logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Argentina
An article was changed on the original website

Especialistas de Neonatología aseguran: “Cuando mayor es el estímulo y la contención familiar, las posibilidades de supervivencia de un bebé pretérmino aumentan”

Especialistas de Neonatología aseguran: “Cuando mayor es el estímulo y la contención familiar, las posibilidades de supervivencia de un bebé pretérmino aumentan”

Hay un “límite de viabilidad” al momento clínico de decidir la intervención gestacional pretérmino para una cesárea de emergencia, que en promedio está entre las 22 y las 25 semanas de gestación, con probabilidades de supervivencia. Muy bajas, pero posibles. Y la niña posadeña Yarden Milagro Olivera fue, en la experiencia de los especialistas de Terapia Intensiva del Hospital Materno Neonatal de Parque de la Salud, el caso más extremo de la provincia  -nació con 23 semanas de gestación y tan sólo 550 gramos de peso- y con muy buena evolución en la edad gestacional corregida correspondiente. Los registros de salud pública indicaban registros clínicos de casos de hasta 28 semanas, teniendo en cuenta que un recién nacido a término tiene entre 37 y 42 semanas. “Cuanto más prematuros son, más complicaciones presentan debido a su inmadurez, y menos posibilidades tienen de sobrevivir”, indicó la Dra. Marita González, Jefa de Neonatología del Hospital Materno Neonatal, de Posadas. 

En la foto, parte del equipo del Servicio del Neonatología: la Dra. Marita Gónzalez, el Dr. Horacio Ojeda, la Lic. Viviana Figueredo, Jefa de Departamento; Nélida Aguirre del Consultorio de Lactancia, Silvia Aceveda, Jefa de Enfermeria del Servicio de Neonatologia; Daiana Villalba, enfermera de Terapia Intensiva y Coordinadora. La jefa de Terapia Intensiva, Mónica Kosteki, Natalia y Rocío, enfermeras, también son parte del equipo junto a un total de 96 que conforman el equipo de enfermería, además del personal de Farmacia, Mantenimiento, Maestranza, Central de Materiales, un grupo humano de vocación y calidad humana que reconocen quienes transitan por el hospital.

Si son niños nacidos pretérminos, con menos de 1,500 kilogramos de peso, tienen hoy en el hospital público de Misiones una asistencia médica de alta complejidad y un protocolo clínico a seguir, ya que son muy prematuros en el desarrollo de sus órganos internos. De responder al tratamiento en Terapia Intensiva, y progresar en la semana gestacional adecuada y alcanzar más de 2 kilos de peso, más allá de la lucha primaria que es sobrevivir, tienen además un gran riesgo de presentar secuelas en el desarrollo neurológico y sensorial.

“Es muy difícil que sobrevivan con 23 semanas, incluso con 26 semanas. Desde nuestro lugar, hacemos todo lo que esté a nuestro alcance, pero somos muy cautos cuando hablamos con los padres, porque hay posibilidades de supervivencia, pero sin muy bajas. Es un día a día esperar su evolución. La proporción de complicaciones inicialmente son mayores, después van disminuyendo progresivamente con el aumento de la edad gestacional”, precisó el Pediatra Neonatólogo Horacio Ojeda, especialista responsable del área de Seguimiento de Alto Riesgo que monitorea los progresos de la niña Yarden Milagros y el acompañamiento de su familia.

“La supervivencia sin enfermedad grave en menores de 23 semanas de gestación es excepcional, o muy baja”, precisó Ojeda.  El desafío que se plantea desde la pediatría es lograr que la niña alcance una supervivencia de calidad. Por ello, se contempla un acompañamiento profesional integral desde la Salud Pública, con acciones dirigidas a mejorar la sobrevida sin secuelas neurológicas en el caso de prematuros nacidos de menos de 1 kilogramo de peso.

El Dr. Ojeda es oriundo de Santa Fe, pero hace 28 años se desempeña en servicio de salud pública de la provincia, junto a la Dra. González que tiene más de 20 años de carrera en el sistema provincial, y actualmente es Jefa de Neonatología del Hospital Materno Neonatal. Y el valor agregado, son matrimonio y compañeros de vida. Ambos, además, fueron quienes intervinieron el 18 de julio en la atención del nacimiento de la niña Yarden Milagro.

Próxima la niña a cumplir su primer añito desde su nacimiento cronológico, entrevistamos a los profesionales sobre esta experiencia médica. “La beba avanza con una muy buena evolución clínica. Por ley se establece un seguimiento riguroso por un año, en el caso de nacimientos de niños prematuros, pero además nuestro protocolo establece un acompañamiento integral hasta los 6 años, de manera de prevenir una actuación temprana de presentarse alguna secuela, y podamos intervenir ante cualquier diagnostico cognitivo que se produzca”.

Por su parte, la Jefa de Neonatología destacó que “detrás de todo esto hay un gran engranaje, los médicos somos sólo una parte de la cadena, pero hay un equipo de personas y profesionales en el trabajo cotidiano administrativo, de mantenimiento, el equipo de más de 90 enfermeros y enfermeras, los jefes de Terapia Intensiva e Intermedia, los de Cuidados Especiales, el área de recuperación nutricional, es todo en conjunto que hace que esto funcione con mucha vocación de servicio y compromiso”, valoró González.

Al momento de la entrevista con Misiones Online, este jueves en Neonatología había 60 bebes internados, las salas del hospital estaban con su capacidad completa. “Al ser el Centro de Derivación de la Provincia, tenemos movilidad permanente. Algunas cirugías programadas y otras de emergencia. No solo atendemos a los prematuros que vienen a nacer al hospital, sino a los prematuros menores de 32 semanas que son monitoreados en otros hospitales regionales y deben ser derivados para nacer en este hospital por las complejidades que implican sus circunstancias y las condiciones que tenemos en Posadas para dar respuestas a ellas, como también las Cirugías de Alta Complejidad que se realizan en el hospital de la capital de la provincia”, detalló la directiva. “Prácticamente, ante la alta demanda, la capacidad del hospital siempre está desbordada”, admitió la doctora.

Misiones Online: ¿Cómo es el sistema de monitoreo y seguimiento de la historia clínica de cada uno de los bebés que se encuentran internados en Neonatología, considerando que son todas situaciones de alta complejidad?

Dra. González: En Terapia Intensiva tenemos dos incubadoras y cinco enfermeras por turnos. Después está el sector de Terapia Intermedia, Cuidados Especiales, Recuperación Nutricional, Seguimiento de Alta Complejidad, Gabinetes, Enfermería, todo con un plantel médico de más de 20 profesionales, que trabajan en forma multidisciplinaria con otras especialidades (psicólogos, psicopedagogas, nutricionistas, kinesiólogos, pediatras, etcétera). La historia clínica esta digitalizada, y hay pases de informe de Sala en cada cambio de turno.

Dr. Ojeda: También es fundamental el rol de Enfermería en Neonatología. Porque están en forma permanente con los pacientes, son quienes tienen el contacto más permanente en el día a día, por las propias responsabilidades que hacen al desempeño de su tarea. Los médicos estamos en el trabajo diario del control clínico y su evolución diaria, además del informe y acompañamiento permanente con los padres. La salud del bebé y la contención emocional a los padres es el bionomio que hace a nuestro trabajo médico.

Pero ante cualquier situación que se presente, los observadores principales son los enfermeros, que están alerta a todo, y detectan en primer lugar cualquier anormalidad de los chicos internados en el área.

Misiones Online: A diferencia de otros hospitales, en “Neo” se les permite el ingreso permanente a los padres de los bebes internados en Terapia Intensiva o Terapia Intermedia. ¿Qué tan importante es esto en la evolución de un bebé prematuro?

Dr. Ojeda: Es irremplazable ese vínculo. Nosotros trabajamos bajo el Programa Maternidad Segura y Centrada en la Familia. Estimulamos a los padres a que permanezcan lo más que puedan con el niño o niña, con acceso y horario irrestricto. Esto tiene que ver con un acompañamiento integral, con la humanización del parto, la paternidad segura, el parto acompañado y una serie de items que fueron cambiando el paradigma de atención en los últimos años, cada vez más centrado en la familia.

Dra. González: Desde el año 2010 se lleva adelante este sistema, desde que se comenzó con la regionalización del hospital. Este paso de estar cerca del bebé, en este momento de prematuro, es vital, porque acompaña su neurodesarrollo. No es la misma evolución que tiene un bebe que está acompañado de su mamá, de aquel que no lo está. Y esto realmente es irreemplazable para lograr el mejor resultado en su crecimiento.

Misiones Online: ¿Y ese momento de decidir intentar salvar la vida de un bebé prematuro en circunstancia de emergencia, tiene que ver con el límite de viabilidad? Se asumen muchos riesgos en ese momento…

Dr. Ojeda: Nosotros estamos en este lugar de la clínica médica, y tenemos la tecnología disponible para intentar salvar la vida del bebé siempre. Usamos todos los recursos que tenemos a nuestro alcance, y nos ajustamos a un protocolo establecido para estos casos, estadísticas científicas, y normas estrictas de los límites de viabilidad.

Pero en situaciones como fue de la niña Yarden Milagros, con 23 semanas de gestación, realmente son muy poco frecuentes en el mundo, donde la mortalidad es la regla. Hay un reciente caso en Japón de sobrevida de un bebe prematuro de 22 semanas y con muy bajo peso. Y en Misiones, hay casos de prematuros, pero de 23 semanas fue el más extremo y con éste resultado esperanzador en su evolución.

Los límites de la viabilidad están sujetos a proyecciones estadísticas. Uno sabe que un paciente de 26 semanas en nuestro medio tiene hoy muchísimas más posibilidades de sobrevivir, pero nosotros tenemos un criterio que utilizamos en el momento de decidir la intervención, y es el de hacer todo lo que este a nuestros alcance para salvar esa vida. En ese momento, también es importante ser claros con el mensaje que uno da a los padres. Uno tiene que dar un mensaje realista, con los datos precisos que se tienen, y las variables posibles. Sin ser todo lo pesimista ni tampoco ser tan optimista, es un proceso en que hay que transitar el día a día, no generar falsas esperanzas. Pero las esperanzas siempre están, la evolución y sus secuelas dependen de varios factores. La realidad es que inicialmente, la vida y la muerte dependen de cada hora que pasa.

Por ello, siempre hay que buscar un delicado equilibrio, ya que necesitamos del acompañamiento, la fortaleza y la energía de los padres en esas horas críticas, donde lo más importante es concentrar todos los esfuerzos en lograr el desarrollo del bebe. Cuanto más acompañen los padres, más probabilidades de salvar esa vida tenemos. En Salud, y más aun en alta complejidad, no se pueden garantizar resultados, pero se puede disponer de todos los recursos para lograr el mejor posible, y el equipo de trabajo en todo el sector es parte de este engranaje cotidiano.

Misiones Online:¿Y en particular sobre la niña Yarden Milagros, como la encuentra en su desarrollo, próxima a cumplir su primer año, desde la fecha de su nacimiento en julio?

Dr. Ojeda: A los bebes prematuros se les dan dos edades hasta los 2 años de edad: la edad cronológica y la edad corregida. La edad corregida es la edad gestacional, con la cual los médicos medimos su evolución. Cronológicamente cumplirá el año, pero su edad gestacional será de 8 meses aún.

La niña presenta una muy buena evolución. En el consultorio de Seguimiento nosotros realizamos un control sobre su desarrollo físico, su curva de peso está de acuerdo a su edad corregida, en limite más bajo, pero está creciendo siempre. Esa es su curva de crecimiento, y en estos meses viene respondiendo bien en los controles.

En lo que respecta a su neurodesarrollo, en el equipo también contamos con una psicopedagoga y kinesióloga, ambas especialistas son las que llevan adelante las pruebas correspondientes, y la niña responde sin necesidad de intervención temprana. En cuanto a lo motor, sus pruebas a los 10 meses resultaron bien. Hasta los dos años de vida, que es la edad en que los niños prematuros emparejan con la población de niños de su edad, nos seguimos manejando con la edad gestacional corregida, y muestra progresos acordes a la prueba de su edad. Ella está muy bien.

Misiones Online: En el caso de Yarden Milagros ¿cuánto creen que ayudó el avance de la ciencia, los equipos de alta complejidad y el recurso humano del servicio de salud, y cuánto la fuerza de la esperanza por el milagro de aferrarse a la vida?

Dr. Ojeda: (sonríe y se emociona el profesional antes de responder) Si, los padres de la beba son muy creyentes. Creo que sin la esperanza del milagro, nosotros no lo hubiéramos logrado. La medicina desde hace tiempo que dejo se de ser solo científica para tener muy en cuenta lo emocional. Hace a la diferencia la energía de los padres, con mucha fuerza por aferrarse a esa esperanza de sobrevida, con ilusiones, padres bien contenidos, eso se transmite al bebé.

Dra. González: Totalmente. La energía familiar es irreemplazable, y ese es el principal vínculo con la vida. No encontramos otra explicación en nuestros seguimientos y protocolos, porque todo el resto es lo mismo. El acompañamiento y buena energía de los padres, los abuelos, los hermanos, la mamá es fundamental en este proceso.

Dr. Ojeda: Podemos tener 10 pacientes en las mismas condiciones y con el mismo protocolo, la misma atención médica, y seguramente 8 no andan bien, y dos andan bien.¿En dónde estuvo la diferencia? Marcada por ese vínculo, por esa energía, por esa conexión con la vida.

La satisfacción nuestra y el premio máximo, es que todo el equipo pueda ver a evolución de ese niño o niña a futuro, cada vez que vienen a los controles.

El papá de Yarden Milagro este domingo, Día del Padre, estará “más contento que perro con dos cola”, sin dudas!.

Por Patricia Escobar 

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO