Argentina

El Clan Maradona: de la lancha de Chitoro en Corrientes a los lujos en Europa y Asia

El Clan Maradona arrancó en Corrientes. En La Esquina, más precisamente, un municipio erguido al sudoeste de la provincia. Chitoro, su papá, era lanchero, pero el mango siempre fue difícil para los humildes. El bolsillo apretaba y Buenos Aires asomaba como la tierra prometida.

Vendió la barca con dolor y hasta arribó a Villa Fiorito en 1955. A la calle Azamor 523. Lo acompañaba Dalma Salvadora Franco, el amor de su vida que conoció en la comparsa.

Tenían tres hijas el 30 de octubre de 1960, cuando llegó el primer varón. Ana, Rita (Katy) y Elsa (Lili) le hicieron un lugar en el cuarto a Diego Armando. Nació a las 7.05, cuando su madre todavía no era conocida popularmente como Doña Tota.

Chitoro y Doña Tota. Don Diego y Dalma Salvadora, los padres del 10, nacidos en Corrientes, donde comenzó el Clan Maradona.

Chitoro y Doña Tota. Don Diego y Dalma Salvadora, los padres del 10, nacidos en Corrientes, donde comenzó el Clan Maradona.

Chitoro fue el sostén de la familia desde que llegó a Tritumol, una fábrica donde trituraba huesos. Podía comer un mendrugo de pan Don Diego, pero jamás les faltaría un plato a sus hijos.

Tota era puro amor. Por eso Diego tenía devoción por ella. Fueron padres ejemplares para sus ocho hijos. Después del Diez llegaron Raúl (Lalo), Hugo (Turco), María Rosa (Mary) y Claudia (Cali).

Don Diego le vio pasta al pibe, que desde que dejó de gatear jugaba a la pelota. Cuando podía, entre las horas extras y sus madrugones para ir a trabajar, se daba una vuelta por Estrella Roja de Fiorito.

Familia numerosa. Diego, celebrando con todos sus parientes en la década del 80.

Familia numerosa. Diego, celebrando con todos sus parientes en la década del 80.

En el barrio Diego conoció a Claudia. Y el amor fluyó de adolescentes, cuando la familia Maradona ya se había mudado a una casa de la calle Argerich en La Paternal. Diego, que ya pintaba para crack en las inferiores de Argentinos Juniors, quedó flechado. Se animó a avanzar en el Club Social y Deportivo Parque. Le terminó entregando su corazón detrás de la Escuela de Mecánica de la Armada, a bordo de un auto con patente de antaño y con una botella de sidra para brindar. Entonces, alumbró una relación que tendría como fruto a sus dos hijas: Dalma y Gianinna.

Se casaron en 1989, tiempos en los que Maradona ya había desparramado ingleses y conquistado el mundo en México 86, cuando ya era un mito viviente del Nápoli. Hubo una megafiesta celebrada en el Luna Park que costó 2 millones de dólares.

A esa altura, ya habían empezado a aparecer los problemas de Diego con las drogas, los excesos y las infidelidades. Habían vivido en España, donde probó por primera vez la cocaína, y en Italia no hubo freno. Claudia estaba embarazada de Dalma y las noticias de la época remarcaban que una mujer, Cristiana Sinagra, había dado a luz a un bebé al que bautizó… Diego Junior. Maradona recién admitió la relación hace cuatro años y reconoció a su hijo como propio.

Megafiesta. Con la presencia de 1200 invitados y un costo de 2 millones de dólares, Diego y Claudia se casaron en el Luna Park en 1989.

Megafiesta. Con la presencia de 1200 invitados y un costo de 2 millones de dólares, Diego y Claudia se casaron en el Luna Park en 1989.

Claudia estuvo en los peores momentos de Diego. Cuando lo detuvieron en el departamento de la calle Franklin, en Caballito; cuando le “cortaron las piernas” en el Mundial de Estados Unidos 94; cuando colapsó en Punta del Este y quedó más cerca de la muerte que nunca antes; cuando decidió viajar a Cuba para internarse. Hasta que se cansó en 2003 y le pidió el divorcio. Y si nunca le había creído aquella aventura de la que nació Diego Junior, fue un baldazo la aparición de Jana, hija de la relación de Maradona con Valeria Sabalain, que era moza de La Diosa, una discoteca de Costa Salguero.

Con Claudia pasaron del amor al odio y la pelea se trasladó a los tribunales. Diego la tildó de “ladrona”. Y hasta le inició una demanda por supuestas irregularidades en la división de bienes gananciales, de la que fue sobreseída.

Dalma y Gianinna fueron quienes más sufrieron durante su infancia y adolescencia cuando conocieron los affaires de su padre. Y, sobre todo, sus hijos extramatrimoniales.

Verónica Ojeda, la madre de Diego Fernando. La conoció en un casamiento, es de Fiorito, su viejo barrio. Compartieron 7 años.

Verónica Ojeda, la madre de Diego Fernando. La conoció en un casamiento, es de Fiorito, su viejo barrio. Compartieron 7 años.

Dos años después de la separación de Claudia, conoció a otra mujer: Verónica Ojeda, rubia como su primera esposa y también de Villa Fiorito. Se cruzaron en un casamiento, bailaron toda la noche y se pusieron de novios. Cuando Diego era el técnico de la Selección Argentina en Sudáfrica 2010, recién entonces, asomó mediáticamente. Esa relación alejó a Maradona de sus hijas. Y en 2013, nació Diego Fernando.

Entonces Diego ya estaba en Dubai, donde fue entrenador del Al Wasl y nombrado embajador deportivo por los jeques. Ojeda contó que el Diez nunca estuvo de acuerdo con el embarazo y recién conoció a Dieguito un año después, cuando regresó al país de la mano de otra novia, Rocío Oliva.

Un encuentro histórico de los cuatro Diego Maradona. Diego Armando con sus hijos Diego Junior, Dieguito Fernando y Diego Matías, su nieto.

Un encuentro histórico de los cuatro Diego Maradona. Diego Armando con sus hijos Diego Junior, Dieguito Fernando y Diego Matías, su nieto.

Con Rocío se habían conocido durante el verano 2010 en Mar del Plata, en vísperas de un River-Boca. Un mes después, le mandó un pasaje para encontrarse con él en España, adonde había viajado para conocer a Benjamín, su nieto, hijo de Gianinna y Sergio Kun Agüero. Eso sí, recién entablaron una relación más seria en Emiratos Árabes.

Ella era futbolista. Estuvieron seis años juntos hasta 2019, cuando se separaron. También tuvo una historia tumultuosa. Vivió tiempos difíciles con Maradona. Sin embargo, resultó clave para acercarlo con Diego Junior, su hijo con Cristiana Sinagra.

Diego Maradona festejó su cumpleaños 56 en Dubai con sus hijos Jana y Diego Junior.

Diego Maradona festejó su cumpleaños 56 en Dubai con sus hijos Jana y Diego Junior.

De regreso en Buenos Aires para dirigir a Gimnasia, Diego empezó a tener más contacto con sus hijos extramatrimoniales: Diego Junior (34), Jana (24) y Dieguito Fernando (7).

Dalma y Gianinna también estuvieron cerca. Mientras tanto, hay dos reclamos de paternidad pendientes: Magalí (23) y Santiago (18). Matías Morla, su abogado, admitió que Diego tenía otros tres hijos en Cuba: Joana, Lu y Javielito.

Diego tenía además tres nietos: Benjamín (11), Diego Matías (2, hijo de Diego Junior) y Roma (hija de Dalma, nació el año pasado).

Diego Maradona y Rocío Oliva, cariñosos en sus vacaciones en el país. Fue su última novia.

Diego Maradona y Rocío Oliva, cariñosos en sus vacaciones en el país. Fue su última novia.

Sus hermanos también fueron futbolistas pero ni cerca estuvieron de la trascendencia del “10”. Lalo era enganche como su hermano más famoso. Jugó en Boca –sin éxito-, Deportivo Italia de Venezuela, Granada de España, Laferrere, Defensa y Justicia y siguió su carrera en Estados Unidos y Canadá. Se retiró en Municipal de Guatemala en 1998.

Hugo, también volante creativo, jugó en Argentinos, Ascoli, Rayo Vallecano, Rapid Viena, Deportivo Italia, Progreso de Uruguay y recaló 7 años en Japón. Colgó los botines en Brown de Arrecifes en 1999.

El dolor lo cruzó a Diego como una daga en su corazón cuando murieron Doña Tota (2011) y Chitoro (2015). Con ellos debe estar en el cielo ahora, recordando aquellos primeros días de Fiorito, donde empezó a escribirse el primer capítulo del mayor genio que tuvo el fútbol argentino.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Gary Neville: We will discuss Tuchel's departure in 1.5-2 years, I am sure. This is how Chelsea works
Valery Gazzaev about his son in Siena: He's only 40, he needs to gain experience. The deputy of the State Duma Valery Gazzaev commented on the appointment of his son Vladimir as the head coach of Siena from the 4th division of Italy
Pedri about Barca: I got where I wanted to go. Learning is easier when there are good players around
Rangnick refused to take charge of Chelsea on an Interim basis
Bruno on van de Beke: I would not be happy if I was in Donny's position
Another quarter of an inch and I'd have lost an eye. Middlesbrough player Fry was kicked in the face, the referee did not give a penalty
Mueller congratulated Brady, who reached his 10th Super Bowl at the age of 43: You are a hero and an inspiration!