logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina

El contacto de Alberto Fernández con Evo Morales, en las horas críticas de la crisis boliviana

Alberto Fernández habló con Evo Morales. Ocurrió el sábado y formó parte de una serie de contactos cruzados, y múltiples, horas antes de la crisis que detonó luego con la renuncia del presidente, que denunció un Golpe de Estado en su contra.

Después de la charla con Evo, Fernández conversó con Emmanuel Macron y Pedro Sánchez, mandatarios de Francia y España, y tuvo contactos con líderes de la región. Advirtió de la gravedad de la crisis en Bolivia.

Tras el motín policial y el posterior pedido de renuncia de las FF.AA. a Evo, el presidente electo siguió la crisis minuto a minuto en contactos con su equipo y dirigentes que están en Buenos Aires para participar de la cumbre del grupo Puebla, que emitió un respaldo explícito a Morales.

Desde tu entorno, habló Felipe Solá, potencial canciller, que calificó de "golpe de Estado" lo ocurrido en Bolivia. Lo mismo hizo Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados del FpV-PJ.

Fernández advirtió sobre la gravedad de lo ocurrido en Bolivia, respaldó a Morales y atribuyó "responsabilidad" a la Organización de Estados Americanos (OEA) en el desenlace violento de la crisis boliviana.

El ex jefe de Gabinete supo, según reconstruyó Clarín, que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le ofreció asilo político a Morales. El gobierno mexicano propuso a Evo que vuele a Argentina y se asile en la embajada de México en Buenos Aires. 

Fernández -que también habló con el vice Álvaro García Linera- analizó con su equipo la situación e hizo un análisis lapidario del rol de la OEA en el estallido político en Bolivia.

"En esto tiene mucha responsabilidad la OEA porque el informe sobre la elecciones es muy débil", se apuntó desde el entorno del presidente electo y se cuestionó con dureza el rol de Nicolás Almagro, el secretario general de ese organismo.

"Lo de la OEA es una vergüenza", se escuchó la queja en el entorno de Fernández y citaron que el informe advirtió sobre irregularidades en el 23% de las mesas donde Evo obtuvo más del 95% de los votos. "Es decir, las irregularidades sobre el total es un porcentaje ínfimo". Tras ese informe, Morales había llamado nuevamente a elecciones pero no logró descomprimir la situación y terminó renunciando.

Alberto F, se comunicó también con Cristina Kirchner, que está en Cuba junto a su hija Florencia. La ex presidenta, por su lado, mantuvo una comunicación este domingo con el vice García Linera.

El sábado, Fernández estuvo en el encuentro del grupo Puebla que sesionó en Buenos Aires, y este domingo con varios dirigentes todavía en Argentina, mantuvo contactos y charlas para evaluar la situación en Bolivia.

El sábado, Fernández conversó largo con Morales, que le contó que analizaba convocar a elecciones nuevamente y agregó un "relato estremecedor", según confió el presidente electo a su entorno, sobre lo que estaba ocurriendo en Bolivia.

Relató que había ataques a alcaldes y dirigentes ligados a Morales, a quienes los "secuestraban" y les pedían que salgan a reclamar la renuncia de Morales o si no matarían a sus familias. 

Ese relato repitió, este domingo por la tarde, Morales en el discurso donde anunció su renuncia. 

"No le importó que convoque a nuevas elecciones. No quieren que Evo sea candidato. porque les gana. Es lo que le hicieron con Lula (Da Silva), ​lo que quisieron hacer con Cristina y lo que hicieron con (Rafael) Correa", apuntó Fernández en una charla con sus colaboradores.

El presidente electo advierte sobre la tensión creciente en la región.

Themes
ICO