Argentina

El oficialismo requiere un Congreso libre de polarización para reactivar

Foto: Cedoc

El relanzamiento de la gestión que puso en marcha el Gobierno nacional necesitará del respaldo en el Congreso, ya que muchas de las iniciativas se llevarán adelante como proyectos de ley. En ese contexto es cuando surge el interrogante acerca de cómo puede repercutir la profundización de la grieta en el cumplimiento de la agenda parlamentaria del segundo semestre.

Desde el inicio de la cuarentena, en el Congreso se verificó un doble juego entre el oficialismo y la oposición. Por un lado, se intentó trabajar en una selección de temas que no generaran mayores desacuerdos bajo el paraguas de la unidad en un contexto de crisis y es así como se dilató la llegada de proyectos polémicos como el impuesto a la riqueza, la reforma judicial o la expropiación de Vicentín.

Sin embargo, por el otro lado, hubo diferencias sobre las reglas de funcionamiento, sobre todo en el Senado donde Cristina Kirchner buscó evadir algunos acuerdos previos y fastidió a la oposición, que quedó en pie de guerra para la nueva etapa.

“Es muy difícil hacer oposición con comunicados y por Zoom”, razonan dirigentes de Juntos por el Cambio que buscan la forma de hacerse ver en medio del aislamiento que les complica la visibilidad. Si bien hay sintonía con las conducciones partidarias que se mostraron más duras en la postura frente al Gobierno nacional, las autoridades de Juntos por el Cambio eligieron un perfil más moderado, con la mira puesta en las próximas negociaciones de las que serán protagonistas.

Las urgencias económicas del oficialismo pondrán a prueba una vez más la capacidad de lograr acuerdos del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que ya está organizando la agenda en la Cámara Baja para la postpandemia. Según dejó trascender, sus prioridades son la aprobación de la ampliación del Presupuesto vigente, para evitar que el presidente Alberto Fernández deba realizar algún cambio por DNU o que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, tenga que apelar a los “superpoderes”. También apunta a la aprobación del proyecto de canje de deuda bajo ley local y la moratoria impositiva, que en líneas generales contaría con consenso para avanzar.

En los últimos días, Massa salió a buscar el respaldo de los gobernadores para garantizarse el aval de aliados provinciales en el Congreso o de integrantes de otros espacios como Consenso Federal, ya que el Frente de Todos no cuenta con mayoría propia y cada voto será necesario para alcanzar la aprobación.

Luego de la confirmación de casos de coronavirus en el Congreso, se mantendrán rigurosos controles en ambas cámaras, únicamente con reuniones de comisión de manera virtual pero para después del 17 de julio, cuando se espera que AMBA salga de la cuarentena estricta, habrá una intensificación de la tarea parlamentaria.

Para el miércoles está prevista una reunión de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo que intentará emitir dictamen en contra de un decreto de Mauricio Macri de 2018 que llevó a que el Estado se endeudara con las distribuidoras de gas que en su momento habían pedido un resarcimiento por la devaluación del dólar.

e-planning ad

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Football news:

Karl-Heinz Rummenigge: Neuer is world-class, and Ter Stegen is on the way to it
Chelsea are stepping up negotiations for Havertz after Bayer's relegation from the Europa League, Cech is involved in them
Messi bought a penthouse in Milan. It was reported that Inter is Interested in the player
Real advance refund the Youngster of rental Sociedade. Zidane is impressed with his performance
Barys 20 days before the start of the KHL: they do not know where to play, Legionnaires are cut off from the team
Areolaa returned to PSG after a loan spell at Real Madrid
Manchester United can lease Ousmane Dembele for a year with a buyout obligation