Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Femicidio: el sospechoso, que había sido condenado por un homicidio, estaba obsesionado con Nancy Videla

Damián Lezcano Mendoza estaba obsesionado con Nancy Videla. Se habían conocido cuando la mujer visitaba a una expareja que alquilaba una pieza en una casa de Bucarest 2550, en Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora.

Después de cortar la relación con su novio, Nancy continuó con las visitas a la casa debido a que había establecido vínculos con una mujer que vivía en el conventillo y con Lezcano Mendoza, el dueño, de 70 años y nacionalidad paraguaya.

Esa mujer declaró como testigo y se refirió a la obsesión del sospechoso por la mujer. La testigo describó ante los policías que el imputado y Nancy tomaban mate juntos. Según fuentes judiciales, Lezcano Mendoza, en 2002, había sido condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 2 de La Matanza a la pena de tres años de cárcel por el homicidio de una mujer en exceso de la legítima defensa.

El 14 de agosto de 2002, alrededor de las 21, Lezcano estaba en su casa, situada en Villa Celina, cuando escuchó los ruidos provocados por las pedradas arrojadas contra su vivienda por un grupo de vecinos, que pensaban que allí estaba refugiado un ladrón. Entonces, tomó su arma, salió de la casa y disparó. Uno de los balazos mató a una mujer.

En 2005, el Tribunal Oral 2 de La Matanza condenó a Lezcano a cuatro años de prisión por considerar que se trató de un homicidio con exceso de la legítima defensa. El abogado de Lezcano presentó un recurso contra esa sentencia y la Sala III de la Cámara de Casación bonaerense redujo la pena a tres años y tres meses de prisión.

Denuncias no escuchadas

Hubo denuncias que nadie escuchó sobre mujeres que habrían sido acosadas por el sospechoso detenido. Las vecinas del conventillo de Bucarest al 2500 afirmaron que “le tenían miedo a Lezcano”. Los vecinos del inquilinato donde fue descubierto el cuerpo de Videla afirmaron que el sospechoso llegó al barrio hace seis años y se presentó como el propietario del conventillo después de la muerte del anterior dueño.

Rocío, una vecina de la misma cuadra afirmó al canal de noticias LN+ que una mujer que vivía en el inquilinato lo denunció por acoso.

A raíz de esa denuncia, Lezcano Mendoza fue detenido. Un grupo de policías lo fue a buscar en un móvil y lo llevó preso. Pero, según la vecina, estuvo poco tiempo detenido. Tres horas después volvió al conventillo como si nada. Las denuncias en su contra no avanzaron.

El hecho habría ocurrido hace dos meses después de que una mujer de nacionalidad colombiana, que le alquilaba una pieza, lo denunció por haber intentado manosear a su hija. La mujer lo denunció y se tuvo que ir del conventillo. En esta oportunidad, el caso tuvo una definición mortal.

El novio y los familiares de Nancy aseguraron desconocer el vínculo que tenía la víctima con el femicida. El mensaje recibido en el 911 que brindó la pista sobre Lezcano Mendoza hizo referencia a una supuesta relación sentimental, pero eso no fue determinado por los investigadores que ahora buscan determinar el móvil del femicidio. También se intenta establecer la forma en que Nancy llegó al lugar, ubicado a siete cuadras de la casa en la que vivía con su novio Alan y cuánto tiempo estuvo la mujer con vida en la vivienda de Lazcano Mendoza.