Argentina

El mito del antiperonismo de los empresarios, que no es tal

"Es notable, sobre todo en el empresariado argentino, el prejuicio antiperonista". La frase de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner busca reflejar lo que piensa la mayoría de su electorado: que en las empresas no hay simpatía por ese espacio político. Clarín consultó a una decena de empresarios al respecto. Algunos se asumen peronistas, otros apoyaron la gestión de Cambiemos, y también los hay quienes están a mitad de camino.

Alfredo Coto fue el primer empresario en verse con el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzman, tras la carta de Cristina. El supermercadista sabe en primera persona lo que es la furia del kirchnerismo frente a declaraciones que no le gustan, como una efectuada por Coto sobre la inflación en 2005. Coto se llamó a silencio por un tiempo. En la charla con el presidente, el dueño de los supermercados le contó un proyecto de exportación. El diálogo fue cordial y el presidente fue amable, según dicen cerca de Coto.

El primer empresario consultado se asume peronista. Suele aplaudir las políticas del Gobierno casi siempre. "Lo que dice Cristina es así. Al único peronista que bancaron los empresarios es a Carlos Menem, porque vino a implementar la agenda económica de la Ucedé (el partido fundado por Alvaro Alsogaray, que defendía el libre mercado)", expresa, aunque prefiero no hacerlo público para no enojar a sus colegas.

El segundo empresario consultado simpatizó con el gobierno de Mauricio Macri, aunque las políticas para su sector no fueron las que más le hubieran gustado. "Cristina está confundida. No hay antiperonismo. Hay un deseo de reglas claras, seguridad jurídica, integración con el mundo, una moneda estable, inflación a la baja, equilibrio fiscal", dice. "Da lo mismo quien lo haga, pero en las administraciones kirchneristas eso no es lo que viene pasando", agrega.

El tercer referente viene del mundo "tech". "Nuestro sector avanzó mucho durante la administración anterior. En la actual gestión hubo cambios en el mercado de las telecomunicaciones, regulaciones al teletrabajo, a la economía del conocimiento. No soy macrista ni kirchnerista. Pero quiero que la agenda del desarrollo, que es la que aplican casi todos los países capitalistas, de centroizquierda a centroderecha", sintetiza, disgustado con estos tiempos.

"Eso era antes, en la actualidad no lo veo tan así",  según Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). En esa agrupación conviven distintas miradas de la política.

José, Urtubey, de Celulosa, se siente más libre para opinar, porque su familia pertenece a un espacio político. "Creo que no es constructivo la construcción del anti en nada y no es bueno el antiperonismo de algunos", resume,

Hay un puñado de empresarios que lograron tejer ciertos entendimientos con Cristina Fernández de Kirchner. La vicepresidente los ha escuchado. Pero una de las claves para seguir teniendo diálogo con ella, según cuentan, es no exponer ese vínculo con periodistas. "Prefiero opinar sobre la política de mi sector específico y no sobre Cristina, Todos saben que la respeto mucho", define.

Un empresario de la alimentación, que casi nunca sale en público, se balancea. "En los mandatos del kirchnerismo, mis ventas suelen crecer, porque las políticas populista alientan al consumo. Pero hay una pérdida de calidad institucional que, siempre, nos perjudica como país. No soy antiperonista, pero si quiero que se respete la Constitución", esgrime.

"En mi sector hay más simpatía por el peronismo, porque suele ser promotor de la obra pública, pero hablo con distintos sectores y no comparto esa posición de 'anti'", expresa un constructor de buenos lazos con el peronismo.

"Hay caminos que eligen los países para desarrollarse y crecer. El terreno en el que suele desplazarse la Argentina no suele ser el que yo sugeriría, pero solo soy un empresario", refuta un hábil jugador de las finanzas, que trabajó para una multinacional en distintos países del mundo. "No soy antiperonista, pero si soy antipersonalista. Creo más en los procesos y proyectos de países que en un líder que nos salve a todos", plantea el líder de una empresa de auditoría.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Holand continues to insist that he is a monster. Fastest in the history of the Champions League scored 15 goals (and added 16)
Koeman on the victory over Dynamo Kyiv: We achieved our goal-we reached the playoffs
Solskjaer on 4:1 with Istanbul: Manchester United played intensely, enjoyed the match. We want to be 1st in the group
Forward Ferencvaros Troll Cristiano: celebrated a goal in his style. Ronaldo responded with a goal and a very angry look
Morata scored 5 goals in 4 games in the Champions League for Juve. His best result is 5 in 12 games in the 2014-15 season
Holand has scored 15 goals in the Champions League the fastest. 7 games better than the record
Ludicrous omission of the Champions League match: the Brugge forward did not want to transfer to the bus, and he was kicked out