Argentina

El gran boxeador olímpico: Cuatro años sin Remigio Daniel Molina

En el día de ayer se cumplieron 4 años de la desaparición física de Remigio Daniel Molina, aquel gran boxeador que brilló desde muy joven y que alcanzó la gloria de participar nada menos que los Juegos Olímpicos de 1992, en Barcelona. Fue por años el único deportista olímpico de la ciudad y de la provincia, siendo orgullo deportivo de Concordia. Ayer, en las redes sociales, y en las calles, se comentaba el aniversario y muchos se asombraban de que ya pasaron cuatro años desde que nos dejó, abruptamente.

Remigio siempre fue un tipo humilde, callado, al que por ahí le costaba hacer una entrevista con los medios, pero que la cuerpeaba con su sonrisa, y aclaraba siempre que no quería hablar mucho por ello, justamente. Pero sobre el ring fue un boxeador de gran calidad, peleando contra los mejores, como Marquez, por ejemplo, uno de los mejores boxeadores del país, a quien volteó en el segundo ruound de aquella pelea, pero terminó perdiendo.

También peleó con Nassim Hamed, aquel gran boxeador de fama mundial, perdiendo dignamente. Pero sin duda que el ícono de Molina fue ir a los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde estuvo a una sola pelea de ganar una medalla, lo que hubiera sido más histórico aún. A su regreso, recordamos, fue recibido con una gran caravana de la que se enteró toda la ciudad, y la puerta de la municipalidad estuvo atestada de gente para recibir a este verdadero campeón. El orgullo de la ciudad fue, y todavía sigue siendo, inmenso por el logro de Remigio, porque era muy querido en el ambiente y en la vida, donde fue un luchador al igual que sobre el ring.

Pero lamentablemente, según nuestra opinión, se lo descuidó bastante, porque terminó siendo sereno en la esquina de nuestro matutino, donde se lo veía noches enteras parado en la vereda y tratando de conversar con quien se cruce por allí. Una vida que no iba de la mano de la gloria deportiva que fue, donde se mereció al menos un lugar de trabajo más honorable. Ojo, no estamos despreciando o menoscabando a los serenos, porque es un trabajo tan digno como cualquier otro. Pero creemos que a Remigio se lo debió haber aprovechado de otra manera, haciéndolo enseñar, dejándolo en su hábitat natural entre bolsas y las cuerdas de un ring, que es donde se sintió feliz siempre.

Claro que él no imaginó terminar trabajando de sereno para ganarse el pan, y mucho menos imaginó tener una muerte tan abrupta que de un momento a otro nos hizo quedarnos sin él. Pero, como gran figura que ha sido y seguirá siendo, continuará en el recuerdo de todos quienes lo conocimos, o al menos quienes son más jóvenes y ven hoy las estadísticas históricas del boxeo, o porque su papá o alguien le cuenta quién fue Remigio Daniel Molina.

Un boxeador que se abrió camino con total humildad, en un marco en el que le tocó lidiar con grandísimos boxeadores que había en el país, y en el plano internacional. Un tipo simple, amable, sincero, y sumamente querible. El mismo que recibió homenajes en distintos lugares, y recordamos uno de los últimos en Concepción del Uruguay, en una sesión especial. Llevó la bandera y los colores argentinos en sus manos, y en su interior. Un grande que siempre seguirá siendo grande en el corazón de todos.

Football news:

Barcelona are concerned about the shape of the Target. The club believes that he did not work enough on vacation
Laporte was supported by van Dyck: Sorry, bro. No joy, even though we are rivals
Lautaro Martinez: Messi is the best in the world. He is always one step ahead of the rest
The Atletico stadium was painted pink as part of the campaign to fight breast cancer
Frank Lampard: nothing comes easy in the Champions League. This is a great platform to learn new things
Ronaldo was not included in the Juve bid for the match against Dynamo Kyiv
Bruno on the role of captain: I didn't expect it. Tomorrow it's not about me, it's about the team. Everyone should be a leader