logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina

El hacker vuelve a pegar: amenaza con difundir documentos del Ministerio de Defensa

El escándalo por el #Gorraleaks2.0 no para de crecer. A los 700 gigas de información sobre agentes de la Policía Federal, investigaciones a bandas criminales y documentos de la fuerza, el hacker sumó en las últimas horas una foto personal de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, datos sobre el policía Luis Chocobar y una ficha del jefe de la Federal, Néstor Roncaglia. Y una yapa: ahora dice que accedió a documentos del Ministerio de Defensa y amenaza con darlos a conocer.

"Te estamos observando", fue el mensaje que acompañaba la foto de Bullrich y que publicó
​"[S]", como se identifica el hacker, en el grupo de Telegram #LaGorraleaks2.0. En la imagen, la ministra aparece en un ambiente de niños, rodeada de juguetes, una camisa y con anteojos de marco rojo.

La foto de Patricia Bullrich en su casa que difundió el hacker. Según el entorno de la ministra, ya era pública en Google.

La foto de Patricia Bullrich en su casa que difundió el hacker. Según el entorno de la ministra, ya era pública en Google.

Desde el entorno de Bullrich negaron que se haya tratado de un hackeo. "Es una foto de hace 4 o 5 años que estaba pública en Google. No es ni hackeo ni nada. Estaba en la parte compartida de la aplicación Google Fotos", explicaron.

En el mismo grupo, [S] difundió un documento con datos personales del agente de la Policía Local de Avellaneda, Luis Chocobar, que estaba guardado en la base de datos de la Federal. Chocobar está procesado por "homicidio agravado por uso de arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber" por la muerte del ladrón Pablo Kukoc, que había asaltado al turista estadounidense Joe Wolek en La Boca, en 2017.

El presidente Mauricio Macri recibe el 01/02/2018 en la Casa de Gobierno en Buenos Aires, Argentina, al policía Luis Chocobar.

El presidente Mauricio Macri recibe el 01/02/2018 en la Casa de Gobierno en Buenos Aires, Argentina, al policía Luis Chocobar.

En diálogo con Clarín, el agente que cumple funciones en la División Automotores de la fuerza, dijo que la información que se divulgó corresponde a sus solicitudes de ingreso a la Federal.

Como una muestra del nivel de información al que podía acceder, el autor del #Gorraleaks2.0 también difundió una ficha con datos personales del comisario general Néstor Roncaglia, jefe de la PFA. También publicó la imagen escaneada del DNI del jefe de Cibercrimen de la Federal, comisario Víctor Antonio Chanenko. "Este i... maneja el departamento de cibercrimen, solicito su inmediata renuncia", dijo [S] al publicar la imagen.

El posteo del autor del Gorraleaks.

El posteo del autor del Gorraleaks.

Clarín consultó vía Telegram al hacker que se atribuye la intrusión sobre las razones del ataque. "Hay varios motivos por los que decidí filtrar toda esta información. Uno de ellos es demostrar la poca importancia que el Estado le da a la ciberseguridad y qué mejor manera que dejándolos en ridículo", respondió [S].

"Cuando reportás vulnerabilidades, la mayoría de las veces no son corregidas, ni siquiera te responden o te agradecen. Si superás la línea entre lo legal y lo ilegal es probable que te denuncien y te detengan. Las fuerzas de seguridad son un desastre en seguridad informática, hackers extranjeros y financiados podrían infiltrarse en sus redes como yo lo hice y causar daños aún más graves", argumentó el "pirata informático".

Hackeo a la cuenta de Twitter de la Policía Federal.

Hackeo a la cuenta de Twitter de la Policía Federal.

Ante la repregunta de este diario sobre si el ataque tenía alguna otra motivación, como una venganza por las detenciones de dos personas por el hackeo a la cuenta de Twitter de Bullrich en enero de 2017 o una "interna" en la Federal, como se explicó oficialmente, [S] respondió: "Allá por el 2017 yo pude entrar al correo electrónico de Bullrich y me metí a su Twitter, posteriormente comenté lo que había hecho con gente de la comunidad y ellos publicaron en Twitter unas capturas que les pasé por Telegram y después los metieron presos. Nunca metieron preso al verdadero responsable, son unos inútiles".

Este jueves, el hacker advirtió a través del grupo que tiene más información de la Policía Federal para filtrar 1.3 terabytes de documentos del Ministerio de Defensa. "Estoy intentando clasificar la información para su posterior publicación", dijo.

El caso fue remitido ayer a la Justicia federal porteña desde el fuero Criminal de la Ciudad de Buenos Aires, y el juez federal Luis Rodríguez ordenó una serie de medidas "técnicas y de campo" con el objetivo de intentar individualizar a los responsables de la intrusión informática.

"El suceso investigado involucraría el ingreso a las bases de datos de la Policía Federal Argentina, utilizando correos de internet apócrifos. Nos hallamos ante la obtención de información sensible que dispone la Policía Federal y que podría comprometer el ejercicio de su función", informó a Télam una fuente judicial con acceso a la pesquisa.

Hackeo a la cuenta de Twitter de la Prefectura.

Hackeo a la cuenta de Twitter de la Prefectura.

EMJ

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO