Una botella lanzada al mar por la madre de una víctima del atentado de Manchester, perpetrado en 2017, en memoria de su hija fallecida a los 14 años, fue hallada en una playa del sur de Italia, según informó este sábado el diario local Corriere della Sera.

El 22 de mayo de 2017, un británico de origen libio de 22 años, Salman Abedi, hizo estallar una bomba durante un concierto de la estrella pop Ariana Grande, asesinando a 22 personas -siete niños y 15 adultos- e hiriendo a más de un centenar.

La botella lanzada al mar, cerrada herméticamente con un sello de cera, lleva una etiqueta con la foto de la adolescente, sonriente, y la siguiente mención: "En afectuosa memoria de Sorrell Leczkowski, 5 de febrero 2003 – 22 de mayo 2017".

El recipiente fue hallado en la región italiana de Apulia por el alcalde de la pequeña comuna de Morciano di Leuca, que ahora intenta tomar contacto con la familia para invitarla y entregarle la botella.

"En el momento de tu muerte, mi corazón se partió en dos", se puede leer en el texto firmado "Mamá".

"Un lado está lleno de dolor, el otro ha muerto contigo. A menudo me levanto cuando duerme el mundo, y camino a lo largo de las calles de mis recuerdos, con las lágrimas en mis mejillas. Recordarte es fácil. Lo hago todos los días, pero tu ausencia es un dolor en mi corazón que jamás me abandona", añade el texto.

La botella contiene asimismo un brazalete violeta en el que está grabado el nombre de la muchacha, que vivía en los suburbios de Leeds, al norte de Inglaterra.