Argentina

Dólares y soja: pese al recorte de retenciones, la liquidación de divisas de octubre fue igual a la de septiembre

Esta tarde a las 17.30 el Banco Central tendrá la cifra exacta de la cantidad de dólares que liquidaron durante octubre las cerealeras. Es una cifra importante, porque reflejará el efecto de la rebaja temporal de las retenciones a la soja y sus derivados que concedió el Gobierno para, a cambio, revitalizar el ingreso de dólares a las menguantes reservas que administra el organismo monetario.

Según información que circula en el mercado, la liquidación de octubre rondará los 1.750 millones de dólares -US$ 83 millones por día-, cifra casi idéntica a los US$ 1.787 millones liquidados en septiembre. El monto seguramente será considerado insatisfactorio por el Gobierno. De hecho, el propio presidente Alberto Fernández aceptó, días atrás, que la rebaja temporal de retenciones no estaba dando los resultados esperados.

En el sector agroexportador responden a esa queja diciendo que sin la rebaja temporal de retenciones las liquidaciones de divisas difícilmente habrían llegado a los 1.500 millones de dólares.

En base a la serie de datos históricos de las cerealeras agrupadas en CIARA-CEC, se puede ver que en el último trimestre del año se liquidan alrededor del 15 al 20% de los dólares de todo un año. Eso es así, más allá del volumen de la cosecha y de los precios de los granos que se observe en cada año. Si esa regla se cumple, se calcula que para el período octubre diciembre las liquidaciones podrían llegar a los 3.000 millones de dólares, tal vez un poco más por el efecto rebaja de retenciones. Hasta septiembre, llevaban liquidados US$ 15.133 millones.

La excepción a la regla fue lo que ocurrió el año pasado. Los productores se apuraron a liquidar sus granos para anticiparse a una suba de retenciones, una de las primeras medidas que adoptó el gobierno de Alberto Fernández. En 2019, en el último trimestre se liquidaron el 25% del total de un año: US$ 5.777 millones.

La apuesta del Gobierno es justamente que los dólares del campo ayuden a bajar la tensión cambiaria que tuvo su clímax -hasta ahora- la semana pasada, cuando el dólar contado con liquidación saltó a 181 pesos y el blue se acercó a los 200 pesos.

El escenario es exigente. Las reservas del Banco Central ya están abajo de los 40.000 millones de dólares y en estos días se incrementó la intervención oficial sobre los mercados para achicar la brecha cambiaria.

Justamente la brecha cambiaria es un gran incentivo a demorar la liquidación de granos, porque el productor -dueño de los granos, en definitiva- no los quiere vender especulando a que más temprano que tarde se vendrá una devaluación más acelerada del tipo de cambio oficial. Para el dueño de los granos de la soja no es nada simpático vender su producción a un tipo de cambio oficial de 80 pesos, que restando las retenciones lo dejan en 56 pesos, mientras el dólar turista se vende a 135 pesos y el contado con liqui a 151 pesos.

Los funcionarios quieren llegar hasta marzo, a la espera de la nueva cosecha de soja. Es un largo camino de cuatro meses, jaqueado por la tensión financiera, la inflación creciente y, como se vivió en estas horas, una inquietante y creciente tensión social.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Liverpool and Porto broke into the Champions League play-offs - there are already 8 teams. Which ones? And who is about to be added to them?
Now Liverpool are also without Alisson. The group was won by his 22-year-old substitute with 0 minutes in the Premier League and the Champions League
Diego Simeone: In three games where there were draws, we deserved more
Conte on victory over Gladbach: We beat the group leader and are still alive
Klopp on the victory over Ajax: One of the most important matches of the Champions League in my time at Liverpool
Llorente on the draw with Bayern: we Feel anger and rage. A last-minute penalty leaves a bad taste
Jordan Henderson: aware of Liverpool's injury problems, but there is a sense of unity in the dressing room