Argentina

La estatua de Néstor Kirchner, a diez años de su muerte

Hoy, cuando el gobierno ya haya instalado la estatua de Néstor Kirchner ante el centro cultural que lleva su nombre, habrá dado un paso más en la producción del mito sobre el cual aspira a fundar una nueva hegemonía política, montada en una alianza que da cuenta de la nueva sociología de la Argentina, una sociología que es resultado de medio siglo de fracasos políticos y económicos al cabo de los cuales la base sobre la que se sostenía el peronismo ha quedado a tal punto adelgazada que ya no es suficiente para construir un nuevo esquema de poder.

Si ese proyecto es exitoso, la larga agonía de la Argentina peronista habrá llegado a su fin, pero las exequias de aquel movimiento no habrán sido realizadas por los históricos opositores de Perón sino por sus continuadores. El desplazamiento de la fecha de la conmemoración, del 17 al 27 de octubre, sería así la consagración del nuevo rostro de ese animal metamórfico cuyas formas han variado a lo largo de la historia argentina pero cuyos contenidos son -o, más justamente, sus promotores así lo querrían- siempre iguales: los expresados por la tradición nacional y popular que agregaría de este modo un nuevo hito a la saga iniciada por Rosas y continuada por Yrigoyen y Perón. La pretensión de escribir una narrativa en la cual el kirchnerismo no sea ya una subespecie del peronismo sino un movimiento dotado de su propia autonomía mitológica da cuenta de la intensa ambición de poder de quienes producen ese relato, pero la posibilidad de que ello ocurra refleja a la vez la degradación del proyecto original del cual este se proclama heredero.

El traslado de la sede de la conmemoración desde la Confederación General del Trabajo al frente del edificio del Correo no es principalmente la revancha ante los intentos del macrismo de cambiar el nombre del centro cultural, ni una afirmación de la primacía estatal sobre la gestión privada de la empresa postal, sino el nudo con el que se ata, o se intenta atar, la nueva alianza fundante del kirchnerismo como nuevo movimiento hegemónico en la Argentina: no ya la que une a los obreros industriales con la burguesía nacional sino la que reúne bajo un mismo sistema de lealtades a quienes perciben ingresos estatales, sean empleados públicos o sectores populares.

El Estado actual tiene el doble de tamaño, es decir, cobija el doble de lealtades, que el Estado de 2001: la resolución de la crisis de fin de siglo no solo terminó con el radicalismo sino, hoy lo estamos confirmando, también con el peronismo.

La sociología que dio origen al peronismo fue, durante cierto tiempo, una sociología de transformación y de reforma. Tanto el movimiento obrero como la burguesía industrial creían que el futuro sería mejor si era diferente del pasado. La alianza en la que pretende sustentarse el kirchnerismo como nueva fuerza hegemónica de la política argentina está condenada a hacer del bloqueo y de la resistencia la garantía de su éxito.

Para unos, los excluidos, el futuro ha dejado de ser una categoría que organiza expectativas individuales o colectivas; los otros temen, seguramente con razón, que cualquier reforma afectará derechos que asumen adquiridos. Desde sus inicios, el kirchnerismo fundó su política sobre la melancolía. Hoy, cuando busca obtener su carta de ciudadanía en la tradición nacional popular, cuando quiere emanciparse del peronismo y constituirse en un movimiento autónomo que garantice una larga hegemonía, lo hace, no, como aquel, conmemorando una movilización popular, sino celebrando el aniversario de una muerte. Dime qué conmemoras y te diré quién eres.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Barcelona have 14 points after 10 rounds - the worst start in La Liga in 33 years
The same goal Monday in the Euro 1960 final: did not see the ball fly into the net, and says that he had no right not to score
Monday's last name appeared by accident - because of a drunk person. He entered the day of the week in the documents
Messi is the only one in the top 5 European leagues not to score after 10 + shots in a championship game this season
Lampard on 3-1 with Leeds: I'm absolutely thrilled. On another day we could have scored 5-6
Koeman on 1:2 with Cadiz: the Mood was not too good. Lost because of an error
Mbappe scored his 100th goal for PSG and shares 4th place in the club's goalscoring list