logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina

Cristian Ritondo: "Lo más importante es mantener la unidad, no hay lugar para Borocotó, para estafar el voto"

Cristian Ritondo (53) transita sus últimos días como ministro de Seguridad de la Provincia antes de asumir como diputado, donde ya tiene misión asignada: la jefatura del bloque del PRO en la Cámara, ahora en rol opositor. Ritondo recibe a Clarín en el piso 19 de la sede del Banco Provincia en la calle San Martín, en la city porteña, que usaron todos los gobernadores bonaerenses desde Carlos Ruckauf en adelante (Felipe Solá, Daniel Scioli) y que María Eugenia Vidal le cedió cuando mudó sus oficinas a Retiro. Por ese piso 19 con vista magnífica al bajo porteño y al río, desfilan por estos días dirigentes del oficialismo saliente y diputados macristas que van tomando contacto con el futuro jefe.

- Hubo ruidos con su designación como jefe de bloque, por el “dedazo” del Presidente sin consultas entre los legisladores.

- La decisión del Presidente, ya estaba hablado con María Eugenia (Vidal), con Horacio (Rodríguez Larreta), yo siento que tengo la representatividad institucional del PRO, y desde cada uno de los diputados que se sientan en esas bancas, que algunos son aliados, para mí hay que darle la mayor importancia a mantener la unidad de nuestro bloque y de los 119 que integran el espacio (de Cambiemos).

Cristian Ritondo, durante la entrevista con Clarín.

Cristian Ritondo, durante la entrevista con Clarín.

- ¿Y se va a poder mantener esa unidad?

-Creo que sí. Nos votaron para ser una oposición, custodiar nuestros valores, mantener unida esta coalición parlamentaria, la UCR, la Coalición Cívica, el PRO, el partido Fe, partidos provinciales como Producción y Trabajo de San Juan, el PRO... Tenemos que esforzarnos en esto. Tenemos que entender que viene una etapa de lograr consensos básicos, que al que le toca gobernar tenga las herramientas, sin perder los valores. Ni Conadep de periodistas ni nueva ley de medios o cosas que vayan en contra de lo que estamos defendiendo hace tiempo.

- Hace tiempo circula la intención del “monzonismo” de formar un bloque aparte, dialoguista.

- Bloque con diálogo tenemos que ser todos. A mí me tocó una Legislatura (porteña) en que me fui presidente, jefe de bloque, en minoría, y tuve diálogo con todos. No hay que hacer un bloque para que sea cabecera de playa de nadie, hay que entender que se debe ser una oposición que no ponga palos en la rueda y que vamos a colaborar en la gobernabilidad de la Argentina.

- Ese sector, me refiero al de Emilio Monzó, que siente que no le dejaron hacer política en los últimos años y ahora se siente liberado para eso.

- Monzó fue presidente y aún lo es, de la casa más política, que es el Parlamento; si ahí no hay política no hay en ningún lado. Que el monzonismo o como se llame, sea parte de esta etapa es importante.

- ¿Están adentro?

- Yo estoy charlando con ellos todo el tiempo, con Emilio y con quienes se pueden reflejar en ese espacio. Yo creo que todos los ismos son malos. Monzonismo, ritondismo... hay grupos que se pueden sentir más cercanos a otros. Con Emilio cuando hablamos de Independiente [ambos son hinchas] estamos muy cercanos (risas).

- ¿Arrancan unidos entonces?

- Digo que sí. Para los que nos votaron, ese 41%, el esfuerzo que se hizo, no hay lugar para Borocotó. Para estafar el voto. Fuimos juntos en una lista y siendo claros. La gente votó eso. Si hay algo que la gente no quiere es una oposición destructiva, pero tampoco una oposición que sea parte del oficialismo. Somos una oposición constructiva, democrática, federal.

- Hablando de Borocotó, la “borocotización” de la política, nació justamente cuando el ahora presidente electo, Alberto Fernández, convirtió en tránsfuga al doctor Eduardo Borocotó, que fue elegido diputado en 2005 por el macrismo y Fernández se lo llevó al kirchnerismo. Las fichas del rival también juegan, ¿no?

- Hay que estar atentos que nadie defraude el voto popular. Creo que no hay lugar para eso. Menos del equipo de Emilio, son cuadros políticos que entienden la realidad del país.

- Hay pelea por el puesto de la oposición en la Auditoría General de la Nación. ¿Tiene que ir Miguel Pichetto como pide Macri, o un radical, como reclama Cornejo?

- A mí Pichetto me gusta. Este espacio le debe un lugar importante. Pero tiene que ser una discusión interna, tratando de ponernos de acuerdo.

- ¿Estamos en una etapa pos macrista, o Macri tiene que seguir liderando, como pretende?

- Mauricio es un líder natural del espacio. Sacó 41% de los votos...

- Pero viene de perder también. No fue reelecto y la Casa Rosada tuvo responsabilidad en perder la Provincia, ¿no?

- Sí (duda)... Cristina también perdió [en 2017 para senadora, aunque logró la banca por la minoría] y hoy... Lo de Macri no se puede ver solamente por perder una elección, sino haber construido por fuera del peronismo, haber terminado sus cuatro años, y muchas cosas que hoy no son puestas en valor por la economía, pero lo serán con el tiempo. Macri es un líder natural, como Cornejo en el radicalismo, Vidal... Yo creo que se plantea una mesa de conducción donde estarán todos los actores.

- ¿No se levanta cada mañana y dice, 'por qué no se desdoblaron las elecciones en la Provincia'?

- Más que desdoblar, yo tengo una angustia y una tristeza porque haya perdido María Eugenia Vidal. Es de lo mejor que le pasó a la Provincia en su historia. Como gobernadora, como persona. La decisión de no desdoblar fue tomada en conjunto.

- Usted estuvo cuatro años como ministro de Seguridad, ¿no siente haber llegado nadando a Europa? Es un lugar complejo.

- He estado en muchos lugares pero ésto debe ser de lo más difícil en la administración pública. Requiere un fuerte compromiso personal, y familiar. Cinco años sin irme de vacaciones. Hubo una tarea enorme de reconciliar a la Policía de la Provincia con la gente, nos propusimos luchar contra el narcotráfico, las mafias. Lleva muchísimo tiempo, es estar las 24 horas. Hubo cosas difíciles, cuando nos recibieron con la Triple Fuga, no era de mi área. Muertes inútiles [por delitos violentos], es lo que más duele.

- ¿Qué le parece Patricia Bullrich como presidenta del PRO?

- Se está consensuando, tiene muchas posibilidades. Ha hecho un trabajo muy importante .

-Pero no es del PRO...

- El PRO es más amplio, ella está incorporada. Mi opinión es favorable a Patricia.

- ¿Como se imagina el Congreso que viene?

- Un Parlamento equilibrado, que puede ser muy bueno para el sistema democrático. Tenemos que tener mucho cuidado todos, de ver lo que está pasando alrededor, con una cosa que cuando vinieron nadie las veía venir, y tenemos que ser muy responsables.

- Se refiere al tema regional.

- Sí, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Chile... tenemos que ser muy responsables.

- ¿Cree que, como dice Juan Grabois, acá hay 'mecha corta'?

- Ehh, no sé, pero trataría que nadie le prendo fuego. Estamos para colaborar y trabajar en eso. Podemos debatir todo, un Congreso abierto, dinámico, constructivo.

- ¿Habló ya con Sergio Massa?

- Sí, varias veces.

- ¿Comió asado en Tigre? Porque con Massa todo pasa por ahí, parece.

- Yo también tengo casa en Tigre... no hemos comido asado pero nos hemos reunido. Están terminando los gobiernos (nacional y provincial); sigo siendo ministro, que me ocupa mucho tiempo y estoy en el armado de mi bloque.

- ¿Que opina de lo que ha venido diciendo Alberto de su programa económico?

- En esas cosas, más que por los dichos, vamos a tener que evaluar los hechos. Uno quiere que le vaya bien a la Argentina. Que la economía acierte. Vamos a colaborar en todo lo que tengamos que colaborar.

- ¿Y sus señales de política exterior?

- No son buenas. Ideologizar Bolivia, no tener definición sobre Maduro, haber ido a hacer campaña a Uruguay, la relación mala con Bolsonaro -que es el presidente que han elegido los brasileños- a favor de Lula da Silva... más allá de lo que uno siente, cuando es electo representa a un país y tiene que ser más institucional.

- El tema del aborto avanza más pronto de lo que parecía.

- Creía que iba a haber consulta popular. Para mí sería una buena solución.

- Usted está en contra, ¿verdad?

- No tengo una posición fanática. Si hoy hubiera que votar la ley como se votó en 2018, votaría negativo. Pero creo en la libertad de conciencia. Que no tiene que ser esto de celestes y verdes como si fuera un fanatismo que no deja tener diálogo. Hay que buscar lo mejor para las personas y el Estado.

- ¿Pero usted podría llegar a cambiar su postura, por un voto favorable?

- Por supuesto que sí. Cuando decidí con Romi [Romina, su esposa] tener nuestros dos hijos, lo decidimos. Pero hay que entender que hay situaciones distintas. Buscando consensos, puntos intermedios, podemos tener discusiones que no impliquen divisiones.

Themes
ICO