logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina

Entrevista a Juan Martín Maldacena: "Me gustaría recibir el Nobel por algún descubrimiento futuro"

De todos los reconocimientos posibles que flotan en la órbita de la física teórica, el argentino Juan Martín Maldacena los cosechó prácticamente todos. Uno de los pocos que todavía le falta en su vitrina es el Nobel. Considerado uno de los exponentes más innovadores dentro de la teoría de cuerdas (o Teoría M) nadie se sorprende cuando su nombre corre entre los candidatos. Al ser consultado sobre por qué motivo le gustaría recibir este premio, respondió “por algún descubrimiento que haga en el futuro”. En la actualidad es investigador del Instituto para Estudios Avanzados de Princeton, el mismo establecimiento donde Albert Einstein​ trabajó los últimos 21 años de su vida.

De visita por el país, este teórico nacido en Caballito, recibió el título de doctor honoris causa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y ofreció a los alumnos y expertos en la materia, una conferencia sobre agujeros negros y entrelazamiento cuántico. En medio de una avalancha de apretones de mano y aplausos de largo alcance, se hizo un hueco en su agenda para conversar con Clarín.

Por su mezcla de rigor y belleza, la teoría M posee el suficiente combustible matemático como para convertirse en la pretendida teoría del todo (ToE). Se trata de un concepto hipotético –que obsesiona a los físicos desde hace 40 años- que permitiría unificar las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza y sería capaz de conectar en una sola fórmula todos los fenómenos físicos conocidos.

Juan Martín Maldacena. Físico teórico argentino. Docente e investigador en el Institute for Advanced Study, en Princeton, Nueva Jersey. Juan Martin Maldacena fisico y docente del Institute for Advanced Study

Juan Martín Maldacena. Físico teórico argentino. Docente e investigador en el Institute for Advanced Study, en Princeton, Nueva Jersey. Juan Martin Maldacena fisico y docente del Institute for Advanced Study

“La teoría de cuerdas es capaz de describir cómo se comporta el espacio-tiempo en forma consistente con la mecánica cuántica. Dicho de otra manera, es una teoría que unifica las dos grandes revoluciones del siglo XX, la cuántica con la relatividad general”, advierte Maldacena.

El atajo que utilizó para vincular estas dos visiones de la realidad fue imaginar al universo como un holograma que además de las cuatro dimensiones conocidas (largo, ancho, profundidad y tiempo) estaría compuesto de seis dimensiones adicionales; la mayor parte de las cuales están compactadas y sólo son perceptibles a una escala microscópica.

“En realidad debemos pensar a esta teoría como una construcción, de la que todavía no se conoce su forma final. En su tramo más sencillo el número de dimensiones es 10 o 9 +1, nueve espaciales y una temporal. De estas dimensiones, seis describirían un espacio muy pequeño, solo 3 de las dimensiones espaciales serían grandes, que son las que vemos. Sin embargo, el número puede cambiar dependiendo de las circunstancias. Así como el agua puede ser líquida o sólida, el número de dimensiones puede ser 10 o 11, o quizás menor”, sintetiza el físico.

Al momento de presentar su célebre “Conjetura Maldacena” era un joven teórico de Harvard de gran proyección. En la conferencia internacional sobre teoría de cuerdas de 1998, en Santa Bárbara, California, los físicos estaban tan entusiasmados por esta nueva visión que al terminar su presentación, se pusieron a corear “Dale alegría a tu teoría, Maldacena” y bailaron en su honor.

Por descubrir la dualidad existente entre la gravedad y la teoría cuántica de campos, fue el único científico de habla hispana en recibir la medalla Lorentz, otorgada el año pasado por la Real Academia de Artes y Ciencias de los Países Bajos. Mientras que este año obtuvo la medalla Galileo Galilei del Instituto Nacional de Física Nuclear de Italia.

Juan Martín Maldacena recibió el título de doctor honoris causa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA

Juan Martín Maldacena recibió el título de doctor honoris causa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA

A diario, busca aquellas piezas que le faltan para armar una imagen completa del Universo. “Estoy tratando de entender cómo se describe el interior de los agujeros negros según la mecánica cuántica”. Su interés responde a que son regiones donde el espacio y el tiempo están distorsionados en gran manera.

Algo que se vincula con los llamados agujeros de gusano, es decir, dos agujeros negros conectados entre sí. Hasta ahora no se ha descubierto ninguno, pero en los cálculos podría ser posible. La especulación es que tendrían una puerta de entrada y en el otro extremo, un agujero blanco, que sería una vía de escape.

“Sería posible pensar en que un par de agujeros negros estuvieran conectados a través de su interior. De hecho la solución más sencilla de las ecuaciones de Einstein describe un par de agujeros negros conectados por el interior pero que no se puede entrar de un lado y salir del otro. Pero si podría suceder que dos personas que ingresan por cada uno de sus extremos se encuentren en el interior. Es como si dos caminos se unieran, pero son caminos de una sola mano, solo van hacia el futuro y ese interior común está en ese futuro. Una vez que se está allí no se puede volver, por la misma razón que no se puede viajar al pasado”, señala Maldacena.

El encuentro de Juan Maldacena.con Stephen Hawkings

El encuentro de Juan Maldacena.con Stephen Hawkings

Las observaciones sugieren que la historia del universo comenzó hace unos 13.810 millones de años. A los pocos segundos de producido el Big Bang comenzó una etapa de expansión acelerada conocido como periodo inflacionario, en donde se crearon las irregularidades iniciales que terminarán por condensar materia y gestar las semillas que darían origen a las estructuras galácticas.

“Las llamadas fluctuaciones primordiales son las que hacen que el universo no sea perfectamente homogéneo. Cuando uno va hacia atrás en el tiempo, el Universo se vuelve más uniforme. Como la piel de una persona era más tersa durante la etapa de juventud, así también el Universo era más liso, más regular cuando era más joven, digamos cuando tenía entre fracciones de segundo y 300.000 años de edad”, explica Maldacena.

Sin embargo no era perfectamente regular. “Si hubiera sido así, hoy seguiría siendo uniforme y no lo es: hay galaxias, estrellas, planetas. Cuando era más joven solo había un gas con una densidad casi constante en el espacio. Las pequeñas variaciones de la densidad son las llamadas fluctuaciones (o variaciones) primordiales. Son muy chicas, son de una parte en cien mil. Uno de los resultados más interesantes de los últimos años fue la detección y el estudio de estas fluctuaciones. Un argentino, Matías Zaldarriaga, ha sido un líder en estos estudios”, sugiere.

Juan Martín Maldacena recibió el título de doctor honoris causa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA

Juan Martín Maldacena recibió el título de doctor honoris causa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA

A medida que las preguntas se vuelven más personales, las réplicas que ofrece disminuyen en alcance e intensidad. Como Maldacena se reconoce como católico practicante, ante la consulta de si es posible hacer ciencia y profesar una religión, advierte que “Georges Lemaître, uno de los creadores de la teoría del Big Bang, fue además sacerdote”.

DD

Themes
ICO