemos que los números son fehacientes", dijo al respecto el viceministro de la cartera, Nicolás Kreplak. "Es bueno para la democracia que los gobiernos se controlen, habría sido grave si ocurría al revés, es decir, si no le trasladábamos la información al gobernador. El nuevo sistema de la provincia está disponible para que se use en otros puntos del país”, agregó. 

Por su parte, el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco, señaló que el atraso “es un problema mundial que la Provincia logró solucionar” y destacó que son el único distrito del país que está informando la totalidad de fallecimientos. “El problema son el resto de las jurisdicciones que aunque quisieran hacerlo no podrían porque no tienen las herramientas ni las bases”, explicó.